Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

10 consejos para una mudanza sencilla

Una mudanza es un proceso muy estresante para cualquier persona, pero se puede reducir ese estrés con organización. Si todo está bien preparado para una mudanza, todo irá sobre ruedas y será un proceso mucho más sencillo. Así que en este artículo hemos reunido 10 consejos para una mudanza fácil y organizada.

Una mudanza es un proceso muy estresante para cualquier persona, pero se puede reducir ese estrés con organización. Si todo está bien preparado para una mudanza, todo irá sobre ruedas y será un proceso mucho más sencillo. Así que en este artículo hemos reunido 10 consejos para una mudanza fácil y organizada.

Sin embargo, antes de empezar con la mudanza en sí tienes que pensar en si todo lo que necesitas que haya en la nueva vivienda está tal y como quieres que esté. Digo esto porque hay quien piensa en mudarse y «luego ya iré haciendo las cosas que faltan», pero ¡Ojo!, hay cosas y cosas. ¿Puedes cambiarte un mueble o hacer una pequeña reforma cuando ahorres un poco más? por supuesto que sí pero, ¿puedes pintar la casa llena de muebles? Ahí la cosa se complica. Puede resultar más interesante pintarte tú mismo las paredes de tu nueva vivienda antes de que hayan muebles y obstáculos que se puedan manchar o tengamos que mover. Según Apliservice, si te organizas correctamente se puede llegar a pintar una vivienda media en poco más de un fin de semana aunque recomiendan que sea un experto quien lo haga para evitar imperfecciones.

Una vez tengas todo preparado, puedes empezar con los preparativos:

1. Haz limpieza de todo lo que no sirva o no utilices 

Antes de comenzar la mudanza puedes aprovechar para hacer limpieza de todo aquello que ya no sirva o no utilices. Por ejemplo, seguro que en el armario tienes muchas prendas de ropa que ni sabías que las tenías porque ya no te valen o ya no te gustan porque están desfasadas. Pues aprovecha la mudanza para hacer limpieza, cuantas más cosas deseches menos artículos que transportar.

Además, incluso puedes sacar algo de dinero poniendo a la venta todos aquellos productos que ya no quieras. Puedes utilizar aplicaciones de compraventa como Milanuncios, Wallapop o Vinted para ropa. También son muy útiles los grupos de compra-venta de Facebook.

También puedes apoyar una buena causa y donar todos los artículos que ya no utilices, pero no solo las prendas de ropa, hay muchas ongs que también recogen muebles de segunda mano para darles otra vida. Y otras organizaciones que recogen juguetes para los más pequeños. Así que en lugar de tirar todo aquello que no utilices puedes donarlo a otras personas que sí le sacaran uso.

2. Organiza los artículos por su función o estancia 

Otro de los consejos más útiles para una mudanza fácil y sencilla es organizar todos los artículos por su función o estancia. Este truco es muy útil una vez que ya tengas todo en la nueva casa porque podrás dejar las cajas en su habitación final y empezar a desembalar en función de la prioridad. En definitiva, este consejo sirve para tener todo mucho más organizado.

3. Intenta hacer viajes antes de la mudanza con las cosas menos importantes 

Los libros, discos, juegos de mesa o cuadros son artículos que no necesitas en tu día a día. Solo son algunos ejemplos claros, pero también la ropa de otra estación, todo lo que tengas en el trastero acumulando polvo o algunos pequeños electrodomésticos como la báscula o el rizador de pelo (por nombrar algunos objetos que su uso no es diario).

Pues todos estos productos puedes guardarlos en bolsas o cajas y aprovechar tus visitas a la nueva casa antes de la mudanza para ir llevando este tipo de artículos. Así el día de la mudanza tendrás muchas menos cosas que transportar.

4. Embala y protege los artículos débiles 

Si no quieres que la vajilla, las lámparas o los vasos se rompan en el transporte es muy importante que embales bien y protejas los artículos más débiles. Para embalar bien estos artículos puedes utilizar plástico de burbujas, es la mejor forma de protección. Además no es caro, puedes adquirir un rollo grande en cualquier ferretería o por Internet a un módico precio.

Pero si no quieres gastarte nada de dinero podrías protegerlos con textiles, como trapos de cocina o toallas. O incluso con papel de periódico. Aunque claro está, mucho mejor es el plástico de burbujas pero te puede hacer un apaño las toallas y el papel.

5. Aprovecha hasta el último espacio de las cajas 

Este truco es básico, ya que en cualquier mudanza hay que aprovechar hasta el último espacio de las cajas para disminuir la cantidad de viajes. Tampoco te pases y prepares cajas que pesen demasiado y sean imposibles de portar. Intenta jugar con los pesos de los objetos para aprovechar el espacio sin que pese demasiado.

6. Puedes utilizar bolsas de plástico o de basura 

Hasta el momento hemos hablado de cajas para guardar todos los enseres, pero también puedes utilizar bolsas de plástico o de basura. Todos tenemos en casa este tipo de productos y pueden ser muy útiles para transportar ropa o pequeños objetos. Eso sí, no te olvides de marcar las bolsas, sobre todo en el caso de las bolsas de basura, para saber qué hay dentro sin tener que abrirlas.

Pero si eres más de cajas, puedes conseguirlas incluso gratis. Por supuesto, también puedes comprar las cajas nuevas, pero si quieres ahorrar en la mudanza puedes pedirlas a negocios de tu zona. Si tienes confianza con cualquier dependiente de tu supermercado de confianza puedes pedirle que te guarde unas cuantas cajas de cartón. Ellos reciben todos los productos en cajas, que al desembalarlos las tiran. Por lo que no les importará guardarte unas cuantas cajas en el almacén. Y tú podrás utilizar esas cajas de cartón para guardar tus enseres y transportarlos fácilmente. .

7. Pon etiquetas a todas las cajas 

Es indispensable que marques todas las cajas para poder saber qué hay dentro sin abrirlas. Por ejemplo, en la ropa puedes poner ropa de invierno, ropa de verano y así saber qué es lo primero que tienes que organizar en la nueva casa.

Existen máquinas etiquetadoras, pero incluso puedes marcar las cajas con un simple post it o con un rotulador. El objetivo es saber qué hay guardado dentro.

8. Si desmontas muebles ten cuidado con las tuercas y tornillos 

Si optas por desmontar muebles para que su transporte sea más fácil tendrás que guardar muy bien las tuercas y tornillos, porque no querrás que se pierdan en el viaje y luego no poder montarlos.

Un truco para evitar que eso pase es guardar las tuercas, tornillos y arandelas de los muebles en pequeñas bolsas de plástico y éstas pegarlas con celo en los propios muebles o guardarlas dentro de los cajones.

9. Pide presupuesto a varias empresas de mudanza 

Si vas a contratar una empresa de mudanza hay que tener varios factores en cuenta para su elección. Los principales son el precio y la confianza de la empresa.

El precio quizá sea el factor que más te interese para evitar que la mudanza te salga muy cara. Lo mejor es pedir presupuesto a varias empresas de mudanza para escoger la opción más económica con un buen servicio. También puedes solicitar presupuesto para diferentes días, ya que normalmente varían los precios de hacer una mudanza entre semana o en fin de semana.

No obstante, no deberías olvidarte de la profesionalidad de la empresa de mudanza. En muchas ocasiones lo barato sale caro, y seguro que no querrás que tus bienes sufran daños en los transportes o tengas problemas legales. Por ello, tienes que escoger a unos buenos profesionales que cuidarán con mimo todos tus muebles y objetos.

10. Ten mucha paciencia 

Sí, es indispensable que seas consciente de que una mudanza puede ser bastante estresante a pesar de que tengas todo organizado. La paciencia será tu mejor aliado en una mudanza así que prepárate mentalmente para el estrés.

Estos son los 10 consejos más útiles que te ayudarán a que una mudanza sea más sencilla y fácil. Como decíamos, la organización es fundamental, pero a pesar de tener todo preparado pueden surgir contratiempos en el proceso y problemas. Así que no te olvides del último consejo de este artículo, hazte con mucha paciencia, ya que la necesitarás casi seguro.