Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Las autocaravanas, para disfrutar a pesar de las restricciones

Está claro que no es buen momento para viajar a otros países. La pandemia del coronavirus ha supuesto un antes y un después en lo que tiene que ver con el turismo, uno de los pilares de nuestra economía y que se ha visto tremendamente afectado por todo lo que ha venido ocurriendo durante el último año. El único momento en el que el turismo ha sido rentable durante el último año ha sido el verano, y no cabe la menor duda de que ha sido insuficiente teniendo en cuenta la dependencia de este modelo de negocio que hay en España.

Está claro que no es buen momento para viajar a otros países. La pandemia del coronavirus ha supuesto un antes y un después en lo que tiene que ver con el turismo, uno de los pilares de nuestra economía y que se ha visto tremendamente afectado por todo lo que ha venido ocurriendo durante el último año. El único momento en el que el turismo ha sido rentable durante el último año ha sido el verano, y no cabe la menor duda de que ha sido insuficiente teniendo en cuenta la dependencia de este modelo de negocio que hay en España.

Sí que es cierto que el turismo nacional, siempre que se ha podido, se ha seguido produciendo con algunos matices. No se han visitado esos lugares de la costa que están tan concurridos durante el verano. La apuesta ha sido la de acudir a entornos mucho más naturales y tranquilos con el objetivo de evitar todas las aglomeraciones. Por eso, el tipo de viaje y su planificación ha cambiado por completo y han sido otras las necesidades que las familias y los grupos de amigos han tenido durante los últimos meses.

Lo que más destaca de esa nueva tendencia es que son muchas las familias, amigos o grupos de personas que se están decantando por el uso de una caravana o autocaravana para organizar sus viajes. Si lo pensamos, es una manera inteligente de viajar en un contexto de tantas restricciones como en el que nos encontramos. ¿Por qué? Porque de esta manera mantenemos nuestra burbuja y no nos encontramos en un hotel donde sabemos que hay más gente y donde el peligro, en definitiva, es mayor. Viajar en caravana o autocaravana se ha convertido en una acción original para mantener el ocio durante el coronavirus. Al menos así fue durante el pasado verano. Es mucho mejor eso que viajar en transportes de masas como el autobús, el avión o el tren.

Son muchos los medios de comunicación que se han hecho eco del boom que están viviendo las autocaravanas en los últimos tiempos, incluso antes de que llegara el coronavirus. La página web del diario ABC indicaba que, en España, se venden 25 al día. Esta información, por cierto, data de enero del año 2020, lo que indica que, en efecto, el deseo por adquirir este tipo de transporte es anterior a la pandemia. Está claro que presenta una gran cantidad de ventajas y que tenemos que aprovecharlas ahora más que nunca.

Aunque es verdad que, en España, viene creciendo el número de autocaravanas en nuestras carreteras, todavía estamos lejos de los principales países europeos en este sentido. Alemania, con más de medio millón de unidades, comanda la clasificación con ventaja con respecto a Francia. Gran Bretaña e Italia, con poco menos de un cuarto de millón, les siguen de lejos. Ojalá que dentro de pocos años, España se encuentre entre los países líderes en este sentido. Queda mucho camino por recorrer para que eso se convierta en realidad. Pero estamos en el buen camino.

La autocaravana ya estaba de moda antes de que el coronavirus hiciera presencia en nuestras vidas. Pero es cierto que, a causa de la necesidad de todo el mundo para aislarse en una burbuja y evitar todo tipo de aglomeraciones (incluidas las del transporte público), se ha acentuado la compra o alquiler de este tipo de medio de transporte para garantizar la seguridad y prevenir posibles contagios. Según indican desde Car Rent Milladoiro, el pasado verano batió un récord en este sentido. Está claro que la pandemia sí ha tenido algo que ver.

Un medio que garantiza la diversión

Hay una cosa que debemos tener clara: la autocaravana garantiza la máxima diversión porque nos permite permanecer juntos en un contexto muy diferente al que estamos acostumbrados, con el telón de fondo de la naturaleza y con toda una aventura por delante. Es evidente que se trata de una experiencia que tenemos que valorar al menos una vez en la vida. Desde luego, no será porque en España no tengamos paisajes estupendos que visitar con un medio de transporte como este.

Estamos en un momento en el que es importante divertirse. Desde luego, es la única manera que tenemos de sobrellevar una pandemia como la que estamos viviendo. De no ser por esos pequeños momentos de diversión, sería completamente imposible que fuéramos capaces de sobreponernos a uno de los momentos más negros de nuestra historia reciente. No cabe la menor duda de que es en estos asuntos donde está el secreto de la vida tal y como la conocemos ahora mismo. Y son muchas las personas que se pueden encargar de confirmárnoslo.