Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Energía limpia y eficiente en todos los hogares

Pensar en que existe la mínima posibilidad de vivir con todas las comodidades actuales, sin tener que renunciar a nada, pero emitiendo prácticamente casi ningún CO2 a la atmósfera y que no se está haciendo por temas económicos provoca que me hierva la sangre. ¿Quién creó el dinero? El ser humano ¿verdad? Pues usémoslo correctamente.

Pensar en que existe la mínima posibilidad de vivir con todas las comodidades actuales, sin tener que renunciar a nada, pero emitiendo prácticamente casi ningún CO2 a la atmósfera y que no se está haciendo por temas económicos provoca que me hierva la sangre. ¿Quién creó el dinero? El ser humano ¿verdad? Pues usémoslo correctamente.

Está claro que no podemos ponernos a emitir moneas y billetes para pagar nuevas infraestructuras de energía renovable porque eso devaluaría la monea pero es que todo este sistema está creado por una sociedad capitalista que somos nosotros mismos y la hemos cagado, pero bien. Puede que funcione para algunas cosas pero no lo hace para otras y el único modo de cambiar lo que está mal es mover el culo.

Si no podemos volver al sistema del trueque a nivel mundial para eliminar el dinero del plano social, y si no podemos hacer algo tan sencillo como crear más billetes y monedas para, por lo menos, agilizar el cambio de todo y de todos a la energía renovable, tal vez sí podemos empezar a crear fondos europeos y mundiales que permita la creación de esas infraestructuras y ayudas nacionales, reales, para que empresas y ciudadanos podamos adaptar nuestros negocios y hogares. Y cuando digo reales, digo “reales”, no de esos que salen pero que para que te los concedan tienes que cumplir mil y un requisitos, algunos ridículos, y aun así tener un pastizal porque solo te pagan un pequeño porcentaje de la instalación que necesitas.

De lo que yo hablo es de que el Estado invierta en grandes empresas de creación de energía limpia y que luego invierta en que todo, absolutamente todo en este país, se mueva con esa energía. Y no me digáis que es inviable porque en realidad no lo es.

Una casa eficiente

Yo abogo por el autoconsumo eficiente cuando sea posible y por la conexión a una red eléctrica limpia cuando no lo sea. Pensemos en edificios de grandes urbes que tienen el tejado completamente despejado. Tal vez, podrían instalar en él un pequeño parque de placas solares fotovoltaicas que les generen la mayor parte de la energía que necesitan los vecinos residentes de ese edificio y, si no les es suficiente, entonces cogerían una pequeña parte de la red eléctrica nacional.

Pero claro, para que esos vecinos de ese edificio puedan instalar esas placas en el tejado necesitan hacer una inversión para la que no tienen presupuesto así que, unos por otros la casa sin barrer.  Ahora bien, ¿y si es el Estado quien pone placas solares fotovoltaicas en los edificios que sea posible, así como en otros espacios, y se usa la energía conseguida para uso común de toda la ciudad? Los vecinos solo pagarían el alquiler de la instalación o incluso un pequeño impuesto de energía pero luego la electricidad obtenida sería limpia y gratuita.

El resto de ciudadanos, lo que viven en casas unifamiliares en áreas menos urbanas, tal vez puedan engancharse igual a esa red pero si no es posible podrían tener su propio sistema de autoconsumo ya que ellos sí tendrían espacio para poder instalar las placas solares necesarias.

Amagi Solar, empresa instaladora de placas solares fotovoltaicas en Madrid, nos ha asegurado que la producción energética implica ahorros de hasta el 80% de la factura de la luz por lo que la inversión individual de un particular que vive en el campo o en una vivienda unifamiliar podría verse amortizada en menos de cinco años y a partir de entonces, ahorrar. ¿Qué son cinco años amortizando algo que te va a traer ahorro económico el resto de tu vida al tiempo que apoyas al medio ambiente y a nuestro planeta? Personalmente creo que todo son ventajas.

Ahora bien, hay quienes tienen miedo de que esa producción no sea la suficiente como para mantener la calidad de vida que tienen actualmente. Hablamos de generar suficiente energía diaria para usar lavavajillas, microondas, lavadoras, iluminación de la vivienda, televisores, ordenadores (y ahora viene lo bueno) hornos, calefacción, climatización, aires acondicionados, calentadores de agua, etc. Por eso, hemos hablado con García Guirado, expertos en instalaciones de autoconsumo eléctrico en Málaga, y les hemos planteado todas nuestras dudas.

Todo depende del uso que hacemos de la energía, de la zona en la que vivamos e incluso del tipo de instalación que tengamos.

Si vivimos en una zona como el sur de España ya es una ventaja porque las horas de sol al año son las que predominan frente a los días nublados o de tormenta, pero incluso si vives en Galicia, por ejemplo, se pueden hacer las cosas bien instalando sistemas con baterías que guarden y almacenen la energía conseguida en los días más soleados para usarla, no solo esos mismos días por la noche, sino también en los días más nublados.

Geotermia

No obstante, para quienes viven en zonas poco soleadas, hay otras opciones como sacar la energía de la propia tierra. Un buen sistema de geotermia en una instalación combinada con placas solares podría ser la solución perfecta para aquellos que viven en países con pocas horas de sol al año. La geotermia es un sistema que consigue energía renovable del suelo. Por ahora funciona mejor cuando hablamos de “calentar” la vivienda, pues es más sencillo utilizar el calor de la propia tierra para calentar los suelos de la vivienda y hacer que estos repartan el calor, pero también se puede conseguir energía para cualquier otra utilidad.

A diferencia de la mayoría de las energías renovables, la geotermia no tiene su origen principal en la radiación del sol, sino en la diferencia de temperaturas que existen entre el interior de la tierra y su superficie. Por lo tanto, podemos definir la energía geotérmica como aquella energía almacenada en forma de calor por debajo de la superficie de la tierra. Engloba el calor almacenado en suelos, rocas, aguas subterráneas cualquiera que sea su temperatura, profundidad y procedencia.

A una profundidad de 15 a 20 metros, se considera que el terreno comienza a estar a una temperatura constante todo el año, independientemente de la temperatura exterior. Para conseguir esa energía y utilizarla se debe realizar una instalación de tuberías de polietileno, colectores horizontales, por las que circula agua con anticongelante. Esa agua que capta el calor es la que se usará para generar electricidad. Con ello, podremos aprovecharla en sistemas de calefacción, agua caliente sanitaria y/o climatización. Ese equipo se denomina bomba de calor geotérmica.

Ventajas de estas bombas de calor geotérmicas:

  • Disponemos de una temperatura constante durante todo el año (la del terreno)
  • El rendimiento de la bomba de calor geotérmica no depende de las condiciones exteriores ya que está absorbiendo o cediendo energía siempre a la misma temperatura.
  • La bomba de calor geotérmica, es uno de los equipos de transferencia térmica más eficientes del mercado.
  • Únicamente, tendremos el consumo de la bomba de circulador del fluido caloportador (agua con anticongelante) y el compresor.
  • Estos equipos han experimentado en los últimos años una gran evolución, obteniéndose rendimientos COP (rendimiento calor) de hasta 5 y EER (rendimiento frío) de hasta 6.

Aplicaciones de la geotermia:

  • Calefacción por geotermia de pequeña y mediana potencia
  • Agua Caliente Sanitaria por geotermia
  • Piscinas
  • Suelo refrescante
  • En verano invirtiendo el ciclo, absorberíamos calor del interior del edificio y lo cederíamos al subsuelo o a una piscina. Con ello, el sistema de suelo radiante actuará como sistema de refrescamiento de la vivienda.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que una instalación de este tipo para una vivienda unifamiliar de 200m2  supondría una inversión de unos 25.000 euros, al menos por ahora, por lo que es inviable para muchas familias.

¿Tienes alguna desventaja?

Las principales desventajas de la geotermia son las siguientes:

  • Es recomendable realizar un estudio de viabilidad económica del proyecto.
  • Dependiendo de la magnitud de la instalación, se podría necesitar un estudio geotécnico.
  • Coste inicial más elevado, sobre todo en el caso de captación vertical.
  • Periodos de amortización medio-altos (entre 5 y 7 años)

Sea como sea, si hay formas de conseguir energía limpia ¿por qué no lo hacemos para todo y para todos?