Si tienes mala salud bucal puedes sufrir un infarto

Pues no, el titular del artículo no es una exageración. Esto es lo que hay. Si una persona padece una mala salud bucodental tiene muchas posibilidades de padecer un infarto o una enfermedad cardiovascular. El pasado 29 de septiembre se celebró el Día Mundial del Corazón, como suele hacer siempre cada año, el Consejo General de Dentistas recuerda que una mala salud oral aumenta las probabilidades de tener problemas cardiacos.

Los datos dicen que cada año mueren en el mundo 17,9 millones de personas a causa de la enfermedad cardiovascular y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones en 2030 según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Más dramático es todavía que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, con una tasa media de 230,5 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, la enfermedad periodontal, el sedentarismo, una dieta poco saludable, y el tabaco y el alcohol, son los principales factores de riesgo cardiaco. Los dentistas creen que controlándolos se podrían prevenir entre el 80%-90% de las muertes prematuras. Unos números que son tremendos. Si nos llevamos las manos a la cabeza con las cifras del coronavirus, ¿qué podemos decir de esto?

Conexión boca-corazón

Todavía hay muchos negacionistas (ahora que está de moda esta palabra) que no se creen que exista relación entre la boca y el corazón. Pues bien, desde el Consejo de Dentistas explican cómo es la situación. Es tan sencillo como que las bacterias orales afectan a las paredes de los vasos sanguíneos, provocando una respuesta inflamatoria en el organismo. Esto se debe a que se liberan sustancias llamadas mediadores inflamatorios, los cuales pueden dañar la pared de las arterias, facilitando la formación de placa que tapona las arterias y da lugar a una patología cardiovascular, es decir, los famosos y malditos infartos de miocardio. Una enfermedad que no avisa, pero es cierto que da señales.

Los estudios dicen que las personas que tienen enfermedades periodontales padecen el doble de riesgo de fallecer por culpa de un ataque cardiaco. Incluso tienes tres veces más posibilidades de sufrir un derrame cerebral. Los datos que da el CGD es que en España, hay ocho millones de personas que padecen enfermedades periodontales. Algunas como la gingivitis, de los cuales, dos millones acusan la enfermedad de forma grave. Si la infección no es tratada a tiempo, puede extenderse al tejido y al hueso que sostienen los dientes y provocar la pérdida de piezas dentales, aumentando así el riesgo de sufrir algún problema cardiaco.

Nos ponemos en contacto con el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro Reino, quien lo tiene claro: “Las enfermedades orales no solo afectan a las patologías cardiovasculares, también comparten factores de riesgos con enfermedades respiratorias, cáncer o diabetes, entre otras”, afirma. En este sentido, también recuerda que “evitar el consumo de tabaco y alcohol, seguir una dieta sana y equilibrada, baja en azúcar, sal y grasas, y alta en frutas y verduras, reduce las enfermedades bucodentales y contribuye a una buena salud general”.

El tabaco

Los estudios hacen hincapié en que el tabaco es muy peligroso para nuestro corazón. Sin duda, el tabaco es uno de los factores de riesgo cardiovascular, pero también tiene un efecto negativo en la salud de las encías. Según el Colegio de Dentistas de España, “el tabaco es un conocido factor agravante de la enfermedad periodontal, por lo que el fumar conlleva una respuesta peor a los tratamientos, y un mayor riesgo de agravamiento de su evolución normal y de reactivación de la enfermedad”. Moraleja de todo esto: los fumadores tienen otra razón más para abandonarlo.

Recomendaciones

¿Y qué se puede hacer para mantener una salud bucodental en condiciones? Pues está bien claro. La importancia de cepillarse los dientes con pasta dentífrica fluorada es vital. Se tiene que hacer al menos, 2 veces al día y acudir a revisiones periódicas con el dentista. Este profesional será quien diagnosticará y tratará las patologías bucodentales que puedan incrementar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Pero está claro que la relación existe.

En resumen, debemos mantener unos buenos hábitos en lo que a salud dental se refiere. No fumar, cepillarnos por lo menos tres veces al día tras cada comida, visitar al dentista una vez al año para hacernos una revisión general de nuestros dientes y una limpieza dental. Podríamos decir que el corazón está en nuestros dientes.

Debe seguir creciendo la conciencia dental en España

La salud dental es uno de los aspectos sanitarios de los que más nos solemos olvidar durante nuestro día a día. Solo cuando un problema en nuestra boca se manifiesta parece que mostramos atención a lo que ocurre en nuestra boca, pero lo cierto es que deberíamos evitar, en la medida que nos fuera posible, llegar a ese tipo de extremos. Hay que hacer de la prevención nuestra principal arma y herramienta contra todo tipo de problemas de índole dental. De esa manera, más pronto que tarde podremos empezar a presumir de sonrisa. 

Estos problemas dentales de los que hablamos afectan a todo tipo de personas. Debemos ser conscientes de que todos y todas somos susceptibles de sufrir algún tipo de contratiempo en nuestra boca, especialmente si no la cuidamos de la manera en la que deberíamos. Y es que, aunque ha habido numerosas campañas para prevenir problemas de este tipo entre la población española, la verdad es que nuestra actitud todavía deja mucho que desear al respecto. En resumen: hay que cuidar mucho más de nuestra salud dental y no olvidarnos de la importancia que se le atribuye a la hora de garantizar nuestro bienestar general. 

Una noticia que vio la luz en el portal web Infosalus en el mes de marzo de este mismo año indicaba la cifra total de personas que sufren alguna enfermedad oral en el mundo. Agarraos, porque os vais a sorprender: son 3.500 millones de personas los que parecen alguna de estas enfermedades, casi la mitad de la población mundial. Los datos recogidos en la noticia son de la máxima fiabilidad puesto que provienen de la mismísima Organización Mundial de la Salud. Como veis, las enfermedades dentales son mucho más comunes de lo que podríamos llegar a pensar. 

Un interesante artículo del diario El Mundo indicaba, además, que las mujeres son quienes más riesgo soportan de sufrir una enfermedad dental a pesar de dedicar más tiempo que los hombres al cuidado de la misma. La explicación que nos ofrece la autora del artículo es que la mujer sufre más cambios hormonales a lo largo de su vida, lo que termina generando una influencia negativa en lo que tiene que ver con el cuidado de su salud bucodental. Pero la premisa que nosotros defendemos en este artículo vale tanto para ellos como para ellas: con un cuidado diario de nuestros dientes, no tenemos por qué temer. 

Una de las grandes ramas de la salud y que nunca podemos olvidar es la que tiene que ver con la salud bucodental. Se trata de un conjunto de cuidados que muchas personas suelen poner a la cola en cuanto a importancia, pero que son elementales a la hora de garantizar un bienestar completo. Aunque es cierto que poco a poco la sociedad se va mentalizando y siendo consciente de la importancia que tiene la salud bucodental, también es verdad que el crecimiento de esta conciencia todavía no es tan grande como debería. Es lo que nos han comentado desde la Clínica Dental Carrilet 100. 

Y es que España todavía se encuentra relegada a una de las últimas posiciones del ranking europeo de salud bucodental. Todos y todas juntas debemos caminar hacia un avance en este sentido, porque a nuestra disposición están todos los medios para conseguirlo: hemos visto mejoras en la tecnología dental, los profesionales están más preparados que nunca y las campañas de marketing tanto tradicional como digital están llegando cada vez a un volumen mayor de población. Y esto no se quedará aquí: los progresos se van a seguir sucediendo en los próximos años. 

Los modelos del centro de Europa y Escandinavia, las referencias 

Los países que ocupan el centro del Viejo Continente y la región de Escandinavia son los que presentan una mayor salud bucodental. Y es que se lleva años trabajando en estas zonas para concienciar a la población de la importancia que tiene mantener unos dientes cuidados y una sonrisa bonita. Estas naciones están recogiendo los frutos de un trabajo que comenzó hace mucho tiempo y, en los tiempos que corren, a España le corresponde empezar a plantar esos futuros frutos que esperamos poder recoger más pronto que tarde. 

Es elemental que la sociedad en su conjunto empiece a comprender el valor que tiene disponer de una boca cuidada, compuesta por unos dientes sanos y libres de cualquier tipo de caries o enfermedad bucodental. Se trata de una necesidad humana y de una cuestión que, a la hora de valorar si realmente tenemos el bienestar que siempre hemos querido y por el que siempre hemos peleado, es muy importante. Poco a poco, como hemos comentado, crece la conciencia de la gente. Pero no hay que relajarse. Hay que seguir trabajando duro para seguir mejorando nuestros registros.

La mente humana, vital para nuestra buena salud

La mente humana es una parte importante de nuestra salud. No nos paramos a pensar cómo actúa la mente humana y los datos que podemos sufrir, pero es un órgano que si está enfermo puede hacernos pasar por muchos problemas.

En las últimas décadas hemos podido ver como una mejor investigación y un mayor estrés que vivimos en nuestra vida diaria ha hecho que cada vez más personas se preocupen por cuidar de su salud mental.  Esto puede suceder en muchos tipos de comportamientos, como por ejemplo los remordimientos de conciencia.

El remordimiento de conciencia, tan humano como peligroso

A veces los remordimientos pueden tener efectos altamente nocivos y terminar en depresiones importantes en las personas. Contar con ese tipo de remordimiento es algo que nos puede definir como seres humanos que tienen la capacidad de mejorar en algún aspecto de la vida. El caso es que, si permanece durante un periodo de tiempo prolongado en nuestra mente y daña al estado de ánimo, las consecuencias son impredecibles.

Esto podemos ver en casos como cuando las mujeres mayores que no terminan de salir de la depresión después de que su marido haya fallecido. Tiene lógica que después de este tipo de situación uno se sienta vacío o con una pena complicada de superar, pero no deberían existir sentimientos en los que la mujer sienta que no cuidó tanto como debía a su pareja.

Aunque parezca una exageración, lo cierto es que ocurre bastante. Eliminar esto, sabiendo lo complicado que es que una persona mayor cambie de idea, es hartamente complicado.

La solución a estas situaciones es complicada, pues todo lo relacionado con nuestra mente es delicado, más que con otras partes del cuerpo. La cabeza es al final la que manda sobre todo y tenerla en buena salud es fundamental para sentirnos bien y sentirnos felices o bien con nosotros mismos. Lo que si recomendamos es optar por ayuda profesional, pues como nos comentan desde www.psicologozaragoza.net, los pacientes que llegan, terminan agradeciendo los beneficios de afrontar los problemas y ponerles remedio.

Internet y las nuevas tecnologías

En este sector de la salud, Internet ha servido para acercarnos a muchos profesionales e incluso descubrir otros aspectos que suelen trabajarse mucho como el coaching o el mindfulness, pues benefician a los pacientes y se puede sacar provecho de ello también a distancia.

¿Qué es el mindfulness?

Tiene gran importancia si la persona busca una gran concentración y atención. Son estos unos conceptos de gran utilidad para los que tienen dificultades y problemáticas para estar concentrados en el ámbito laboral, la lectura o al estudiar.

¿Qué es el coaching?

Una de las palabras más usadas en los últimos tiempos. Consiste en ayudar a las personas para que puedan afrontar todos los proyectos en los que se embarquen en su vida diaria. Si se acude a un buen coach, la persona estará más cerca de lograr su objetivo. Interactuar con el resto de personas del entorno y potenciar las habilidades a nivel comunicativo también mejoran de forma importante.

Recuerda, ir al psicólogo cuando se necesita es necesario

Existe todavía gente que le avergüenza ir al psicólogo, aunque no debería darle a nadie. Es algo que dice mucho de la persona, pues hay que ser noble y valiente para tomar esta decisión. Denota que hay ganas de mejorar y superar una decisión difícil, por lo que si estás pensando que debieras acudir a un profesional para ponerte en sus manos, desde aquí te felicitamos.

Si conoces a familiares o amigos que necesitarían ayuda psicológica y se resisten a ello, no debes forzarles, pero si recomendarles, siempre de la mejor de las formas, que contar como se siente uno y sus problemas a un profesional especializado es una buena manera de comenzar a ver la luz al final del túnel.

Somos conscientes de que no es sencillo, especialmente en la gente mayor, que siguen viendo este tipo de problemas como algo de “locos” o “trastornados”. El caso es que nadie está a salvo de tener ciertos momentos bajos o problemáticos.

La única forma en la que no se arreglan este tipo de problemas es minimizándolos, pues se resta capacidad de respuesta y cuánto más tiempo pasa, más complicado es luego superar nuestros problemas en ese sentido.

Deseamos que este artículo sirva para que todos estemos atentos a cómo nos sentimos y como sienten los de nuestro alrededor, pues la vida no es un camino de rosas y debemos buscar apoyo cuando lo necesitemos para solventar la situación en la que nos encontremos.

Colores de brackets

A la hora de elegir el tono Ideal de los brackets debemos saber que es la primera línea correctora cuando queremos perfeccionar nuestra sonrisa. Pese a que todavía no cuentes con los dientes perfectos que están buscando, no hay motivo para no tener confianza en la sonrisa cuando llevemos brackets.

Recuerda que ahora las bandas elásticas, como nos recuerdan los especialistas de la Clínica ZM , especialistas en implantes dentales en Toledo y ortodoncia, podemos encontrarlas en distintos colores para que cada cual cuente con el que más le guste. Tanto si deseas complementar el tono de piel como si buscas una apariencia más atrevida, deberás echar mano a estos colores de los brackets para sentirte más seguro con ellos hasta que llegue el ansiado momento en que te los quites.

Vamos a darte unos consejos para elegir la tonalidad ideal:

Colores de brackets y tu tono de piel

Se pueden seleccionar los colores de brackets que mejor puedan combinar con nuestro propio tono de piel. Si el color de la piel que tienes es ocuras o de color aceitunado, lo mejor es elegir los tonos más brillantes, tales como el violeta, turquesa u otro. En el caso de que tu piel sea clara, los colores fríos son los que mejor se verán, como el lila, plateado o rosa. Seleccionar los colores dependiendo del tono de la piel ayuda a que los veamos siempre mejor y que peguen con lo que llevemos puesto. Será más probable que elijamos la ropa de colores que lleguen a realzar de forma natural la piel.

Brackets y corrección del color de los dientes

No olvides que los brackets contrastarán con los elásticos y los dientes, lo que hará que se puedan utilizar las bandas para la corrección del color.

Si lo que te preocupa es que los dientes parezcan más amarillentos o manchados, lo mejor es optar por los colores de mayor oscuridad, pues se van a ver más blancos.

Te aconsejamos que evites las bandas amarillas o naranjas, puesto que no contrastan tanto y hacen que tus dientes puedan verse amarillos. Pese a que el blanco pueda parecer una magnífica idea, los dientes se pueden ver opacados debido al contraste y las bandas de color blanco pueden llegar a mancharse con el paso del tiempo, por lo que va a ser mejor optar por otro color.

En el caso de que quieras contar con otro color que tenga menor notoriedad, lo mejor es optar por los elásticos transparentes. Por todo ello lo mejor es evitar colores como los marrones, verdes o negros, ya que se pueden llegar a confundir con trozos de comida que se puedan quedar en los dientes.

Atrévete con colores de brackets

Se pueden elegir los colores de brackets según el estado de ánimo, fiesta, etc. Es posible cambiarlas cada mes o seis semanas. Vamos con algunas ideas de lo más simpáticas:

Los colores de tu escuela

El verde y rojo para la época navideña

Naranja y negro para la festividad de Halloween

Los colores de tu equipo favorito

Puedes también preguntar por las bandas que lo que hacen es brillar en la oscuridad, las cuales son transparentes en el día, pero que pasan a brollar de color verde fosforito durante la noche.

Brackets y cuidados adecuados

Con independencia del color por el que nos inclinemos, siempre hay que asegurarse de que nuestros dientes, y brackets, estén realmente limpios y les dediquemos los cuidados que necesitan. No olvides que tu ortodoncista va a darte consejos para poder mantenerlos limpios e intactos, evitando alimentos pegajosos, lavándote los dientes un par de veces al día y utilizando el hilo dental.

Cuida de los dientes y verás como también tiene un gran efecto en los elásticos, pues estos también se van a ver beneficiados.  Así verás cómo estarán limpios y los colores estarán vivos hasta que los tengamos que cambiar.

Utilizar brackets no es algo que tenga que interferir con nuestro propio estilo, de hecho, si elegimos bien el color, los brackets pueden llegar a mejorar hasta que llegue ese momento en el cual puedas mostrar tu sonrisa del modo ideal. Solo tienes que elegir con el debido cuidado y así todo el mundo va a poder ver tu sonrisa.

Los brackets hacen una labor magnífica y ahora también podemos ver que además de útiles también pueden ser atractivos y reflejar parte de nuestra personalidad, así que no está de más aprovecharlos y sacar esa creatividad o personalidad que todos tenemos, aunque muchos crean que no la tienen. Desde aquí os animamos a decir adiós a los brackets aburridos y apostar por otros más bonitos.

Cómo elegir psicoterapéuta

Existen muchas ocasiones en las que nos vienen sensaciones como la tristeza o el sufrimiento que es imposible pasar por ellas sin la ayuda especializada necesaria. En terapiapsi nos aseguran que existen datos que dicen que uno de cada cinco españoles tiene patologías mentales, un porcentaje bastante importante.

¿Qué se debe hacer?

El primer paso que debemos tomar es la elección del psicoterapeuta más adecuado, que deberá ser el que acierte con el modelo de tratamiento a tomar.  Creemos que es realmente importante la primera visita.

En la primera visita lo mejor es plantear todas las dudas existentes al especialista. Hay que tener claro lo que podemos esperar de la terapia, lo que puede durar y el precio. Existen muchas mutuas de servicios y seguros médicos de salud que además tienen consultas gratuitas o precios rebajados.

La elección de un psicoterapeuta entre los profesionales acostumbrados a colaborar con la mutua permite que se pueda contactar con ellos a un precio económico. Otra alternativa existente es la ir a los servicios sanitarios de la Seguridad Social. Las sesiones de psicoterapia que las llevan los psicólogos son un servicio que se da más, siempre que sea prescrito por un psiquiatra.

Principales tratamientos

Lo que hace la terapia es eliminar el sufrimiento de los afectados e ir enseñándole las habilidades más necesarias para afrontar los distintos problemas de su vida.

En cuanto se decide ir al psicoterapeuta, hay que preguntarse ¿Cuál es el que más nos conviene? Existen muchas personas que preguntan a amigos o familiares, pero debemos ser conscientes de que, además de las aptitudes con las que cuenten los especialistas, existen distintos modelos psicoterapéuticos.

Cada terapia va a partir de las diferentes teorías existentes sobre los problemas a nivel psicológico.

Actualmente, los tratamientos más importantes son los cognitivos-conductuales, psicoanalíticos, las terapias de carácter humanista y las de carácter sistémico.

Terapia cognitivo-conductual

Su principal objeto es la identificación de los pensamientos distorsionadores para hacer un contraste con la realidad y su sustitución por ideas más adaptables.

Se hace una sesión semanal y el tratamiento dura entre seis y siete meses. Un modelo que se considera como uno de los más directivos, donde el psicoterapeuta es el que marcará las pautas de acción que tendrá que seguir el paciente en cuestión.

Terapia psicoanalítica

Un tratamiento que quiere hacer consciente lo inconsciente. Un modelo poco directivo y donde muchas personas piensan que los beneficios de la terapia terminan llegando después de años de tratamiento.

Los efectos de la terapia se terminan percibiendo en poco tiempo, puesto que se reduce la angustia y otros síntomas que podamos tener mejoran indudablemente.

Terapia sistémica

Este tipo de terapias hay que ser conscientes de que parte de que los problemas a nivel psicológico tienen una clara influencia por la relación que tiene el individuo con las personas importantes de su propio entorno.

Esto hace que se trabaje en un par de planos, el interrelacional y el intrapsíquico. Con ello se quiere convocar a los allegados más importantes como los padres, pareja o amigos.

Lo que no es preciso es que acudan. En el caso de que no se pueda, lo que sucede es que se trabaja simbólicamente con técnicas como la silla vacía, las cual básicamente trata de que el paciente se imagine que está en una silla sentada esa persona con la que mantiene un conflicto para que pase a verbalizarlo.

Las terapias, que son adecuadas para toda clase de problemática, son muy indicadas para muchos problemas, tanto los actuales como los pasados, de familia o de pareja.

Terapia humanista

La psicología humanista apareció en los años 60 del siglo pasado como clara reacción al conductismo y al famoso psicoanálisis, que eran, sin duda alguna dos de los modelos más importantes de la época.

Existen una serie de terapias o técnicas que van a formar parte de este modelo. Una de las que más se conocen en la Gestalt, que es la que tiene como objeto el que se satisfaga una necesidad no resuelta con la identificación de los llamados “autosabotajes” que puede provocar una persona cuando se quiere alejar de un objetivo.

No estamos hablando de la única existente, pues también podemos destacar el análisis de tipo transaccional, el bioenergético, donde se trabaja bastante con el cuerpo, así como la terapia humanista integrativa, que tiene como objetivo que el paciente pueda hacer un duelo terapéutico del conflicto, tal como una ruptura o una relación de tipo obsesivo con el trabajo. Una terapia que puede durar como mucho un año.

La salud de los dientes según la edad

¿Cuándo fuiste por primera vez al dentista? Seguro que te acuerdas, pero lo que seguro que tienes claro es que te hubiera gustado ir antes. Y es que esto de la salud bucodental lo vamos dejando, y al final, nos arrepentimos de no haber ido antes. Y es que ahora mismo, tener una dentadura sana es sinónimo de futuro laboral y social. Muchas enfermedades entran por la boca, y en la mayoría de las veces, cuando queremos tomar medidas, ya es demasiado tarde.

Hoy queremos hacer un repaso de las edades mejores para acudir al dentista. Y es que a la pregunta, ¿a qué edad hay que ir al dentista? No se puede contestar de manera rotunda. Lo importante es ir cuando se comience a tener problemas, pero bien es cierto que siempre hay que hacer una primera vez para evitar sustos posteriores.

Información para embarazadas

Lo de ir al dentista comienza antes de lo que pensamos. No hace falta que el niño vea la luz, vamos aún más lejos. La salud bucodental juega un papel fundamental entre las mujeres embarazadas. Así, es clave llevar a cabo una serie de pautas sobre higiene oral y alimentación saludable, así como la puesta en práctica de técnicas de prevención de patologías orales para el futuro bebé. Y es que un exceso de caries o una mala alimentación puede inferir en la dentadura de nuestro futuro hijo.

Bebés de 0 a 6 meses

Puede sonar fuerte, pero la primera visita al dentista se puede hacer antes de los 6 meses. Es imprescindible para que el pequeño se familiarice con la clínica, el especialista y el entorno. “Nosotros exploramos el estado general de la boca del bebé, previniendo posibles problemas que se pueden producir en la erupción de los primeros dientes. Además, ayudamos y asesoramos a los padres sobre las mejores técnicas de higiene bucodental para bebés”, explican desde la Clínica Dental Galván Lobo en Valladolid.

Bebés de 6 a 12 meses

Cuando los más pequeños de la casa tienen hasta 12 meses, es en esta etapa cuando los primeros dientes de leche empiezan a crecer, por lo que la educación de padres e hijos en base a buenos hábitos de higiene y alimentación es imprescindible. Además, en esta franja de edad el uso de chupete y biberón es todavía frecuente, por lo que hay que estudiar en cada caso los posibles problemas derivados. No es la primera vez que un defecto de la boca procede de un mal masticar de chupete. Además es el momento para intentar que el pequeñajo se desprenda de él.

Niños de 1 a 5 años

Los bebés crecen y se convierten en niños casi sin darnos cuenta. En esta edad ya tienen una dentición temporal completa. Ahora es el momento de los padres, ya que tienen una gran responsabilidad en el futuro estado de salud de la boca de los hijos. De esta manera, cuando los niños acuden a la clínica, los especialistas educan en técnicas de cepillado y de higiene bucodental en general. Además de fomentar un estilo de vida saludable para prevenir caries y demás problemas dentales. No hay que olvidar que debe tenerse en cuenta que las caries en los dientes de leche deben ser tratadas, pues avanzan más rápido que en los dientes definitivos.

Niños de 6-8 años

Llega uno de los momentos más odiados en el colegio, cuando los dientes de leche comienzan a caerse y sustituirse por una dentición definitiva. Son momentos de esperar al ratoncito Pérez si tienes menos edad, y de avergonzarte de esa foto sin dientes. Una imagen que te perseguirá de por edad. Por eso en las clínicas, establecen un protocolo de revisiones, en función del riesgo de caries del niño. Además, con el objetivo de prevenir problemas de espacio y demás complicaciones, se comienza a valorar en cada caso la necesidad de colocar ortodoncia. Y es que estamos ante una edad clave.

Niños de 8 a 12 años

Los niños van camino de ser todo unos adolescentes. Con la dentición definitiva casi al completo, la comunicación con los pequeños de esta edad se hace mucho más fácil. Es el momento de enseñar en la práctica de hábitos de higienes bucodental que minimice el impacto de caries y otros problemas asociados. Si tiene ortodoncia, tendrán que aprender a cuidársela y a mantener una serie de normas.

Y después de los 12 años, ya es el momento de que nuestros hijos se consideren casi aptos para ir solos al dentista. Si el árbol ha crecido de una manera fuerte, no tendremos problemas. Por eso, para evitar que nazca torcido la visita al dentista se puede hacer cuando todavía es un bebé.

Claves básicas para elegir un psicólogo

La elección de un psicólogo nunca es fácil. Todos sabemos que cada profesional es diferente e incluso en el mundo de la psicología hay varias escuelas, unas más científicas que otras, y algunas con más eficacia y otras con menos. Psicólogas experimentadas como Maribel Paz creen que las nuevas generaciones cada vez van siendo más conocedoras de lo que tienen estos profesionales por aportar a la sociedad y a nuestra salud mental.

Vamos a ver algunas claves importantes:

¿Qué es un psicólogo realmente?

Hablamos de un psicólogo titulado cuando esa persona está colegiada en alguno de los Colegios Oficiales de Psicología. Todo ello es garantía de que tiene la titulación precisa y de que se acoge al Código Deontológico del psicólogo.

No hace falta ser un psicólogo para montar una consulta

Una vez se comprueba el número colegiado, hay que saber si cuenta con la formación específica para ayudarnos con el problema que tengamos.

Informarse siempre bien sobre la clase de terapia que hace

No todas las terapias son igual de efectivas. Esto es importante y si quieres saber más sobre los profesionales que van a tratarte, lo mejor es preguntar que terapia hace, cuántas sesiones van a durar y cómo será el método de trabajo.

Comprobación en el caso de que en las primeras sesiones haya una evaluación, diagnóstico y propuesta de tratamiento

Esto es importante, porque de lo contrario comenzarás a ponerte nervioso al no saber hacia dónde vas. En este sentido la comunicación es importantísima.

 Número, duración y con cuanta frecuencia se realizarán las sesiones

Siempre es bueno saber cuánto van a tardar de media, que suele ser de entre 55 minutos y 60 minutos. Existen terapias que se pueden hacer hasta en sesiones de 90 minutos.

¿Qué no es un tratamiento psicológico?

 Con frecuencia podemos ver que hay personas que visitan las consultas y que vienen de haber visitado a otros profesionales. Cuando se les pregunta que hacían, lo normal es que digan que se dedican a hablar con el profesional sobre lo que les ocurría, hasta que terminaron cansándose de ir.

Un tratamiento no solo es eso, el psicólogo deberá explicar cómo aparecen las emociones, pensamientos y la forma de comportarse y afrontarse ante ellos.

Trabajos para hacer entre las sesiones que se realizan

Muchas terapias eficaces suelen dar trabajos que se deben hacer entre las diferentes sesiones. Lo normal es que digan que debes realizar o alguna clase de registro.

La relación psicólogo/paciente

Se le denomina relación terapéutica. No es una relación de amistad, es básicamente la relación que hay entre  un profesional y alguien que necesita ayuda. Es fundamental sentirse cómodo con el psicólogo y confiar en él mismo.

Siempre hay derecho a obtener respuestas

En este sentido es importante preguntar. Tú elegiste ir de manera libre y también deberás tener derecho a abandonar las sesiones. Por este motivo debes estar bien informado sobre quién te está tratando, así como la terapia y los procedimiento.

Ejerciendo los derechos

En el caso de que pienses que se está realizando publicidad engañosa o que no se tienen título oficial, sí que existe el derecho a denunciarle. En el caso de que pienses que un profesional que se dedica a la psicología oferta terapias que no son ciertas, sí que existe el derecho a denunciarle.

Por lo general la denuncia se debe hacer en el preceptivo Colegio Oficial de Psicología de tu zona y no cuesta nada económicamente. Eso sí, ten claro que una Comisión Dentológica es la que se va a encargar del caso y procederá a aplicar sanciones en el caso de que sea preciso.

Si lo que piensas es que el psicólogo en cuestión violó la ley, hay derecho también de denuncia ante la justicia ordinaria, pero también se debe hacer ante el Colegio Oficial, lo que permite a los Colegios saber qué hacen sus profesionales y tomar medidas al respecto.

Una vez nos encontramos en esta situación y pensando en que siempre habrá cosas que nos dejemos, necesitas tener todas las claves necesarias para la elección del mejor profesional.

 Esperemos que en este sentido, hayamos sido de ayuda para que la elección de un buen profesional de la psicología pueda ser algo más fácil, especialmente para muchas personas que no tienen ninguna experiencia en este sentido, lo que siempre es complicado de llevar acabo.

Desde aquí te deseamos suerte en la elección y ya verás que si pides opinión a tus familiares o amigos o lees las opiniones de desconocidos en la red sobre algún especialista que encuentres en la red te será de gran ayuda. ¡Ánimo con ello!

Así se consigue la sonrisa más brillante

Pocas cosas hay tan atractivas como una sonrisa radiante. Y eso lo hace el tener una dentadura sana y limpia. Solo hay que ver cómo cambian los artistas cuando se someten a un tratamiento de limpieza bucal. Ahora bien, no es fácil. No valen los trucos caseros para blanquear los dientes. En estas cosas hay que ponerse en manos de profesionales. Lo más eficaz es realizar un blanqueamiento dental. Con el paso de los años se ha evolucionado mucho y ahora podemos encontrar métodos muy eficaces.

Uno de los tratamientos más modernos se realiza en Clínica Dental Patricia Aneiros. Allí se realiza el método WhiteSpeed, es el más avanzado de la actualidad, y con el que puedes recuperar tu sonrisa blanca y bonita en menos de 1 hora. Sí, como lo oyes, en sesenta minutos. En menos de lo que dura un partido de fútbol.

Este novedoso sistema de blanqueamiento dental se distingue del resto por su elevada eficacia en una sola sesión. Sin dañar el diente y en muy poco tiempo consigue resultados superiores al resto de los blanqueamientos, blanqueando hasta 8 tonos en una sola cita.

¿Cómo se consigue?

Este revolucionario blanqueamiento dental es una técnica respetuosa e inocua para tus dientes. Consiste en utilizar un gel blanqueador de peróxido de hidrógeno activado con una luz LED de alta potencia que elimina los pigmentos oscuros que se han ido incorporando a tus dientes con el paso del tiempo y hábitos diarios como el tabaco o el café. Todo ello con la tranquilidad de estar en manos de una clínica dental avalada por años de experiencia.

El resultado varía según el paciente, pero podemos mejorar de 5 a 8 tonos el color en la mayoría de los tratamientos. El tono conseguido siempre dependerá de los factores genéticos del paciente y también de los hábitos de cada persona. Ya que es verdad que si el paciente fuma en exceso o bebe café, y sus métodos no son los más higiénicos, pues tardaré más.

Ya has visto que este blanqueamiento dental de última generación solo tiene beneficios. Se logra gracias a una activación mediante luz de Philips Zoom WhiteSpeed Lamp, y con ello se consigue que tu sonrisa luzca más blanca y bonita en tan solo 1 hora. Los resultados de este tratamiento que te ofrecen en exclusiva en CDPA son visibles e inmediatos tras su aplicación, ofreciendo la posibilidad de aclarar hasta ocho tonalidades de esmalte, según las necesidades del paciente, y no conllevan ningún riesgo para la salud bucodental. Está claro que si ahora no luces una sonrisa brillante es porque no quieres.

¿Cuánto dura?

Como te hemos dicho, la duración del blanqueamiento dental depende, en gran medida, de las características de cada persona, así como de sus hábitos de vida, es lógico pensar que aquellos pacientes que mantengan una buena salud bucodental, que no fumen y que rescindan el consumo del té y café,… harán durar los resultados de su tratamiento por más tiempo.

Siendo el buen mantenimiento fundamental para reforzar los efectos del tratamiento, el blanqueamiento dental suele durar unos 2 años, con resultados inmediatos tras su aplicación.

¿Hará daño a mis dientes?

El blanqueamiento dental es inocuo para los dientes. En algunas personas pueden generar un aumento temporal de la sensibilidad dental. Por este motivo, en la clínica, los tratamientos de blanqueamiento dental ya incluyen tratamientos desensibilizantes muy eficaces que proporcionan una experiencia muy confortable.

¿Quién no puede hacer este tratamiento?

Si bien el blanqueamiento dental es un tratamiento seguro, que aporta grandes resultados inmediatamente visibles, su uso no está recomendado para todo tipo de pacientes. Se hace fundamental la valoración previa del odontólogo para excluir del tratamiento a aquellos pacientes con patología oral incompatible con este tratamiento, mujeres embarazadas o adolescentes y niños menores de edad con dientes jóvenes aún en proceso de maduración, inadecuado para el blanqueamiento dental. Así pues, antes de ponerte en manos de profesionales lo que tienes que hacer es consultar tu situación.

Hace años éramos muchos los que hacíamos los típicos trucos caseros para tener una sonrisa como las estrellas de la televisión. Ahora ya no es necesario. Gracias a las nuevas tecnologías, los tratamientos han mejorado y lo que se tiene que hacer es ponerte en manos de estas clínicas dentales que cuentan con los primeros avances. Tener una sonrisa blanca supone una mejora de la vida social, laboral y sentimental. Volver a sonreír es más fácil que nunca con este tratamiento.

El cáncer de la cavidad bucal

Se entiende como cáncer de la cavidad bucal o cáncer oral, toda aquella forma de cáncer que se desarrolla en cualquiera de las partes que componen la cavidad bucal como pueden ser los labios, la lengua, encías, paladar, base de la boca o debajo de la lengua o el revestimiento interno de las mejillas.

Algunos de los signos o síntomas que debemos observar y controlar pueden ser:

  • Una úlcera o llaga en los labios o en la boca que no cura ni cicatriza, es el síntoma más común.
  • Dolor en la garganta o sensación de que se tiene algo atascado en ella, y que no desaparece.
  • Dolor persistente en la boca.
  • Dificultad para tragar o masticar.
  • Dificultad para mover la mandíbula o la lengua.
  • Aflojamiento de dientes.
  • Un parche o zona de color blanco o rojizo sobre las encías, lengua, amígdalas o revestimiento interior de la boca.   
  • Un bulto o engrosamiento de la mejilla.
  • Cambios en la voz.

Siempre que se note alguno de estos síntomas u otros que consideremos que no es lo habitual y persistan más de dos semanas, debemos acudir a la consulta de un especialista. En este sentido, nosotros os recomendamos que acudáis a visitar al doctor Luis Duquela Marmolejos, odontólogo e implantólogo bucodental de la Clínica dental Luis Duquela, quien trabaja con protocolos estandarizados y utiliza tecnología de última generación en cada una de las revisiones a sus pacientes, realizando radiografías panorámicas, radiografías de aleta o radiografías periapicales para valorar la caries y ver el estado del hueso.  

No se sabe con exactitud cuáles son las causas que originan un cáncer oral, si bien algunos de los factores que pueden incrementar el nivel de riesgo, pueden ser:

  • Consumo de tabaco. Incluidos cigarrillos, puros, tabaco de mascar, pipa, rapé, etc. también puede ser importante a la hora de evaluar el riesgo la cantidad de tabaco que se consuma, así como durante cuánto tiempo se ha consumido.  
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Las estadísticas apuntan a que 7 de cada 10 pacientes con cáncer oral consumen cantidades excesivas de alcohol. Si además se acumula el consumo de tabaco con el de bebidas alcohólicas el riesgo se multiplica.
  • Infección por virus del papiloma humano (VPH). En los últimos tiempos el número de cánceres orofaríngeos provocados por este virus de transmisión sexual ha aumentado de forma importante, posiblemente debido al aumento de la práctica de sexo oral. 
  • Exposición excesiva al sol en los labios. El cáncer de labios es más común en aquellas personas que por su trabajo o por sus momentos de ocio estén expuestas al sol durante mucho tiempo.
  • Sistema inmunitario debilitado. Aquellas personas que padecen enfermedades de nacimiento o enfermedades como el Sida pueden presentar un factor mayor de riesgo.

Además, existen otros factores de riesgo que pueden estar relacionados con hábitos poco saludables como pueden ser una deficiente higiene bucal, irritación por dentaduras postizas mal adaptadas o la utilización de enjuagues bucales con un contenido demasiado alto en alcohol. 

Detectar cualquier tipo de cáncer de la cavidad bucal en su etapa inicial es fundamental para contar con unas mayores opciones de tratamiento y supervivencia. También influirá además la ubicación, el estadio en que se encuentre, el tipo de cáncer, su evolución y el estado de salud general del paciente.   

Una vez diagnosticada la enfermedad y realizados los análisis y estudios médicos oportunos, el equipo médico evaluará las distintas opciones de tratamiento y le informará sobre los posibles riesgos, efectos secundarios, etc. Así, por ejemplo, entre las distintas opciones de tratamiento puede estar la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia farmacológica dirigida, tratamientos de inmunoterapia o una combinación de distintos tratamientos a la vez. Aunque estos tratamientos tienen por objeto la destrucción y eliminación de las células cancerígenas, tampoco se puede olvidar y dejar de lado la calidad de vida de la persona afectada, por lo que aliviar el dolor y las molestias que pueda ocasionar tanto la enfermedad en sí como los efectos secundarios que puedan provocar los tratamientos es imprescindible para el paciente.

Beneficios de una buena alimentación

La mayoría de las guías nutricionales, así como la pirámide nutricional resaltan la gran importancia que los alimentos tienen sobre nuestra salud. Alimentarse bien significa comer variado por ello debemos incluir en nuestra dieta las verduras, frutas, alimentos que contengan fibra, productos lácteos como yogures, leche, queso; carnes magras y pescados como fuente de proteínas, grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva, carbohidratos como cereales, patatas o tomate y pimiento como fuente importante de vitaminas. 

Verduritas sanas en plato de pizarra natural

La pizarra, un producto natural, perfecto para la fabricación de platos ya que es capaz de aportarles una textura, rugosidad y tonalidad específica, que hacen de cada pieza una obra única e irrepetible, al presentar pequeñas variaciones en sus vetas y tonos. Es por esto que dentro de una misma colección los platos varían tanto.

La pizarra, es un material que conserva muy bien la temperatura, lo que lo hace perfecto para platos, y además, le aportan un toque moderno y elegante a la mes y que además, permiten guardar el plato de pizarra en el frigorífico y obtener un plato frío ideal para servir comida fría o para meterlos en el horno a temperatura baja y conseguir un plato caliente y duradero. Perfecto para servir alimentos calientes como carnes o pescados de una forma original, innovadora y sofisticada.

La pizarra es un material noble que posee múltiples cualidades, pero el proceso de extracción requiere mucha destreza, aseguran en Pizarras y Derivados, una empresa familiar con amplia experiencia en el sector de la pizarra, y que trabaja únicamente con pizarra de primera calidad. En su amplio catálogo, es posible encontrar la mejor selección de pizarra del país y de todo el mundo.

Receta de escalivada de verduras asadas con ricotta vegana

A continuación te ofrecemos una rica receta de Naturally Natalia que puedes servir en su plato o bandeja de pizarra.

  • Autor: Naturally Natalia
  • Tipo de receta: Platos principales
  • Cocina: sin gluten, vegana
  • Raciones: 4

Ingredientes

ESCALIVADA:

  • 2 pimientos rojos
  • 2 berenjenas
  • 5 tomates
  • 3 cebollas
  • 1 o 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra

RICOTTA:

  • 275 gr tofu
  • Zumo de 1 limón
  • 4 cucharadas levadura de cerveza
  • 1 cucharada aceite de oliva virgen extra
  • 1 puñadito albahaca fresca
  • 2 cucharaditas orégano
  • ½ cucharadita sal
  • ½ cucharadita pimienta

Instrucciones

  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Colocamos toda la verdura entera, excepto los ajos, sobre una bandeja para el horno y horneamos durante 1 hora sin añadir nada.
  3. Mientras la verdura está en el horno, preparamos la ricotta. Escurrimos bien el tofu para que elimine el exceso de agua y echamos todos los ingredientes en una picadora o procesador de alimentos y lo trituramos todo bien. Dejamos reposar.
  4. Cuando las verduras estén listas, las dejamos fuera del horno 10 minutos para que enfríen un poco.
  5. Conservando todo el jugo que suelten las verduras, comenzamos a prepararlas. Los pimientos y las berenjenas los pelamos, quitamos las semillas y los cortamos en tiras. Los tomates los pelamos y los troceamos, eliminando cualquier parte dura. Y las cebollas las cortamos en trozos. Lo colocamos todo sobre una fuente, junto al jugo.
  6. Picamos el ajo muy finito y los servimos por encima junto a un chorrito de aceite. Para terminar, servimos la escalivada acompañada de la ricotta vegana.

O esta otra que hemos sacado de Noddle

Verduras a la plancha

Ingredientes

  • Cebolla, 1 unidad
  • Berenjena, 1/2 unidad
  • Calabacín, 1/2 unidad
  • Tomate, 1 unidad
  • Espárrago Verde, 8 unidades
  • Puerro, 1/3 unidad

Despensa

  • Sal, 2 pizcas
  • Pimienta Negra, 1 pizca
  • Aceite De Oliva, 2 cucharadas

Elaboración

  1. Pela la cebolla y córtala en perpendicular a su eje para que quede en rodajas. Intenta hacer los cortes con una separación de aproximádamente un centímetro para que las rodajas no queden demasiado finas (así estarán más sabrosas).
  2. Lava la berenjena, el calabacín y el tomate y córtalos también en rodajas del mismo grosor que la cebolla.
  3. Lava los espárragos y quita la primera capa del puerro. Los espárragos irán enteros; los puerros los puedes cortar por la mitad transversalmente (es decir, de arriba a abajo).
  4. Prepara una sartén o plancha (si tienes parrilla, mejor, pero no es imprescindible) con dos cucharadas de aceite de oliva (virgen extra si tienes) a fuego alto. Espera a que el aceite esté muy caliente y coloca entonces todos los ingredientes sobre la superficie, espolvoreando un poco de sal gorda y de pimienta por encima.
  5. Cuando se hayan tostado lo suficiente por un lado, dales la vuelta y repite con la sal y la pimienta. Cuando todas las verduras estén hechas, sírvelas y tómatelas lo antes posible, ¡están mucho más buenas recién hechas!

Y listo, ves que fácil es comer bien y hacer una buena presentación en un plato súper chulo de pizarra…