Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Los ancianos son el grupo de edad que peor salud dental tiene en España

Suele decirse, y además con todo el acierto del mundo, que a medida que vamos creciendo se multiplican los problemas de salud que podemos acumular las personas. Seguro que es algo en lo que estamos de acuerdo la mayoría de la población, porque la verdad es que lo hemos vivido con nuestros abuelos y abuelas e incluso con nuestras madres y padres. Es evidente que la vida y el cuerpo humano, a medida que avanzan y se desarrollan, se van encontrando con problemas que son fruto del simple paso del tiempo. Como suele decirse, es ley de vida.

Suele decirse, y además con todo el acierto del mundo, que a medida que vamos creciendo se multiplican los problemas de salud que podemos acumular las personas. Seguro que es algo en lo que estamos de acuerdo la mayoría de la población, porque la verdad es que lo hemos vivido con nuestros abuelos y abuelas e incluso con nuestras madres y padres. Es evidente que la vida y el cuerpo humano, a medida que avanzan y se desarrollan, se van encontrando con problemas que son fruto del simple paso del tiempo. Como suele decirse, es ley de vida.

Lo que no es ley de vida es el hecho de que debamos tener, sí o sí, una degradación de nuestra salud dental a medida que van pasando los años. Quizá se trate del único aspecto de la salud que no tenga necesariamente que deteriorarse con el paso del tiempo. Y es que, con los cuidados y las prevenciones correctas, una persona con muchos años puede tener una dentadura perfecta. De hecho, ejemplos de ello los hay en nuestra sociedad. Y son ejemplos que nos tienen que ayudar a comprender que, desde luego, la edad no es una excusa para no tener la boca perfecta.

Una noticia publicada en la página web de Gaceta Dental informaba de que hay que tener algunas consideraciones endodónticas con respecto al paciente que ya es anciano. En un momento de su vida en el que cualquier problema puede afectar a la calidad de vida, los odontólogos aseguran que hay que multiplicar los cuidados bucales porque, de lo contrario, aspectos como la masticación pueden resultar un severo problema para una persona con una edad avanzada. Desde luego, la ancianidad no es una excusa para tener problemas bucales. Eso sí: hay que redoblar los esfuerzos para impedir que aparezca cualquier dolor.

Otra noticia, publicada en el portal web Inforesidencias, hablaba de alguno de los peligros a los que se exponen las personas mayores en relación a su salud dental, peligros que van desde el padecimiento en mayor medida de la caries a la pérdida de piezas dentales. Esto es lo que suele ser habitual, pero es de justicia asegurar que, con un cuidado perfecto de nuestra boca durante toda una vida, que aparezca este tipo de problemas no tiene por qué estar a la orden del día ni mucho menos.

El de los ancianos es el grupo de edad con más problemas de salud dental en nuestro país. Lo es por diversas razones: durante la juventud de estas personas, apenas había dinero y vías para cuidar de la salud dental. Como consecuencia, estas personas nunca encontraron el hábito imprescindible para empezar a tratar sus enfermedades bucales y ahora, problemas como la caries o la pérdida de piezas dentales está a la orden del día entre las personas de más de 70 años. Eso es lo que nos han transmitido desde la clínica dental Belmonte, de Albacete. La buena noticia, según nos cuentan estos profesionales, es que, de cara a las próximas generaciones, la situación va a cambiar de una manera más que considerable.

Una necesidad para nuestro país

España no es precisamente una referencia en lo que tiene que ver con el cuidado de la salud bucal entre su población. Somos uno de los países con peores datos de toda Europa y eso, desde luego, merece un análisis y soluciones al respecto. Este es uno de los asuntos que más nos sonrojan de nuestro país y que debe ser una prioridad en materia de salud pública. Muchos expertos del sector odontológico así lo han expresado ya.

Y lo cierto es que somos optimistas en lo que respecta al futuro. En España tenemos algunas cosas buenas en lo que tiene que ver con la salud dental. En primer lugar, tenemos muy buenos profesionales en el sector. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que son los mejores profesionales de Europa. Y, en segunda instancia, debemos tener en cuenta que hemos hecho referencia a la tercera edad y que las generaciones venideras sí que vienen mostrando un mayor hábito e interés por el cuidado de su salud dental. Serán esas generaciones las que consigan que España abandone esas últimas posiciones del continente en lo que tiene que ver con el cuidado de la salud bucodental.

Estamos convencidos de lo que os hemos expresado en el párrafo anterior y no nos queda la menor duda de que, gracias a esos dos puntos, pronto vamos a ser una referencia en lo que respecta a la salud dental. La conciencia al respecto de este aspecto de nuestra salud ha crecido mucho en el interior de nuestras fronteras y, siempre que eso ocurre, experimentamos mejoras considerables. En esta ocasión, no será diferente.