Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

10 Tipos de masaje corporal que debes probar

Entre la variedad de masajes que existen hoy en día, hay unos que son más populares que otros, dependiendo de las modas del momento. Así, estos van desde aquellos donde se aplican movimientos largos y suaves, hasta aquellos con movimientos cortos y haciendo mayor presión sobre el cuerpo. Incluso, algunos masajistas utilizan aceites y lociones, mientras que otros no.

El popular masaje es un tratamiento de origen milenario, que hoy en día ofrece unos 80 tipos diferentes, con una amplia variedad de presiones, movimientos y técnicas entre los que puedes elegir. También, son muchas las razones para hacernos uno, siendo los  baby boomers los que más reconocen y aprecian los beneficios que tienen sobre la salud.

¿Para que sirven los masajes?

Un masaje implica presionar o manipular los músculos y otros tejidos blandos con las manos y los dedos. A veces, incluso con los antebrazos, codos o pies; y cuya duración varia de entre 5 minutos hasta 2 horas.

Puedes darte un masaje de forma esporádica, o hacerlo habitualmente, siendo esta última opción  la más recomendada, ya que así podrás prevenir y mantener tu cuerpo siempre en forma.

Como dijimos, se puede elegir entre muchos estilos. Algunos son para aliviar dolencias que podemos sufrir o para curar lesiones, ayudan con ciertas enfermedades y mejoraran el bienestar general, mental y el estado de ánimo.

Los tipos de masaje más populares

Entre la variedad de masajes que existen hoy en día, hay unos que son más populares que otros, dependiendo de las modas del momento. Así, estos van desde aquellos donde se aplican movimientos largos y suaves, hasta aquellos con movimientos cortos y haciendo mayor presión sobre el cuerpo. Incluso, algunos masajistas utilizan aceites y lociones, mientras que otros no.

Estará en ti elegir el tipo de masajes que quieres, basándote en tus gustos, preferencias y necesidades:¿Quieres un masaje para la relajarte o controlar del estrés? ¿O necesitas aliviar los síntomas de alguna lesión o enfermedad?

También puedes llamar al centro estético que has elegido y pedir hablar con el masajista para preguntar que tipos de masajes tienen en el centro, cuál es su especialización, e incluso pedir un tipo de masaje personalizado según tu edad, condición o cualquier necesidad u objetivo especial para ti. El equipo del Centro de Rehabilitación Avance nos cuenta cuales son algunos de los más pedidos:

Drenaje linfático

El sistema linfático ayuda a eliminar los desechos de tu cuerpo. Por esto, un sistema linfático activo y saludable utiliza los movimientos naturales del tejido muscular para eliminar todo aquello que le sobra a tu cuerpo. El problema a medida que vamos cumpliendo años, nuestro sistema linfático va dejando de ser tan activo y por lo tanto, efectivo.

El objetivo del masaje linfático en las piernas es abrir los vasos linfáticos para permitir que el exceso de líquido drene hacia los ganglios linfáticos ubicados en la ingle. Para esto, existen diferentes técnicas que se pueden aplicar y que cumplen con el mismo objetivo: liberar el líquido para volver a subir a través de los ganglios linfáticos

Al realizar un masaje linfático, es importante que el masaje incluya no sólo el área afectada para que sea efectivo. Todo el sistema linfático del cuerpo, excepto la cabeza, el lado derecho del pecho y el brazo derecho, drena cerca del hombro izquierdo, incluyendo todas las áreas para drenar adecuadamente.

Así mismo, este masaje tiene dos etapas: limpieza y reabsorción:

  • El propósito de la limpieza es crear un vacío con una presión suave para que el área esté preparada para traer más líquido, creando un efecto de enjuague.
  • La segunda parte del masaje linfático es la reabsorción y para poder realizarla se debe:
    • Comenzar en la parte afectada del cuerpo más alejada de su centro. Por ejemplo, la punta de los dedos si tienes linfedema en la mano, el brazo y el hombro.
    • Hay que masajear desde la punta de los dedos hasta la mano, desde la mano hasta el codo y desde el codo hasta el hombro aplicando movimientos suaves y amplios con solo la presión suficiente para desplazar la superficie de la piel.

Kobido

Este tipo de masaje se caracteriza sobre todo por la velocidad de las manos y de los dedos y de cómo se  utilizan en cada momento: utilizando diferentes velocidades, lentas para relajar y drenar y v rápidas para estimular  y conseguir el efecto de lifting; todo esto sin causar dolor, pero no por ello sin ser menos efectivo.

Masaje sueco

Este es el tipo más común de masaje. Se trata de movimientos suaves y largos, como si te estuvieran amasando el cuerpo. Además de movimientos ligeros, rítmicos con pequeños golpes, en las capas superiores de los músculos, lo que se combina con el movimiento de las articulaciones.

Al aliviar la tensión muscular, la terapia sueca puede ser relajante, energizante y la más recomendable después de haber tenido una lesión.

Las cuatro formas más comunes de dar un masaje sueco son:

  • Effleurage: suave, deslizando las manos, utilizado para relajar los tejidos blandos.
  • Petrissage: se aplica más presión, amasando los músculos.
  • Fricción: movimientos circulares profundos que hacen que las diferentes capas de tejido toquen unos con otros, lo que ayuda a aumentar el flujo de sangre, descomponiendo el tejido cicatricial.
  • Tapotement: un toque corto, alterno, hecho con las manos ahuecadas, los dedos o el borde de la mano.

El masaje de tejido profundo

El masaje de tejido profundo es el mejor para trabajar ciertos puntos problemáticos, más dolorosos y rígidos que puedas tener en el cuerpo. Por medio de este masaje, el profesional se vale de movimientos lentos y deliberados que se concentran en las capas donde se encuentran los músculos, tendones u otros tejidos.

Aunque es menos rítmico que otros tipos de masaje, el masaje en los tejidos más profundos puede ser terapéutico ya que alivia los patrones crónicos de tensión y ayuda con lesiones musculares, como el esguince, y contracturas en la espalda.

Masaje deportivo

Este es especial para ayudar con los sistemas musculares utilizados para un deporte en particular. Este tipo de masaje utiliza diferentes técnicas para ayudar a los atletas en el entrenamiento, y antes, durante o después de realizar deporte. También es muy efectivo cuando se quiere ayudar a la flexibilidad o prevenir lesiones; al igual que puede ayudar a las distensiones musculares, curando lesiones deportivas.

Masaje Shiatsu

Como su nombre en japonés lo indica, shiatsu significa presión con los dedos y se le conoce por este nombre al tipo de masajes en el que el terapeuta utiliza una presión rítmica variada en ciertos puntos más concretos del cuerpo.

Dichos puntos se denominan puntos de acupresión y se cree que son importantes para el flujo de energía vital del cuerpo, llamado chi. De hecho, los defensores de esta creencia dicen que ayuda a aliviar los bloqueos en estos puntos de acupresión.

Masaje tailandés

Durante un masaje tailandés, el masajista usa su cuerpo para dar el masaje al cliente, apelando a una extensa variedad de posiciones y movimientos. Este tipo de masaje incluye la compresión de los músculos, la movilización de las articulaciones y la acupresión.

Masaje con piedras calientes

Para este tipo de masaje, el masajista coloca piedras calientes en ciertas áreas del cuerpo, conocidos como puntos de acupresión. Dichas piedras sirven como herramientas de masaje o a veces, se dejan estáticas. Así, cuando se combinan con otras técnicas de masaje, las piedras calientes tienen un efecto calmante y relajante, ya que transmiten calor al interior del cuerpo.

Reflexología

La reflexología se trata de la aplicación de la presión adecuada en puntos y áreas específicas de los pies, manos u oídos, ya que se cree que estos puntos reflejos corresponden a diferentes órganos y sistemas del cuerpo, y que al presionarlos se crean beneficios reales para la salud de la persona.

Por ejemplo, la reflexología sostiene que un punto específico en el arco del pie corresponde a la vejiga, así que cuando un reflexólogo usa los pulgares o los dedos para aplicar la presión adecuada en esta área, puede en verdad afectar el funcionamiento de la vejiga.

De hecho, los reflexólogos utilizan mapas en los pies para guiar su trabajo. En estos, el pie izquierdo corresponde a los órganos que se encuentran en el lado izquierdo del cuerpo y el pie derecho a los órganos del lado derecho.

Masajes durante el embarazo

Se sabe que durante el embarazo, el cuerpo pasa por grandes cambios, por lo que este tipo de masajes puede ayudar con estos cambios, al igual que para la reducción el estrés, disminuir el hinchazón de brazos y piernas, aliviar el dolor muscular y el articular característico de esta etapa.

Exfoliación corporal

Uno de los tratamientos corporales más populares es el masaje exfoliante corporal, el cual suele ser muy pedido para el área de la cara.

Aunque este no se considera un masaje propiamente dicho, es recomendable que siempre vaya acompañado de uno. De forma que además de dejarte una piel rejuvenecida, limpia y con brillo, también sirva para relajar tus músculos y tu mente.

Estos masajes suelen hacerme muchas veces con sal marina, pero puede hacerse con otros productos, como granos de café. Así, el profesional frota una mezcla con diferentes productos y con aceites aromáticos en tu piel, con el objetivo de exfoliarla y dejarla fresca y suave.