¿Qué ocurre con la vivienda familiar tras un divorcio?

Se entiende por vivienda familiar de una unidad familiar aquella donde la familia ha establecido su residencia habitual, es decir donde una pareja o un matrimonio desarrolla de una manera estable su vida cotidiana, donde ha convivido y fijado su domicilio con una expectativa de permanencia en el tiempo. 

Esta vivienda familiar es la que en caso de divorcio de la pareja entra muchas veces en conflicto, por el hecho de saber a qué parte de la pareja le corresponde su uso y disfrute, ya que la propiedad no presenta ningún tipo duda, puesto que es indiscutible. Para resolver esta cuestión lo primero que hay que tener en cuenta es si la pareja tiene o no hijos menores de edad. 

  • En el caso de que haya hijos menores de edad, la atribución del uso y disfrute de la vivienda dependerá del tipo de custodia de los hijos:

a) Si la custodia es ejercida por uno de los padres, de manera individual y exclusiva, mientras que el otro tiene el derecho de visitas. En este caso el artículo 96.1 del Código Civil es claro al establecer “en defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda unifamiliar y de los objetos de uso diario que haya en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía se queden”, es decir quien tiene derecho al uso de la vivienda son los hijos, pues el eje central en todo divorcio es la protección de los derechos de los menores y las demás cuestiones girarán en torno a este derecho, y los hijos tienen derecho a tener cubierta la necesidad de un hogar donde vivir.  

b) Si la custodia es compartida. En este caso los hijos permanecerán con cada uno de los progenitores por periodos alternos de convivencia. Este tipo de custodia cada vez es más frecuente, pero el artículo 96 del Código Civil no establece nada al respecto, por lo que en caso de que los padres no logren alcanzar un acuerdo, será el juez quien tendrá que resolver al respecto, teniendo en cuenta siempre el interés de los menores. 

  • Si los hijos son mayores de edad. En este caso no hay una atribución automática del uso 

y disfrute de la vivienda a uno de los cónyuges, a excepción que los hijos no sean independientes económicamente y convivan con sus padres, en este caso sí podría el juez atribuir la vivienda a una u otra parte.

  • No existen hijos en común. En este caso corresponderá el uso y disfrute de la vivienda al titular de la misma, a excepción que el juez considere que el cónyuge no titular tiene una mayor necesidad de protección, por enfermedad, incapacidad para trabajar… pudiendo atribuir al mismo su uso, aunque se trate de una pareja, un matrimonio en régimen de gananciales o separación de bienes. 

La Sala Primera del Tribunal Supremo en una Sentencia que sienta jurisprudencia confirmó con fecha 26 de noviembre de 2018 un Fallo de la Audiencia de Valladolid, que establece que el padre o la madre que tras un divorcio se queda a vivir con sus hijos en una vivienda familiar, adquirida en régimen de gananciales durante el matrimonio, e introduce a su nueva pareja a convivir con ellos en ese mismo domicilio, de una manera estable, pierde el derecho a seguir disponiendo del uso y disfrute de la vivienda, conminando a las partes a la disolución definitiva de la sociedad de gananciales.   

Otro de los grandes temas que surgen tras un divorcio es quién tiene la obligación de pagar los gastos de la vivienda, especialmente cuando su uso se ha adjudicado a uno de los cónyuges. En este caso y con el fin de evitar malas interpretaciones, lo aconsejable es llegar a un pacto de mutuo acuerdo y reflejarlo en el convenio regulador del divorcio, tal y como aconsejan los abogados. En este sentido, si vosotros queréis curaros en salud, nosotros os recomendamos que contactéis con Trámites fáciles Santander abogados y asesores, un despacho de abogados de Santander especializados en derecho civil, penal, mercantil, administrativo, laboral y del deporte, además de contar con un asesoramiento integral en temas fiscales, contables, laborales, etc.   

¿Qué se entiende por gastos derivados del uso normal de una vivienda?

Por lo tanto, se entiende que los gastos derivados del uso normal de una vivienda deberán ser sufragados por aquel cónyuge que tenga su uso y disfrute. Dentro de este apartado podemos incluir los gastos normales de suministros como agua, luz, gas natural, calefacción, teléfono, internet, seguro de vivienda… y también pequeñas reparaciones derivadas del desgaste natural por el uso y el transcurso del tiempo.  

Volvamos a la actividad, con precaución

Llega un momento en la vida en el que tienes que plantearte ciertas cosas y yo creo que ahora mismo hemos llegado a un punto en el que toda la sociedad tiene que plantearse la posibilidad de convivir con el virus de las narices que nos está destrozando el 2020 o confinarse definitivamente en casa hasta que encuentren la vacuna y empiecen a suministrarla dentro de un año, o dos. Yo creo que, como en todo, en el equilibrio está la respuesta correcta.

Esa frase es aplicable a mi opinión sobre casi todos los temas que podemos tratar en este mundo, y digo casi todos porque siempre hay alguno con el que no cabe posibilidad de tolerancia y en ese caso no hay grises, así de simple. Hablo, por supuesto, de temas como la violencia de género, la homofobia, xenofobia y otras cosas con las que no hay que tener “comprensión” porque, simplemente, no son comprensibles. No es comprensible que alguien pegue a su mujer, o la maltrate verbalmente, del mismo modo en el que no es comprensible que alguien sea discriminado, maltratado, vejado e incluso asesinado por razón de su género, procedencia u orientación sexual (entre otras cosas). Pero la realidad es que, en el resto de situaciones, casi siempre se puede comprender la posición de cada uno, basta con ponerse en la piel de esa persona aunque haya muchos que no sepan qué es la empatía.

Debido a ello es que yo sea de las que piensa que, de forma generalizada, siempre se puede encontrar un gris entre el negro y el blanco en casi todo, es decir, un equilibrio, como en la fuerza de “Star Wars” y los Jedi.

Ahora mismo pensar en confinar a todo el país de nuevo no es posible, más que nada porque la economía se hundiría de tal manera que costaría décadas volver a recomponer el país, pero tampoco podemos hacer como si no pasara nada y saltarnos a la torera todas las recomendaciones de sanidad.

Personalmente he pasado muchos meses en los que mi ocio y mi actividad al aire libre se había reducido drásticamente. Después del confinamiento, cuando entramos en las fases de desescalada, yo prefería seguir confinada en casa con mi familia. De hecho, hasta la fase 3 no empezamos a salir más a menudo a la calle y a tomar el aire.

Después pasé varios meses en los que paseábamos e íbamos a zonas poco transitadas para cruzarnos con la menor gente posible, y por supuesto, no nos sentamos en terrazas ni entramos a restaurantes.

Ahora me he dado cuenta de que las cosas no van a cambiar en un plazo de tiempo corto. Probablemente, aunque tengan la vacuna preparada para empezar a suministrarla a todo el mundo a mediados de 2021, la realidad es que no van a tener producción suficiente como para vacunar a toda la sociedad en un mes, o dos, así que hablamos ya de entrar en el 2022 y, con suerte, conseguir esa vacuna de forma generalizada. Eso implica que a lo que ya llevamos, hay que añadirle muchos meses más, y ni yo ni mi familia estamos capacitados, mentalmente, para seguir encerrados en casa a sol y a sombra.

Por eso creo que hay que buscar un equilibrio en el que el riesgo sea el menor posible pero donde todos empecemos a aceptar ese riesgo, así que nos hemos propuesto seguir nuestra rutina de paseos por áreas poco concurridas, evitar centros comerciales e ir a comprar al supermercado una vez a la semana, como mucho, pero al mismo tiempo vamos a abrir la veda a otras cosas como quedar con amistades en zonas al aire libre e incluso ir a cenar con algunas de ellas a su casa, o que vengan a la nuestra. También queremos ver la posibilidad de hacer algo de turismo, ya sea en el puente del pilar o en el puente de la constitución, pero antes de que acabe el año, y por supuesto cruzar los dedos para que nadie se contagie.

No podemos vivir encerrados en una burbuja, básicamente porque eso no es vida, así que debemos asumir los riesgos que hacer ciertas actividades conlleva, pero siempre intentando ser precavidos y siguiendo los consejos de sanidad como llevar la mascarila, intentar mantener la distancia de seguridad con otras personas que no forman parte del núcleo familiar y cosas similares.

Ahora bien, ¿dónde podemos ir de vacaciones sin acabar en un área con demasiado confluencia de personas? Pues como muchos otros ya han pensado, nosotros vamos a optar por casas rurales.

Opciones a la vista

Podríamos ir prácticamente a cualquier punto del mapa ya que, en España, se puede encontrar alojamiento rural en casi todas las localidades, por eso hemos ido dando pros y contras de diferentes destinos y nos hemos decantado por tres, dependiendo de si al final nos vamos ya en diciembre o si lo hacemos antes de que haga demasiado frío.

Cortijo El Sapillo: una casa rural ubicada en Albacete, en el término municipal de Nerpio. Se trata de una finca preciosa que se encuentra en un entorno rural perfecto para hacer deportes de montaña y ese es el  motivo por el que es una de nuestras principales opciones. Si nos vamos a hacer esa pequeña escapada antes de que el frío empiece a hacer mella, la idea es poder disfrutar de esta época del año en la que no hace mucho calor tampoco, para poder practicar senderismo y otras actividades similares.

En esta casa rural, de hecho, ya proponen en su web ciertas actividades como espeleología, senderismo, tirolina, rutas en 4×4, paseos en bicicleta y pesca deportiva.

Cueva del bosque: otra opción a tener en cuenta si decidimos irnos antes del temido frío invernal pues se encuentra ubicada en la localidad de Cabrales, Asturias, y sería una localización perfecta para hacer este tipo de actividades en el norte de España. Obviamente podríamos practicar senderismo, subir con el funicular de Bulnes a ver los paisajes de la zona, visitar la cueva del Quesu y otras actividades de aventura porque en esta zona hay muchísimas cosas que poder hacer.

Camping Boneta: por regla general no pondría en esta lista un camping puesto que las instalaciones son compartidas y ahora mismo prefiero evitar todo este tipo de sitios, sin embargo, el Camping Boneta en Barruera tiene alojamientos tipo cabañas y bungalows familiares y las instalaciones no serían muy frecuentadas pos nuestra familia pues hablamos, básicamente, de un bar y poco más. Muchos os preguntaréis entonces ¿qué atractivo puede tener ese camping? Y la respuesta es sencilla, el entorno. Hablamos de casitas de madera ubicadas en la Vall de Boí, en el pirineo catalán. Si optamos por este alojamiento es porque al final se nos ha ido la fecha y hacemos la escapada con el frío bien entrado pues ya que vamos tan al norte lo ideal sería poder disfrutar de la nieve y esquiar en familia.

Todo está aún en el aire pues dependemos un poco de cómo evolucione la pandemia y de lo que sea viable hacer o no, pero cualquiera de estos tres alojamientos nos parecerían perfectos para lo que tenemos pensado como escapada familiar.

Ahora bien, con vistas de guardar ese equilibrio del que hablaba en un principio, tenemos que ser precavidos pues la situación actual en Madrid es caótica y hay otras ciudades en las que el virus también está causando estragos. Nosotros, en la Comunidad Valenciana, por ahora nos libramos, así como los lugares donde hemos elegido alojamientos. Asturias, junto a la Comunidad Valenciana, tiene la incidencia más baja actualmente (aunque todo puede cambiar de la noche a la mañana). El pirineo catalán, a pesar de que en Barcelona los números también sean altos, está prácticamente libre de Covid19 y en Nerpio, aunque hay incidencia, no es nada comparado con otras ciudades.

Al final, si de cara al frío el virus se hace más fuerte como algunos expertos piensan, lo más normal es que la cosa se complique haya que pensarse mucho eso de salir de viaje, pero yo he prometido a mi familia que si la cosa no se descontrola nos iremos, porque nos lo merecemos y porque no podemos estar encerrados hasta 2022. De hecho, a partir de ahora, esa será nuestra tónica de vida: mientras el puñetero virus lo permita haremos vida normal, con precauciones por supuesto, pero vida normal. Y es que si seguimos así, vamos a acabar con problemas de salud de muchos tipos, desde la falta de la vitamina D por falta de sol, hasta problemas de sedentarismo por falta de actividad y, por supuesto, problemas psicológicos por la falta de sociabilidad con otras personas y en entornos diferentes.

La mente humana, vital para nuestra buena salud

La mente humana es una parte importante de nuestra salud. No nos paramos a pensar cómo actúa la mente humana y los datos que podemos sufrir, pero es un órgano que si está enfermo puede hacernos pasar por muchos problemas.

En las últimas décadas hemos podido ver como una mejor investigación y un mayor estrés que vivimos en nuestra vida diaria ha hecho que cada vez más personas se preocupen por cuidar de su salud mental.  Esto puede suceder en muchos tipos de comportamientos, como por ejemplo los remordimientos de conciencia.

El remordimiento de conciencia, tan humano como peligroso

A veces los remordimientos pueden tener efectos altamente nocivos y terminar en depresiones importantes en las personas. Contar con ese tipo de remordimiento es algo que nos puede definir como seres humanos que tienen la capacidad de mejorar en algún aspecto de la vida. El caso es que, si permanece durante un periodo de tiempo prolongado en nuestra mente y daña al estado de ánimo, las consecuencias son impredecibles.

Esto podemos ver en casos como cuando las mujeres mayores que no terminan de salir de la depresión después de que su marido haya fallecido. Tiene lógica que después de este tipo de situación uno se sienta vacío o con una pena complicada de superar, pero no deberían existir sentimientos en los que la mujer sienta que no cuidó tanto como debía a su pareja.

Aunque parezca una exageración, lo cierto es que ocurre bastante. Eliminar esto, sabiendo lo complicado que es que una persona mayor cambie de idea, es hartamente complicado.

La solución a estas situaciones es complicada, pues todo lo relacionado con nuestra mente es delicado, más que con otras partes del cuerpo. La cabeza es al final la que manda sobre todo y tenerla en buena salud es fundamental para sentirnos bien y sentirnos felices o bien con nosotros mismos. Lo que si recomendamos es optar por ayuda profesional, pues como nos comentan desde www.psicologozaragoza.net, los pacientes que llegan, terminan agradeciendo los beneficios de afrontar los problemas y ponerles remedio.

Internet y las nuevas tecnologías

En este sector de la salud, Internet ha servido para acercarnos a muchos profesionales e incluso descubrir otros aspectos que suelen trabajarse mucho como el coaching o el mindfulness, pues benefician a los pacientes y se puede sacar provecho de ello también a distancia.

¿Qué es el mindfulness?

Tiene gran importancia si la persona busca una gran concentración y atención. Son estos unos conceptos de gran utilidad para los que tienen dificultades y problemáticas para estar concentrados en el ámbito laboral, la lectura o al estudiar.

¿Qué es el coaching?

Una de las palabras más usadas en los últimos tiempos. Consiste en ayudar a las personas para que puedan afrontar todos los proyectos en los que se embarquen en su vida diaria. Si se acude a un buen coach, la persona estará más cerca de lograr su objetivo. Interactuar con el resto de personas del entorno y potenciar las habilidades a nivel comunicativo también mejoran de forma importante.

Recuerda, ir al psicólogo cuando se necesita es necesario

Existe todavía gente que le avergüenza ir al psicólogo, aunque no debería darle a nadie. Es algo que dice mucho de la persona, pues hay que ser noble y valiente para tomar esta decisión. Denota que hay ganas de mejorar y superar una decisión difícil, por lo que si estás pensando que debieras acudir a un profesional para ponerte en sus manos, desde aquí te felicitamos.

Si conoces a familiares o amigos que necesitarían ayuda psicológica y se resisten a ello, no debes forzarles, pero si recomendarles, siempre de la mejor de las formas, que contar como se siente uno y sus problemas a un profesional especializado es una buena manera de comenzar a ver la luz al final del túnel.

Somos conscientes de que no es sencillo, especialmente en la gente mayor, que siguen viendo este tipo de problemas como algo de “locos” o “trastornados”. El caso es que nadie está a salvo de tener ciertos momentos bajos o problemáticos.

La única forma en la que no se arreglan este tipo de problemas es minimizándolos, pues se resta capacidad de respuesta y cuánto más tiempo pasa, más complicado es luego superar nuestros problemas en ese sentido.

Deseamos que este artículo sirva para que todos estemos atentos a cómo nos sentimos y como sienten los de nuestro alrededor, pues la vida no es un camino de rosas y debemos buscar apoyo cuando lo necesitemos para solventar la situación en la que nos encontremos.

Un fin de semana de relax en Salamanca

Cuando alguien habla de relax, parece que solo se imagina una semana en la playa. O 15 días yéndose a un viaje de placer al Caribe, de esos de pulsera en la muñeca y todo incluido. Pues es un error. Muchas veces los mejores viajes de placer y de relax los tenemos bien cerca. En mi caso, a menos de 150 kilómetros. En concreto en Salamanca  y sus alrededores. Hoy queremos proponeros un fin de semana relajante en la que llaman la ciudad de los estudiantes. ¿la conoces?

Tiene una población de 144 436 habitantes empadronados. Aunque es cierto que son muchos más ya que son muchos los estudiantes que allí residen. Su área funcional estable alcanza los 203 999 ciudadanos, lo que la convierte en la tercera más poblada de la comunidad, tras la de Valladolid y la de León.

Qué visitar en Salamanca

No puedes dejar de ver la Plaza Mayor. Es de estilo barroco, diseñada por los arquitectos Alberto y Nicolás Churriguera, es el más importante de los espacios públicos y corazón de la ciudad. Además, Salamanca tiene dos catedrales, la vieja, del siglo XII y de estilo románico, y la nueva, mucho más grande, iniciada en el siglo XVI en estilo gótico y concluida en el siglo XVIII. El lugar donde se juntan ambas es conocido como Patio Chico y es uno de los rincones con más encanto de la ciudad.

Comer en Salamanca

Y lo mejor de todo es que todo esto lo puedes acompañar de una excelente gastronomía. Salamanca tiene una gran variedad de alimentos y de platos. Además, si te vas de cañas y de vinos te vas a encontrar con un montón de bares que te ponen tapa gratis. Y si no es gratis, lo que serán son raciones de las grandes. Eso sí, no te puedes ir de Salamanca sin comer un hornazo. Se trata de una empanada rellena. Dependiendo de la localidad, el relleno puede variar, pero en Salamanca se centra en productos cárnicos. De esta manera, el relleno del Hornazo Salmantino está compuesto por lomo, jamón y chorizo, pudiendo llevar también huevo duro.

Y ahora que conoces más sobre esta ciudad, te contamos un plan que puedes realizar para relajarte durante el fin de semana. Es tan fácil como visitar la Casa Imperial Salamanca. Se trata de un espacio con un diseño exquisito, donde la comodidad, sofisticación y elegancia de sus estancias la hacen única y diferente, en un entorno de lujo, de paz y tranquilidad. Todo ello se encuentra emplazado en el municipio de Cabrerizos, a escasos cinco kilómetros de la capital.

El lugar perfecto para desconectar de todo. Cabrerizos está situado a orillas del río Tormes, al lado de Salamanca. Linda por el sur con Santa Marta de Tormes, Pelabravo y Calvarrasa de Abajo, por el este con Aldealengua, por el norte con Moriscos, Castellanos de Moriscos y Villares de la Reina y por el oeste con Salamanca.   Está situado a cierta altura porque años atrás cuando había inundaciones todo lo que estaba alrededor del río se cubría con agua y producía destrozos. por eso al estar en altura el agua no llegaba al pueblo en esos momentos de inundación.

Tienes que prepárate porque vas a ver lugares preciosos. Por algo es que los últimos 15 años la población ha aumentado en más de un 100% su población, siendo el quinto municipio de la provincia que más ha crecido en esos años. Esto se debe, especialmente, a su cercanía a la capital provincial, lo que provoca que sea lugar de alojamiento de trabajadores y turistas de Salamanca. Ahora bien, no te preocupes por los agobios, porque aquí vas a poder poner el botón de OFF.

En mi caso elegí la habitación Rubi. Una suite de lujo ideal para soñar y con grandes vistas hacia la naturaleza. Está completamente equipada y cuenta con recibidor, baño independiente, bañera de hidromasaje, sala de estar y un gran vestidor. La verdad es que lo recuerdo como una de las mejores escapadas rurales que hemos hecho con mi pareja.

Pero si recomendamos este lugar es porque además de relajarte con el paisaje es que puedes realizarte tratamientos de belleza y de relajación. Aquí te ofrece tratamientos personalizados, para que consigas mejorar tu belleza exterior e interior. Y es que si no estamos sanos por dentro, raramente lo podemos estar por fuera.

Ahora ya conoces un truco para desconectar de todo durante los fines de semana. Es solo cuestión de mirar el calendario y encontrar ese hueco perfecto para el finde de relax.

El aceite de oliva, un producto que genera cada vez más interés en nuestro país

Son muchos los productos que hacen que nuestro país sea una joya gastronómica sin que haya lugar a ninguna duda. Si por algo destaca España es por la tremenda variedad de nuestros productos alimentarios, algo que hace a nuestra tierra tan especial y que es una cuestión por la cual tenemos una fama tremenda en muchas zonas de este mundo. Desde luego, una parte de los turistas que recibimos a lo largo de todo el año eligen visitar España como consecuencia de la enorme fama de los productos de nuestra Tierra. Y es que no es para menos.

Intentemos hacer un recuento de todos esos productos a los que nos referimos. El jamón es uno de los que más llama la atención, pero no nos podemos olvidar de otros como lo son el queso, el vino, las migas (sobre todo en la zona de La Mancha) y, en especial, una de nuestras grandes señas de identidad gastronómica: el aceite de oliva. Y es este el producto al que nos vamos a referir a lo largo de todo este artículo. Desde luego, bien merecido tiene el aceite de oliva que se hable… y muy bien de él.

Las cifras ponen de manifiesto que el aceite de oliva es uno de los productos estrella de nuestra gastronomía. Una noticia que fue publicada en el portal web Qcom indicaba que España es el primer productor de aceite de oliva en todo el mundo. La superficie total de cultivo en nuestro país es de 2’5 millones de hectáreas, algo que hace que nuestro país también sea el máximo exportador de todo el globo terráqueo en este sentido. Y esto genera un beneficio económico para nuestro país que no es nada desdeñable y que hay que tratar de perpetuar con el paso de los años.

Si vemos los datos relativos a la producción de aceite de oliva en los últimos años en España, veremos cómo nuestro país mantiene esa tendencia potente en lo que a producción de este producto se refiere. El portal web Statista nos informaba, a través de una de sus gráficas, de la producción de aceite de oliva en España. En el periodo 2018/2019, España produjo un total de 1.785.000 toneladas, la cifra más alta de la última década. Desde 2015 a 2018 osciló entre las 1.200.000 y las 1.400.000 toneladas, cifras que ya por entonces nos mantenían líderes en el sector.

El aceite de oliva ha sido, de toda la vida, uno de los productos que definen muy bien nuestra gastronomía y uno de los que más sensación causa entre aquellas personas que acuden hasta nuestra tierra. Los profesionales de Óleo Ángeles, especialistas en un producto como este, nos han comentado que cada vez es mayor el número de personas que han mostrado interés no solo ya en comprarlo, sino también en conocer el proceso por el que se elabora. Esa, desde luego, es una de las cuestiones que pone más en evidencia la enorme fama y prestigio del aceite de oliva español.

Un producto con mucho futuro

Lo mejor de todo lo que venimos comentado acerca del aceite de oliva es que este producto tiene un gran futuro. Y es que se trata de un producto de índole básica para todas las familias, para las más pudientes y para las más pobres. Hay que aprovechar que los españoles somos especialistas en lo que tiene que ver con este producto. De eso depende una gran cantidad de personas a nivel económico en el interior de nuestras fronteras.

Son muchas las empresas que están trabajando duro en pos de extender el dominio y la hegemonía del aceite de oliva a nivel gastronómico. Es evidente que va a seguir siendo necesario que este producto forme parte de la cesta de la compra básica de todas y cada una de las familias que pueblan nuestra Tierra. Desde luego, para mantener una alimentación equilibrada, el aceite de oliva es un producto básico que no puede faltar en ninguna despensa. No cabe la menor duda de que esa sería la mejor alternativa para conseguir que todo el mundo tuviera acceso a esa posibilidad.

Estamos convencidos de que la fuerza del aceite de oliva en nuestro país va a seguir siendo grande de cara a los próximos años. Es evidente que las características de muchas de nuestras zonas son las que hacen posible que este producto siga siendo (y vaya a seguir siéndolo) una de las grandes apuestas alimenticias en nuestro país. No cabe la menor duda de que hay que mantener la fuerza de este sector para hacer que la economía española goce de una buena salud. Y es que, teniendo en cuenta la cantidad de aceite de oliva que exportamos, es algo que nos conviene.

Los disfraces, una tendencia para Halloween a pesar del coronavirus

Estamos en una situación en la que todo nos parece extraño y en la que nos hemos tenido que adaptar a todo lo nuevo que nos ha deparado el coronavirus. Hemos pasado un verano atípico y que, desde luego, no ha sido ni de lejos como todos los demás. Hemos estado sometidos a demasiadas restricciones y, como consecuencia, todas y cada una de nuestras actividades de ocio se han visto limitadas de alguna manera. Nadie se ha quedado al margen de esto. Y es que el virus no ha hecho ningún tipo de distinciones entre las personas. 

Ahora, entramos en una época en la que también muchas cosas nos van a resultar atípicas. El otoño es la época del año en la que más puentes hay. Este año, sin ir más lejos, tenemos el del Pilar, que se unirá al de Todos Los Santos, al de la Almudena en Madrid o al de la Constitución. Son muchas personas las que tendrán que someterse a las limitaciones que fijen las autoridades sanitarias con el fin de controlar la expansión del virus. Pero lo que está claro es que el otoño es la época del año de Halloween, una festividad cada vez más popular en España. 

Disfrutar de Halloween es una de las cuestiones que también parece que va a ser más difícil de cara a este verano. No tiene pinta de que la situación mejore de cara al 31 de octubre, por lo que tendremos que pasar una noche terrorífica que también resultará extraña. Aún así, mantener la tradición es una de las cuestiones que ni siquiera tenemos que poner en duda: hay que apostar por mantenerla, aunque sea desde casa. Continuar disfrazándonos es algo que es vital para mantener la normalidad en la medida de lo que podamos. 

Una noticia que fue publicada en la página web del diario La Información indicaba cómo son los disfraces más habituales en lo que tiene que ver con una festividad como lo es Halloween. Lo que se apunta es que es muy habitual, por ejemplo, el disfraz de vampiro, especialmente entre los hombres. La verdad es que es uno de los más tradicionales y no cabe la menor duda de que, por muchos años que pasen, van a seguir manteniéndose las ventas de este tipo de disfraces. Y es que pocas cosas hay que den más miedo que estas. 

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web Muy Interesante, hablaba acerca de la psicología que hay detrás del uso de disfraces de corte tétrico para Halloween. Lo que apunta al artículo es que la gente suele sentirse mucho más segura cuando se disfraza de esta manera. y lo cierto es que es algo que se repite en hombres, mujeres, niños más pequeños, más mayores… y todo tipo de personas en general. Este es uno de los secretos mejor guardados que explican por qué Halloween ha sido capaz de llamar tanto la atención entre todo tipo de personas no solo en España, sino en todo el mundo.

Una de las preguntas del momento será, a buen seguro, cómo vamos a celebrar la próxima festividad de Halloween. Es evidente que las circunstancias en las que nos movemos hacen imposible que vaya a ser una celebración como la de todos los años, pero de lo que estamos seguros es que las ganas de disfrazarse y de celebrar de alguna manera la llegada de la noche del 31 de octubre no van a faltar. Es lo que indican desde Disfrazarte Shop. Sus profesionales nos han dicho hace apenas unos días que son muchas las personas que se han interesado por alguna prenda en concreto últimamente.

Una buena manera de mantener alta la moral

Está claro que tenemos que conservar alta la moral de alguna manera. Son momentos en los que no nos podemos hundir, en los que hay que resistir de la mejor manera posible. Y celebrar Halloween, aunque sea de un modo un tanto especial, es una de las posibilidades que tenemos para ello. No nos queda la menor duda de que, por ejemplo, para los niños esta va a ser una idea fantástica para no debilitarse psicológicamente, algo muy fácil teniendo en cuenta el entorno en el que nos movemos ahora.

Ni que decir tiene que la responsabilidad y el mantenimiento de todas las medidas de seguridad es algo de obligado cumplimiento de cara a este Halloween tan extraño. Pero eso no nos impide que nos disfracemos. Mantener el espíritu terrorífico para Halloween es algo en lo que seguro que muchas de las personas que estáis leyendo estas líneas estáis pensando y estamos convencidos de que, con un disfraz, conseguiréis combatir todos esos malos pensamientos que os vienen rodeando en lo que llevamos de 2020. 

Ahorra en energía con estos sencillos trucos

Ahorrar en las facturas energéticas puede ser más fácil de lo que parece. Se pueden evitar muchos kilovatios (y también dinero) siguiendo una serie de consejos que te vamos a explicar en este artículo. 

1. Ten cuidado con el consumo fantasma 

El stand by o también denominado consumo fantasma se produce cuando los aparatos electrónicos están apagados pero siguen enchufados a la corriente, por lo que siguen consumiendo energía. Vamos, el famoso piloto rojo de la televisión es un ejemplo claro de consumo fantasma o un cargador de móvil que está enchufado pero sin ningún aparato cargándose. 

Según el diario económico Expansión, el gasto anual en consumo fantasma en una vivienda se encuentra entre 32 y 58 euros. El artículo en el que dan cifras y consejos sobre el stand by puedes leerlo haciendo click aquí. 

Este consumo se puede evitar desenchufando los aparatos cuando no los utilices, pero si no quieres tener que estar enchufando y desenchufado los cables constantemente la mejor manera de evitar el stand by es a través de regletas con interruptor. Cuando quieras hacer uso de los aparatos se encienden a través del botón y se apaga una vez se termine.

2. Aísla al máximo tu hogar 

Aislando al máximo tu hogar evitarás que se escape el calor cuando enciendas la calefacción. Y el aislante no solo debe estar en las paredes, también en las ventanas o puertas.

“Con un buen aislamiento térmico en las ventanas se consigue reducir al máximo el consumo energético. Existen diferentes clasificaciones en función del nivel de aislamiento y la época del año. En invierno hay ocho niveles de eficiencia siendo el color azul para las más eficientes y el rojo para las menos. Mientras que en verano hay cuatro niveles, en este caso otorgados por estrellas. Cuatro estrellas para las ventanas más eficientes y una para las menos”, explican desde Replus, empresa experta en ventanas. 

3. Apuesta por las bombillas LED

El uso de bombillas LED frente a las tradicionales permite ahorrar en las facturas de la luz. Aunque sean más caras, son una inversión a largo plazo, ya que consumen un 80% menos que las normales. 

Respecto al dinero que supone el cambio, se estima que con la sustitución de 10 bombillas tradicionales por LED, se estarían ahorrando 13 euros mensuales. Por supuesto, a más bombillas mayor ahorro. 

Además tienen mayor vida útil, se estima que duran unos 9 años, mientras que las tradicionales solo 1 año y medio a lo sumo. Vamos, aunque la inversión inicial sea mayor realmente merece la pena. 

4. Analiza tus facturas de la luz

Esto es muy importante, normalmente se opta por contratar la tarifa de la luz a las principales compañías del mercado. ¿Pero sabías que en España existen más de 400 comercializadoras de luz? Y sí, las más conocidas son las más caras. Así que podrías estudiar si estás pagando de más por la luz. En Internet existen comparadores de luz en los que incluyes tu consumo habitual y tu potencia y te dicen la tarifa más barata para ti. 

También deberías descubrir si tienes más potencia de la que necesitas, ya que si es así y bajas la potencia podrías reducir bastante tu gasto en electricidad. 

Pero si no sabes de luz ni de electricidad no pasa nada, al igual que hay asesores legales existen los asesores energéticos que estudiarán tus facturas de la luz y te aconsejarán. 

5. Apuesta por los electrodomésticos eficientes 

Los electrodomésticos son una parte importante del gasto eléctrico, concretamente suponen el 55% del consumo eléctrico, especialmente el frigorífico y la lavadora. Si optas por electrodomésticos eficientes estos consumen menos que los que no lo son, por lo que a largo plazo estarás ahorrando bastante dinero en electricidad. Para saber si un electrodoméstico es eficiente deberás fijarte en las etiquetas energéticas que por ley es obligatorio que tengan. 

6. Llena la lavadora 

La lavadora se encuentra entre los electrodomésticos con mayor consumo energético, por lo que hay que utilizarla eficientemente. Es recomendable llenar lo máximo posible la lavadora cada vez que se enciende. Además, si quieres ahorrar todavía más con las coladas puedes optar por lavar con agua fría. Antes se decía que si no lavas con agua caliente la ropa puede quedar sucia, pero es más un mito que una realidad. Y con este sencillo truco estarás evitando gran cantidad de energía. 

Si no conocías alguno de estos sencillos trucos para ahorrar en energía te recomendamos que los apliques y verás cómo descienden tus facturas de la luz. 

Colores de brackets

A la hora de elegir el tono Ideal de los brackets debemos saber que es la primera línea correctora cuando queremos perfeccionar nuestra sonrisa. Pese a que todavía no cuentes con los dientes perfectos que están buscando, no hay motivo para no tener confianza en la sonrisa cuando llevemos brackets.

Recuerda que ahora las bandas elásticas, como nos recuerdan los especialistas de la Clínica ZM , especialistas en implantes dentales en Toledo y ortodoncia, podemos encontrarlas en distintos colores para que cada cual cuente con el que más le guste. Tanto si deseas complementar el tono de piel como si buscas una apariencia más atrevida, deberás echar mano a estos colores de los brackets para sentirte más seguro con ellos hasta que llegue el ansiado momento en que te los quites.

Vamos a darte unos consejos para elegir la tonalidad ideal:

Colores de brackets y tu tono de piel

Se pueden seleccionar los colores de brackets que mejor puedan combinar con nuestro propio tono de piel. Si el color de la piel que tienes es ocuras o de color aceitunado, lo mejor es elegir los tonos más brillantes, tales como el violeta, turquesa u otro. En el caso de que tu piel sea clara, los colores fríos son los que mejor se verán, como el lila, plateado o rosa. Seleccionar los colores dependiendo del tono de la piel ayuda a que los veamos siempre mejor y que peguen con lo que llevemos puesto. Será más probable que elijamos la ropa de colores que lleguen a realzar de forma natural la piel.

Brackets y corrección del color de los dientes

No olvides que los brackets contrastarán con los elásticos y los dientes, lo que hará que se puedan utilizar las bandas para la corrección del color.

Si lo que te preocupa es que los dientes parezcan más amarillentos o manchados, lo mejor es optar por los colores de mayor oscuridad, pues se van a ver más blancos.

Te aconsejamos que evites las bandas amarillas o naranjas, puesto que no contrastan tanto y hacen que tus dientes puedan verse amarillos. Pese a que el blanco pueda parecer una magnífica idea, los dientes se pueden ver opacados debido al contraste y las bandas de color blanco pueden llegar a mancharse con el paso del tiempo, por lo que va a ser mejor optar por otro color.

En el caso de que quieras contar con otro color que tenga menor notoriedad, lo mejor es optar por los elásticos transparentes. Por todo ello lo mejor es evitar colores como los marrones, verdes o negros, ya que se pueden llegar a confundir con trozos de comida que se puedan quedar en los dientes.

Atrévete con colores de brackets

Se pueden elegir los colores de brackets según el estado de ánimo, fiesta, etc. Es posible cambiarlas cada mes o seis semanas. Vamos con algunas ideas de lo más simpáticas:

Los colores de tu escuela

El verde y rojo para la época navideña

Naranja y negro para la festividad de Halloween

Los colores de tu equipo favorito

Puedes también preguntar por las bandas que lo que hacen es brillar en la oscuridad, las cuales son transparentes en el día, pero que pasan a brollar de color verde fosforito durante la noche.

Brackets y cuidados adecuados

Con independencia del color por el que nos inclinemos, siempre hay que asegurarse de que nuestros dientes, y brackets, estén realmente limpios y les dediquemos los cuidados que necesitan. No olvides que tu ortodoncista va a darte consejos para poder mantenerlos limpios e intactos, evitando alimentos pegajosos, lavándote los dientes un par de veces al día y utilizando el hilo dental.

Cuida de los dientes y verás como también tiene un gran efecto en los elásticos, pues estos también se van a ver beneficiados.  Así verás cómo estarán limpios y los colores estarán vivos hasta que los tengamos que cambiar.

Utilizar brackets no es algo que tenga que interferir con nuestro propio estilo, de hecho, si elegimos bien el color, los brackets pueden llegar a mejorar hasta que llegue ese momento en el cual puedas mostrar tu sonrisa del modo ideal. Solo tienes que elegir con el debido cuidado y así todo el mundo va a poder ver tu sonrisa.

Los brackets hacen una labor magnífica y ahora también podemos ver que además de útiles también pueden ser atractivos y reflejar parte de nuestra personalidad, así que no está de más aprovecharlos y sacar esa creatividad o personalidad que todos tenemos, aunque muchos crean que no la tienen. Desde aquí os animamos a decir adiós a los brackets aburridos y apostar por otros más bonitos.

Cómo elegir psicoterapéuta

Existen muchas ocasiones en las que nos vienen sensaciones como la tristeza o el sufrimiento que es imposible pasar por ellas sin la ayuda especializada necesaria. En terapiapsi nos aseguran que existen datos que dicen que uno de cada cinco españoles tiene patologías mentales, un porcentaje bastante importante.

¿Qué se debe hacer?

El primer paso que debemos tomar es la elección del psicoterapeuta más adecuado, que deberá ser el que acierte con el modelo de tratamiento a tomar.  Creemos que es realmente importante la primera visita.

En la primera visita lo mejor es plantear todas las dudas existentes al especialista. Hay que tener claro lo que podemos esperar de la terapia, lo que puede durar y el precio. Existen muchas mutuas de servicios y seguros médicos de salud que además tienen consultas gratuitas o precios rebajados.

La elección de un psicoterapeuta entre los profesionales acostumbrados a colaborar con la mutua permite que se pueda contactar con ellos a un precio económico. Otra alternativa existente es la ir a los servicios sanitarios de la Seguridad Social. Las sesiones de psicoterapia que las llevan los psicólogos son un servicio que se da más, siempre que sea prescrito por un psiquiatra.

Principales tratamientos

Lo que hace la terapia es eliminar el sufrimiento de los afectados e ir enseñándole las habilidades más necesarias para afrontar los distintos problemas de su vida.

En cuanto se decide ir al psicoterapeuta, hay que preguntarse ¿Cuál es el que más nos conviene? Existen muchas personas que preguntan a amigos o familiares, pero debemos ser conscientes de que, además de las aptitudes con las que cuenten los especialistas, existen distintos modelos psicoterapéuticos.

Cada terapia va a partir de las diferentes teorías existentes sobre los problemas a nivel psicológico.

Actualmente, los tratamientos más importantes son los cognitivos-conductuales, psicoanalíticos, las terapias de carácter humanista y las de carácter sistémico.

Terapia cognitivo-conductual

Su principal objeto es la identificación de los pensamientos distorsionadores para hacer un contraste con la realidad y su sustitución por ideas más adaptables.

Se hace una sesión semanal y el tratamiento dura entre seis y siete meses. Un modelo que se considera como uno de los más directivos, donde el psicoterapeuta es el que marcará las pautas de acción que tendrá que seguir el paciente en cuestión.

Terapia psicoanalítica

Un tratamiento que quiere hacer consciente lo inconsciente. Un modelo poco directivo y donde muchas personas piensan que los beneficios de la terapia terminan llegando después de años de tratamiento.

Los efectos de la terapia se terminan percibiendo en poco tiempo, puesto que se reduce la angustia y otros síntomas que podamos tener mejoran indudablemente.

Terapia sistémica

Este tipo de terapias hay que ser conscientes de que parte de que los problemas a nivel psicológico tienen una clara influencia por la relación que tiene el individuo con las personas importantes de su propio entorno.

Esto hace que se trabaje en un par de planos, el interrelacional y el intrapsíquico. Con ello se quiere convocar a los allegados más importantes como los padres, pareja o amigos.

Lo que no es preciso es que acudan. En el caso de que no se pueda, lo que sucede es que se trabaja simbólicamente con técnicas como la silla vacía, las cual básicamente trata de que el paciente se imagine que está en una silla sentada esa persona con la que mantiene un conflicto para que pase a verbalizarlo.

Las terapias, que son adecuadas para toda clase de problemática, son muy indicadas para muchos problemas, tanto los actuales como los pasados, de familia o de pareja.

Terapia humanista

La psicología humanista apareció en los años 60 del siglo pasado como clara reacción al conductismo y al famoso psicoanálisis, que eran, sin duda alguna dos de los modelos más importantes de la época.

Existen una serie de terapias o técnicas que van a formar parte de este modelo. Una de las que más se conocen en la Gestalt, que es la que tiene como objeto el que se satisfaga una necesidad no resuelta con la identificación de los llamados “autosabotajes” que puede provocar una persona cuando se quiere alejar de un objetivo.

No estamos hablando de la única existente, pues también podemos destacar el análisis de tipo transaccional, el bioenergético, donde se trabaja bastante con el cuerpo, así como la terapia humanista integrativa, que tiene como objetivo que el paciente pueda hacer un duelo terapéutico del conflicto, tal como una ruptura o una relación de tipo obsesivo con el trabajo. Una terapia que puede durar como mucho un año.

La salud de los dientes según la edad

¿Cuándo fuiste por primera vez al dentista? Seguro que te acuerdas, pero lo que seguro que tienes claro es que te hubiera gustado ir antes. Y es que esto de la salud bucodental lo vamos dejando, y al final, nos arrepentimos de no haber ido antes. Y es que ahora mismo, tener una dentadura sana es sinónimo de futuro laboral y social. Muchas enfermedades entran por la boca, y en la mayoría de las veces, cuando queremos tomar medidas, ya es demasiado tarde.

Hoy queremos hacer un repaso de las edades mejores para acudir al dentista. Y es que a la pregunta, ¿a qué edad hay que ir al dentista? No se puede contestar de manera rotunda. Lo importante es ir cuando se comience a tener problemas, pero bien es cierto que siempre hay que hacer una primera vez para evitar sustos posteriores.

Información para embarazadas

Lo de ir al dentista comienza antes de lo que pensamos. No hace falta que el niño vea la luz, vamos aún más lejos. La salud bucodental juega un papel fundamental entre las mujeres embarazadas. Así, es clave llevar a cabo una serie de pautas sobre higiene oral y alimentación saludable, así como la puesta en práctica de técnicas de prevención de patologías orales para el futuro bebé. Y es que un exceso de caries o una mala alimentación puede inferir en la dentadura de nuestro futuro hijo.

Bebés de 0 a 6 meses

Puede sonar fuerte, pero la primera visita al dentista se puede hacer antes de los 6 meses. Es imprescindible para que el pequeño se familiarice con la clínica, el especialista y el entorno. “Nosotros exploramos el estado general de la boca del bebé, previniendo posibles problemas que se pueden producir en la erupción de los primeros dientes. Además, ayudamos y asesoramos a los padres sobre las mejores técnicas de higiene bucodental para bebés”, explican desde la Clínica Dental Galván Lobo en Valladolid.

Bebés de 6 a 12 meses

Cuando los más pequeños de la casa tienen hasta 12 meses, es en esta etapa cuando los primeros dientes de leche empiezan a crecer, por lo que la educación de padres e hijos en base a buenos hábitos de higiene y alimentación es imprescindible. Además, en esta franja de edad el uso de chupete y biberón es todavía frecuente, por lo que hay que estudiar en cada caso los posibles problemas derivados. No es la primera vez que un defecto de la boca procede de un mal masticar de chupete. Además es el momento para intentar que el pequeñajo se desprenda de él.

Niños de 1 a 5 años

Los bebés crecen y se convierten en niños casi sin darnos cuenta. En esta edad ya tienen una dentición temporal completa. Ahora es el momento de los padres, ya que tienen una gran responsabilidad en el futuro estado de salud de la boca de los hijos. De esta manera, cuando los niños acuden a la clínica, los especialistas educan en técnicas de cepillado y de higiene bucodental en general. Además de fomentar un estilo de vida saludable para prevenir caries y demás problemas dentales. No hay que olvidar que debe tenerse en cuenta que las caries en los dientes de leche deben ser tratadas, pues avanzan más rápido que en los dientes definitivos.

Niños de 6-8 años

Llega uno de los momentos más odiados en el colegio, cuando los dientes de leche comienzan a caerse y sustituirse por una dentición definitiva. Son momentos de esperar al ratoncito Pérez si tienes menos edad, y de avergonzarte de esa foto sin dientes. Una imagen que te perseguirá de por edad. Por eso en las clínicas, establecen un protocolo de revisiones, en función del riesgo de caries del niño. Además, con el objetivo de prevenir problemas de espacio y demás complicaciones, se comienza a valorar en cada caso la necesidad de colocar ortodoncia. Y es que estamos ante una edad clave.

Niños de 8 a 12 años

Los niños van camino de ser todo unos adolescentes. Con la dentición definitiva casi al completo, la comunicación con los pequeños de esta edad se hace mucho más fácil. Es el momento de enseñar en la práctica de hábitos de higienes bucodental que minimice el impacto de caries y otros problemas asociados. Si tiene ortodoncia, tendrán que aprender a cuidársela y a mantener una serie de normas.

Y después de los 12 años, ya es el momento de que nuestros hijos se consideren casi aptos para ir solos al dentista. Si el árbol ha crecido de una manera fuerte, no tendremos problemas. Por eso, para evitar que nazca torcido la visita al dentista se puede hacer cuando todavía es un bebé.