Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Hoy nos vamos de fin de semana a Úbeda y Baeza

Hay viajes que quedan en la retina para siempre. De esos que no hace falta hacer fotos porque las imágenes las tienes en tu cerebro. Viajes que siempre te recuerdan a algo o alguien. Eso me ocurre a mí con un viaje que realice hace unos meses a Úbeda y Baeza. Un combo perfecto que siempre tiene que ir junto. Igual que Víctor Manuel tiene que ir con Ana Belén o que los tacos van con el guacamole, estos dos lugares siempre se tienen que visitar en el mismo viaje.

Hay viajes que quedan en la retina para siempre. De esos que no hace falta hacer fotos porque las imágenes las tienes en tu cerebro. Viajes que siempre te recuerdan a algo o alguien. Eso me ocurre a mí con un viaje que realice hace unos meses a Úbeda y Baeza. Un combo perfecto que siempre tiene que ir junto. Igual que Víctor Manuel tiene que ir con Ana Belén o que los tacos van con el guacamole, estos dos lugares siempre se tienen que visitar en el mismo viaje.

Son las Zipi y Zape de las ciudades, dos de las localidades más bellas de la provincia de Jaén que nunca te puedes quedar con una. Como bien sabes, están ubicadas al sureste de Andalucía. Seguro que muchos te han comentado que se las compara con ciudades italianas porque cuentan con un espléndido conjunto monumental compuesto a base de palacios e iglesias renacentistas del siglo XVI y XVII. Pues bien, puede ser, aunque yo nunca he estado en ellas, pero lo que tengo claro es que son de las más bonitas que hay en España.

Úbeda y Baeza están a un paso del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, que es el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, y a un paso del Parque Natural de Despeñaperros, única entrada a Andalucía desde el centro de España. El paisaje de ambas ciudades es muy característico porque está compuesto por un “mar de olivos” como bien escribió el gran poeta Antonio Machado. La verdad es que es uno de los paisajes más bonitos del país.

Una visita por Úbeda

Comenzamos el recorrido por Úbeda. Mi recomendación, que es lo que hice yo es que contrates una turística, es la mejor manera de exprimir al máximo y de conocer todos los detalles de las localidades. Aunque está bien eso de ir por libre, te digo por experiencia que te pierdes un montón de cosas. Yo estoy muy agradecido a las explicaciones que nos dio la guía María Jesús Rodríguez, que conocimos en su web VisitaUbedayBaeza.

El paseo comenzó en la fastuosa Plaza Vázquez de Molina, declarada Patrimonio Mundial. Poco a poco vas conociendo un lugar repleto de edificios de gran calado, fruto del  genio arquitecto del Renacimiento Jienense, Andrés de Vandelvira, tales como el Palacio Vázquez de Molina, que es la sede del ayuntamiento de la ciudad (ojo porque solo abre de lunes a viernes). También tienes que visitar el Palacio del Deán Fernando Ortega, que es el actual Parador de Turismo,  o La Sacra Capilla del Salvador, además la visita está incluida en el precio de la ruta. El paseo continua por la Calle Real parando ante el Palacio de los Condes de Guadiana. Llegaremos a la Plaza de San Pedro, espacio en el que destaca la Iglesia del mismo nombre, así como el Palacio de la Familia Orozco. Terminando la visita en la Plaza de Andalucía. Siendo el mayor recorrido de los ofertados en la ciudad de Úbeda.

Una visita por Baeza

Por su parte, en la visita a Baeza, el paseo comenzará en la Plaza de los Leones. Continuaremos por la Plaza de Santa María, centro de la ciudad, con la Fuente de Santa María, el Seminario de San Felipe Neri, Casas Consistoriales y la Santa Iglesia Catedral de Baeza (interior incluido en el precio). La visita avanza hacia el Paseo de las Murallas  para terminar en la Plaza de la Santa Cruz con dos joyas de la ciudad la Iglesia románica de la Santa Cruz y el majestuoso palacio de Jabalquinto. A continuación se pasa por el edificio de la Antigua Universidad baezana para finalizar el paseo por el Arco del Barbudo que nos conducirá a la Antigua Plaza del Mercado, centro neurálgico de la ciudad.

Cómo nos movemos

Pues no te preocupes, olvídate del coche y de cualquier medio de transporte. La realidad es que Úbeda y Baeza tienen los cascos históricos muy concentrados, con lo que es muy sencillo visitarlas a pie. Ahora bien si cuando haces el viaje es en verano, no te olvides de llevar agua y ropa fresca. Hay innumerables cafeterías y bares por si en algún momento quieres descansar. En las oficinas de turismo te ofrecerán planos e información sobre los recursos visitables, aunque es cierto que en Internet puedes encontrar varios planos o incluso Apps que te lo ponen muy fácil.

Hoy me he ceñido solo a las visitas, otro día ampliaremos la información de los mejores sitios para comer y dormir en Úbeda y Baeza. Aunque ya os vamos avisando de que lo complicado en estos dos lugares es no encontrar un bar o restaurante donde puedas disfrutar de la maravillosa gastronomía de la zona.