Reformas sencillas post Covid19

Parece que eso del confinamiento y de la “obligatoriedad” de pasar más tiempo en casa ha provocado una especie de pasión repentina entre la sociedad por rediseñar y adaptar ciertos espacios en casa. No es que de repente la gente se haya puesto a invertir miles de euros en costosas reformas de hogar pero, por lo visto, sí hay cierta tendencia que se hace palpable en las ventas, tano online como físicas, de tiendas especializadas y grandes superficies como Leroy Merlin o Brico Depot entre otras.

Esto me hace pensar que tal vez nos hacía falta quedarnos más en casa para empezar a gastar más tiempo y dinero en mejorar nuestra calidad de vida y menos en el ocio, y con esto no quiero decir que no debamos ir a tomar unas cañas al bar con los amigos, al cine o a comer por ahí con la familia, sino que a veces dejamos pasar los meses, y años, pensando esa famosa frase de “ya lo haré” en pro de gastar nuestros ahorros en otros menesteres y nos olvidamos de que vivir en casa, en familia, y con calidad de vida, es mucho más importante que esa cañita fresquita en el bar.

Según Sergio Nisticó, diseñador de interiores en Alicante, se aprecia una tendencia al alza en el interés por reformar salones y salas de estar. Según este diseñador, son muchos los usuarios que le han pedido asesoramiento para rediseñar los espacios comunes de ocio de sus viviendas en estos últimos meses. La sociedad, ahora mismo busca lugares seguros donde estar en familia o con amigos muy cercanos, donde jugar a juegos de mesa, pasar el rato con un buen café, o ver una película sin miedo al contagio, de ahí que se esté invirtiendo más en acondicionar y reformar esas habitaciones de las viviendas familiares que, por ejemplo, cocinas o baños, que suelen ser las reformas más demandadas por norma general, o lo eran hasta la fecha de hoy.

Pero ¿qué es lo que se está vendiendo más? Por lo visto, la posibilidad de una segunda oleada del virus en otoño ha promovido mucho la venta de estufas de pellets, estufas eléctricas y estufas de gas estéticas. En otras palabras: atrás quedaron los clásicos radiadores, ahora lo que está de moda es instalar una buena chimenea que imite o recuerde a la clásica chimenea de leña.

Según Ambifuego las hay de interior y de exterior, y en ambos formatos se ha notado el aumento de ventas, pero las de exterior son las que más se están vendiendo y con diferencia. La sociedad, aseguran algunos expertos, quiere asegurarse un espacio al aire libre para este invierno en caso de que se produzca un nuevo confinamiento obligatorio por Estado de Alarma o, incluso, pos si ellos mismos deciden pasar el máximo tiempo posible en el interior de sus viviendas de forma voluntaria, como un autoconfinamiento, para evitar un posible contagio de Covid19.

El problema es que no todos tienen la posibilidad de adaptar un espacio exterior para uso de la familia tanto en verano como en invierno, básicamente por la mayor parte de la población vive en pisos sin terrazas, jardines ni grandes balcones y, ante eso, solo nos queda la redecoración y reforma de los salones familiares para poder darles un mejor uso y, por supuesto, ganar en comodidad.

Otro producto que está incrementando las ventas notablemente es la pintura al agua. Según La Casa del Pintor, sus clientes están aprovechando el tiempo libre que tienen para reacondicionar estéticamente sus viviendas, algunos porque ahora tienen más tiempo que antes al pasar en casa más horas al día, otros porque vaticinan un nuevo encierro (voluntario o no) y quieren dejar la vivienda a punto para sentirse mejor viviendo en ella.

Sea como sea, parece que la estética está siendo uno de los puntos fuertes de estas reformas post-covid19, pero no son las únicas ventas que están llamando la atención porque la tecnología también está haciendo su particular “agosto”.

Televisores, ordenadores, tablets y móviles son algunos de los productos más vendidos pero también cajas de smartTV, unos aparatos que convierten cualquier televisor en una smartTV actual, algo que se puede comprender fácilmente si vemos los números de algunas plataformas de Streaming.

Y es que Netflix, Disney + y HBO entre otras plataformas están aumentando su número de suscriptores notablemente desde que empezó la pandemia, así que es lógico pensar que si la sociedad ha optado por este tipo de entretenimiento haya empezado a gastar más también en las herramientas que nos permiten disfrutarlo.

También han aumentado, por el mismo motivo, la venta de proyectores y pantallas pero en este caso no ha sido un aumento tan drástico y evidente, lo que hace pensar que no es un producto que haya impactado demasiado en nuestra sociedad. Las televisiones siguen siendo el producto estrella.

Lo que sí resulta algo extraño es que hayan aumentado las ventas de ciertos productos que encontramos en salones y salas de estar pero no se haya visto un aumento en las ventas de sofás o sillones. Parece que se prefiere optar por actualizar la televisión antes que por la comodidad de nuestros traseros, o se prefiere renovar la estética de la estancia antes que renovar un bonito sillón orejero.

No obstante, los muebles, en general, también han visto incrementar sus ventas, aunque la sociedad ha optado por mobiliario de fácil instalación, tipo Ikea, antes que por la compra de conjuntos de muebles en tiendas especializadas. En otras palabras, que se está apreciando más el montarse uno mismo sus propios muebles con el fin de ahorrar un poco de dinero antes que gastar partidas completas para que instaladores profesionales traigan los muebles a casa, los monten, acondicionen e instalen en su nuevo espacio. Esto, en el fondo, es comprensible, y es que la sociedad está evolucionando hacia un tiempo en el que si hay algo que puede hacer uno mismo opta por no contratarlo, de hecho, solo algunos pocos de clase económica alta optan por contratar absolutamente todo con el fin de no tener que ser ellos quienes desempeñen ciertas tareas.

¿Y tú, te has renovado el salón?

Deja una respuesta