Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

¿Necesitas ortodoncia? Todo lo que debes saber sobre este tratamiento 

La ortodoncia es una especialidad odontológica que tiene como objetivo solucionar anomalías de forma, posición y función de las piezas dentales. Un tratamiento muy efectivo para cualquier persona, independientemente de su edad. Y es que la ortodoncia corrige muchos problemas dentales que afean la sonrisa como los dientes apiñados y torcidos. 

La ortodoncia es una especialidad odontológica que tiene como objetivo solucionar anomalías de forma, posición y función de las piezas dentales. Un tratamiento muy efectivo para cualquier persona, independientemente de su edad. 

Y es que la ortodoncia corrige muchos problemas dentales que afean la sonrisa como los dientes apiñados y torcidos. Pero no solo es un tratamiento estético, ya que puede ser la solución a muchos otros problemas dentales que pueden causar dolor o molestia que están relacionados con la mala alineación de los dientes. Además hay que indicar que las personas con los dientes apiñados suelen tener mayor posibilidad de padecer caries, también es más común que sus dientes almacenen mucho sarro o incluso que sus encías se inflamen, y es que al tener una mala alineación de las piezas dentales se dificulta la higiene bucal. 

Por ello la ortodoncia es un tratamiento muy efectivo para muchos problemas dentales, más allá de que permite conseguir una sonrisa bonita y alineada. Y en este artículo vamos a ahondar de lleno en esta especialidad odontológica, descubriendo los dos tratamientos más comunes utilizados por los expertos, siendo la ortodoncia con brackets y la ortodoncia invisible. 

Si estás pensando en recurrir a alguno de estos tratamientos aquí encontrarás una detallada descripción de cada uno, pero es conveniente que consultes con tu dentista de confianza cuál es el tratamiento más efectivo para tus problemas dentales. Y es que en función de tus necesidades o anomalías será más oportuno apostar por un tipo de ortodoncia u otro. 

· Ortodoncia con brackets

La ortodoncia con brackets es quizá el sistema más conocido de ortodoncia, especialmente común en jóvenes y adolescentes. Los brackets son unas pequeñas piezas metálicas que se fijan en el exterior de las piezas dentales y que sirven para distribuir unos arcos que aplican tensión a la dentadura para conseguir el desplazamiento deseado de los dientes. 

La ortodoncia con brackets se suele colocar especialmente en jóvenes y niños que ya tienen dentición permanente. No obstante, también es un tratamiento cada vez más utilizado en adultos. Es un tratamiento muy útil para corregir malposiciones dentales y problemas relacionados con la falta de espacio o la alineación incorrecta. Hoy en día en el mercado existen diferentes tipos de brackets, desde los tradicionales metálicos a opciones perfectas para las personas preocupadas por la estética del tratamiento”, explican desde la Clínica Gabel Dental, centro de referencia en medicina bucodental al sur de Madrid. 

Los principales inconvenientes de la ortodoncia con brackets es que es un sistema fijo, es decir, no se puede quitar para comer o en ocasiones especiales, como sí puede hacerse con la ortodoncia invisible. 

· Ortodoncia invisible 

Un tratamiento de ortodoncia cada vez más demandado es la ortodoncia invisible. Este sistema destaca especialmente entre la población adulta, ya que permite conseguir unos dientes perfectos y alineados, pero al mismo tiempo permite que durante el tratamiento no se vea alterada la estética. 

Y es que como su propio nombre indica, la ortodoncia invisible, es transparente e invisible por lo que no afea la sonrisa mientras se lleva puesta. Este tipo de sistema de ortodoncia consiste en unas férulas transparentes que son diseñadas a medida para cada dentadura. Este tipo de férulas ejercen presión y tienen el objetivo de mover poco a poco las piezas dentales para recolocar los dientes mal alineados. Las férulas se suelen ir cambiando cada cierto tiempo (normalmente cada dos semanas) para conseguir esa alineación dental poco a poco y sin excesivo dolor. 

La principal ventaja de la ortodoncia invisible, además de que las férulas son transparentes, es que el sistema se puede quitar y poner. A pesar de que se debe llevar puesto al menos 20 horas al día, se tiene que quitar para comer, por lo que los pacientes no presentan problemas en este aspecto, como sí suele ocurrir con los brackets que impiden ingerir algunos alimentos concretos. Y al poderse quitar y poner en ocasiones especiales se puede quitar la férula. Pongamos el ejemplo de que utilizas este tipo de tratamiento y tienes una boda. Pues puedes optar por quitarte la férula durante el convite para comer sin problemas y salir sin ella en las fotos. 

En definitiva, la ortodoncia invisible es un tratamiento que cuenta con grandes ventajas, principalmente por estética y comodidad frente a otros sistemas. Pero como os indicábamos anteriormente, antes de decantarte por un tipo de ortodoncia concreto debes consultar con tu dentista de confianza si ese tipo de tratamiento es útil y efectivo para tu caso concreto.