Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Se me ha caído un diente, ¿qué hago?

Hay situaciones en la vida que dices “tierra trágame”. Vamos a pensar en algunos de ellos. Pues por ejemplo uno que me ha pasado a mí es cuando vas en tu coche y de repente se para y haces una cola de kilómetros porque es solo de un carril. Todo el mundo comienza a pitarte y te sientes indefenso. Otra situación muy comprometida es cuando estás en una boda o en un evento de tu empresa y de repente, ¡zas¡ se te rompe el pantalón por la puerta de atrás y dejas al descubierto tu culete. Dos situaciones muy complejas.

Hay situaciones en la vida que dices “tierra trágame”. Vamos a pensar en algunos de ellos. Pues por ejemplo uno que me ha pasado a mí es cuando vas en tu coche y de repente se para y haces una cola de kilómetros porque es solo de un carril. Todo el mundo comienza a pitarte y te sientes indefenso. Otra situación muy comprometida es cuando estás en una boda o en un evento de tu empresa y de repente, ¡zas¡ se te rompe el pantalón por la puerta de atrás y dejas al descubierto tu culete. Dos situaciones muy complejas.

Ahora bien, en el top 3 de mis situaciones comprometidas  se encuentra una que seguro que nadie quiere pasar nunca. La rotura de un diente. Esto puede ocurrir cuando estás comiendo con tus amigos, o cuando estás en la oficina o incluso de fiesta con alguien con el que pretendes ligar, y de repente….te quedas como el famoso cuñado. Algo lamentable y que puede ser recordado por muchos años. Ante esto, tenemos que saber qué hacer cuando se nos cae un diente. Porque esto, como tantas cosas en la vida, nos puede pasar a cualquiera.

Hace tiempo que la implantología llegó para quedarse. Aterrizó en nuestro país a mediados de los años 80 y, aunque durante su primera década de introducción fue una técnica limitada a muy pocos especialistas, lo cierto es que actualmente se trata de una herramienta imprescindible también en las clínicas dentales más generalistas. Para conocer más sobre estos tratamientos, visitamos esta clínica dental en Santa Coloma, unos grandes profesionales y especialistas en qué hacer con un diente roto.

“Nuestros tratamientos de implantes dentales son la solución más adecuada por confort y seguridad para sustituir dientes perdidos por cualquier motivo. Permiten olvidar las prótesis móviles y no tener que limar dientes vecinos”, nos explican. Cuando falta un diente o un implante el hueso inicia un proceso de reabsorción desapareciendo progresivamente, envejeciendo el rostro y dificultando la colocación posterior.

Los implantes dentales permiten reponer dientes unitarios o toda una boca según sea necesario. No todos los implantes son iguales así que en esta clínica dental usan los mejores. De la mano de Nobel Biocare tienen el respaldo de la trayectoria más consolidada en el sector y una sólida investigación y tecnología en constante evolución.

Pérdida de un diente

Habitualmente se puede extraer el diente roto o perdido y colocar el implante en el mismo acto, permitiendo si el hueso es fuerte usar una corona desde ese momento; restableciendo entonces la estética de inmediato.

Pérdida de todas las piezas de un maxilar

Si por enfermedades en las encías o por ausencias tenemos que reponer todo un maxilar, no es necesario poner tantos implantes como dientes, pues con 4, 6 u 8 de estos implantes dentales, se consigue la seguridad necesaria. Pudiendo colocar los dientes en el mismo día la mayor parte de las veces.

Cirugía mínimamente invasiva

Con el uso de Tac y programas informáticos se puede obtener plantillas de posicionamiento tridimensional que permiten situar los implantes sin necesidad de hacer incisiones o suturas.

Implantes Dentales sin hueso

El funcionamiento de los implantes exige que estén sumergidos en el hueso por lo que si no hay suficiente hueso, procederemos a regenerarlo con técnicas específicas en longitud o en grosor.

Advertencia

Pero ojo, España es el país de Europa donde más implantes dentales se realizan y donde menos se va al dentista de manera preventiva. Por ello, ante el aumento del número de implantes que se están haciendo en nuestro país, el Consejo General de Colegios de Dentistas de España quiere informar a los ciudadanos sobre este tratamiento y las alternativas que existen al respecto, alertando del “auge desmedido” de los implantes dentales.

Por eso, siempre se debe intentar hacer un tratamiento que permita conservar la pieza dental. En el caso de que sea imposible, se pueden realizar otros procedimientos terapéuticos para reemplazar los dientes perdidos, por ejemplo, las prótesis dentales “más económicas que los implantes, igual de funcionales y que permiten al paciente llevar una vida absolutamente normal, recuperar su función y su estética.

Ahora ya conoces un poco más sobre estos tratamientos que te puedes hacer cuando se te cae un diente. Lo primero es tener tranquilidad, y luego ponerte en manos de profesionales. Ahora mismo hay muchos dentistas que son especialistas en estos tratamientos. El volver a tener la sonrisa brillante y completa se puede hacer perfectamente.