Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Todo lo que debes saber sobre la apnea del sueño 

La apnea del sueño o el Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS) es un trastorno bastante común que se caracteriza por interrupciones en la respiración mientras se duerme. Estas interrupciones o pausas respiratorias pueden llegar ser desde unos pocos segundos hasta alcanzar los 30 segundos y se pueden producir ocasionalmente hasta cerca de 30 veces por hora.

La apnea del sueño o el Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS) es un trastorno bastante común que se caracteriza por interrupciones en la respiración mientras se duerme. Estas interrupciones o pausas respiratorias pueden llegar ser desde unos pocos segundos hasta alcanzar los 30 segundos y se pueden producir ocasionalmente hasta cerca de 30 veces por hora.

Estas son las principales características y síntomas de este trastorno que sufre gran parte de la población. En este artículo vamos a intentar conocer mejor la apnea del sueño, sus síntomas, cómo es el diagnóstico de la enfermedad y los principales tratamientos.

· Cifras de la enfermedad

Numerosos estudios científicos señalan que la apnea del sueño es una enfermedad muy común en la sociedad, lo que la convierte en un problema de salud pública. A continuación vamos a descubrir las cifras que estiman los expertos y que han publicado desde el portal especializado Info Salud en un artículo sobre este trastorno que puedes leer completo haciendo click aquí.

El perfil más común de personas con apnea del sueño son adultos de mediana edad, con sobrepeso y tendencia a roncar. Sobre las cifras los expertos indican que la apnea del sueño afecta al 22% de los hombres, siendo un poco menos común en mujeres, ya que la cifra para las féminas se encuentra en un 17%. Aunque los expertos están apreciando un aumento del trastorno que parece ir en aumento, ya que está relacionado con la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, así como la mala calidad de vida o el sobrepeso.

Además hay que señalar que hasta 8 de cada 10 personas que sufren apnea del sueño no saben siquiera que la tienen. Por lo que cerca del 80% de las personas con apnea del sueño estarían sin diagnóstico de la enfermedad.

· Características, síntomas y diagnóstico

El Síndrome de Apnea Hipopnea del Sueño (SAHS) como ya hemos indicado al comienzo de este artículo es una enfermedad que se caracteriza por pausas en la respiración durante el sueño. Unas pausas que van desde los segundos hasta casi el medio minuto y que se producen en repetidas ocasiones.

Muchas personas no son conscientes de la enfermedad como hemos indicado, cerca del 80% de personas no saben que la padecen. Los síntomas más comunes son cansancio, ronquidos fuertes, despertarse con dolor de cabeza o la boca seca o irritabilidad.

Cuando una persona es consciente de algunos de los síntomas lo mejor es que acuda a su médico de cabecera, que estimará cómo es oportuno actuar. No obstante, para obtener el diagnóstico suele ser común ser derivado a un centro especializado en trastornos del sueño. Allí se estudiará su sueño y se monitorizará para obtener datos precisos. También es muy común realizar algunas pruebas en casa, las más habituales son medición de los niveles de oxígeno o frecuencia cardíaca, así como la polisomnografía nocturna, en la que se mide la actividad del corazón, los pulmones y el cerebro.

· La apnea del sueño, común en el embarazo

Anteriormente hemos comentado que la apnea del sueño la padecen cerca del 17% de las mujeres, pero es importante señalar que es habitual en el embarazo. Y es que este síndrome se ve favorecido por los cambios hormonales que se producen en el embarazo, así como que la progesterona aumenta la inflamación de la garganta (que dificulta la respiración) y los estrógenos incrementan la inflamación.

Así, varias investigaciones, como la del Centro Médico Rush de la Universidad de Chicago que refleja la revista Bebés y más en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí,  han determinado que siete de cada diez embarazadas con diabetes gestacional podría sufrir apnea del sueño, sobre todo si existen otros factores de riesgo como la obesidad o la  hipertensión.

Este síndrome común en el embarazo de mujeres con diabetes gestacional es importante que sea tratado, ya que es un riesgo cardiovascular para la madre y para el bebé, porque podría provocar que el gestante naciera con bajo peso de manera prematura.

· Tratamientos y consejos para la apnea del sueño

Y tras conocer mejor la enfermedad, sus síntomas y diagnóstico es importante saber los tratamientos más recomendados. Por supuesto, siempre hay que seguir las indicaciones de los médicos que recomendarán el mejor tratamiento en función de las características y necesidades de cada paciente.

En algunos casos leves basta con llevar un estilo de vida saludable, pero en otros es necesario el uso de dispositivos o terapias para combatir la apnea del sueño. En otros, es posible que sea necesario realizar una cirugía.

· Llevar un estilo de vida saludable contribuye a mejorar la enfermedad o a reducir las posibilidades de padecerla

Tener un estilo saludable es beneficioso para la salud en general, pero está comprobado que en algunos casos puede ser una forma de tratar la apnea del sueño, y sobre todo como manera de prevenir la aparición de la enfermedad.

Tener un peso saludable y en el caso de sobrepeso perder el exceso. Este factor es muy importante, ya que las personas con sobrepeso son más propensas a tener apnea del sueño. Por ello es conveniente estar en el peso ideal y a muchos pacientes con exceso de peso los médicos recomiendan adelgazar.

Practicar ejercicio regularmente. La práctica deportiva o de ejercicio es muy beneficiosa para la apnea del sueño, ya que ayuda a aliviar sus síntomas. Se recomienda practicar al menos media hora de ejercicio diario, ya sea caminar o practicar ejercicio moderado. No solo por la pérdida de peso anteriormente enunciada, sino porque la práctica de ejercicio mejora la respiración.

Evitar el alcohol y el tabaco. Ambos son muy perjudiciales para la salud, pero especialmente el tabaco es dañino para nuestro cuerpo y su consumo potencia la apnea del sueño, ya que reduce la capacidad respiratoria.

Dormir de lado o boca abajo. Mantener estas posturas mientras se duerme puede reducir la paración o los procesos de apnea, ya que dormir boca arriba genera que la lengua se apoye sobre la parte posterior de la garganta, lo que provoca que las vías respiratorias se bloqueen.

Tratamientos y terapias utilizados para la apnea del sueño

· Dispositivo de avance mandibular

Un tratamiento muy utilizado para la apnea del sueño es el dispositivo de avance mandibular. “Se trata de una férula especialmente indicada para la apnea del sueño y los ronquidos. Por supuesto, su uso está indicado para determinados casos y ya previamente diagnosticados, como pueden ser la roncopatía simple, las apneas leves o moderadas. También puede ser útil en apneas más graves que no toleran la terapia CPAP”, indican desde la Clínica Dental Mesiodens, que entre sus tratamientos utilizan el dispositivo de avance mandibular para tratar la roncopatía.

· Tratamiento CPAP

El tratamiento CPAP, denominado así por sus siglas en inglés que se traducirían como presión positiva continua en la vía aérea es una opción recomendada para pacientes de apnea del sueño moderada o severa.

Este tratamiento consiste en utilizar un equipo mientras se duerme que evita el colapso de vías aéreas. Así, es una máquina que dispone de una turbina que insufla aire a presión positiva en las vías aéreas. La presión se produce con un tubo conductor y una mascarilla que se coloca en la nariz y boca de los pacientes.

Con el uso de este equipo se consigue eliminar el ronquido, los eventos de obstrucción y la panea del sueño.

. Haloterapia

La haloterapia está ofreciendo fantásticos resultados a todos los enfermos con problemas de respiración, de ahí que incluso ahora con las secuelas del Covid19 esté siendo altamente demandada. Según los profesionales de Saltium, esta terapia llevaba a cabo en cuevas de sal artificiales puede ayudar notablemente a mejorar la respiración de los enfermos de apnea durante el sueño.

· Cirugía

Como ya hemos indicado la cirugía es otra opción para tratar la apnea del sueño. Pero es necesario indicar que como en cualquier cirugía, conlleva algunos riesgos. El procedimiento quirúrgico más realizado para la apnea del sueño es la traqueostomía, proceso en el que se realiza una una apertura permanente en el cuello que va hasta la tráquea. Con la traqueostomía casi siempre se cura la apnea del sueño causada por una obstrucción de las vías respiratorias superiores.

En definitiva, estas son las principales cuestiones hay que saber sobre la apnea del sueño, una enfermedad que afecta a gran parte de la población y que como hemos aprendido en este artículo produce obstrucciones respiratorias mientras se duerme. Pero existen tratamientos para el trastorno respiratorio y maneras de evitar la aparición de la enfermedad, que como siempre, están relacionadas con un estilo de vida saludable.