El vino, una referencia gastronómica a nivel estatal

Si tuvieseis que elegir un único producto que defina a la gastronomía española, ¿cuál sería vuestra elección? La verdad es que es una pregunta que sabemos de antemano que es muy difícil de responder. Y es que España tiene una barbaridad de productos que son de primera calidad y que son muy explicativos de lo que es y cómo funciona nuestra tierra. Es probable que, en primera instancia, se os vengan a la mente productos como lo son el jamón, la paella, el gazpacho… y está claro que nos os podemos culpar por ello. Sin embargo, sí que consideramos que el producto estrella de nuestra gastronomía es otro. Nosotros apostamos por el vino.

Son muchas las zonas de nuestra geografía que son propicias para la elaboración de un producto como lo es el vino. Los amplios campos de La Mancha, de La Rioja, de la ribera del Duero… son excelentes para el cultivo de vid, un cultivo que genera muchos beneficios para nuestra tierra y que, desde luego, tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar en su justa medida un poducto como este. El vino es, en efecto, una de las mejores maneras de expandir la marca España a lo largo y ancho del mundo.

Una noticia que fue publicada en el portal web especialziado en vino Vinetur indicaba que la mitad de la producción de vino en todo el mundo se genera en España, Francia e Italia. Y es que el sur de Europa es uno de los mejores terrenos para hacer posible la existencia de un producto que es toda una joya. Todas las personas que somos consumidoras habituales de vino sabemos que, si no existiera este producto, habría que inventarlo porque sin él nos sentimos huérfanas. Es una gran suerte que España sea una potencia tremenda en lo que respecta a su producción.

Otra noticia, que en este caso vio la luz en un diario de prestigio como lo es El País, informaba de que Italia es el principal país productor del mundo en materia vinícola, España el más exportador y Estados Unidos el que más consume. Desde luego, muchos de nuestros vinos son exportados hasta el gigante americano y esta es una de las mejores noticias que se puede relacionar con el vino de nuestro país. Y es que, como vemos, este producto recorre fronteras y llega hasta puntos muy alejados de nosotros, lo que significa que su calidad es excelsa.

Es evidente que no todos los países tienen la capacidad de producir vino de primeras calidades. En nuestro país sí tenemos esa posibilidad y no cabe la menor duda de que la estamos explotando al máximo. Buena prueba de ello es la facilidad que tienen nuestras bodegas para comercializar su vino. Es el caso de Bodegas Bocopa, de la provincia de Alicante. Hace poco charlamos de manera telemática con sus dirigentes, quienes nos comentaron que la campaña correspondiente al año 2019 funcionó realmente bien y que el consumo de sus vinos está manteniendo una tendencia alcista desde hace varios ejercicios.

Creemos que el COVID-19 no se interpondrá en dicha tendencia

En los momentos en los que nos encontramos, muchas personas han manifestado su preocupación acerca de la crisis económica que va a escoltar a la crisis sanitaria que acabamos de padecer. La verdad es que se trata de un asunto muy serio y que merece toda nuestra atención, pero creemos que esa crisis no va a afectar a lo que tiene que ver con el consumo de vino que existe tanto en el interior de nuestras fronteras como más allá de ellas.

La gente se ha dado cuenta de lo importante que es una buena alimentación y de lo importante que resulta, también, apostar por productos de calidad y que sean propios de la gastronomía nacional. Precisamente por eso podemos decir que el vino, una de las estrellas de la agricultura y la gastronomía española, va a seguir teniendo una aceptación muy grande en nuestra sociedad. Y es que el vino es, como ya os hemos comentado, la gran seña de identidad de un país como el nuestro en los tiempos que corren.

Estamos convencidos de que el vino va a seguir siendo la clave del buen momento de la industria alimentaria española. Nos lo merecemos. El mimo con el que se elabora este producto hace que todo el proceso confluya en la elaboración de un caldo de la más alta calidad, que nada tiene que envidiar a los vinos franceses o italianos. Es algo de lo que, desde luego, tenemos que sentirnos muy orgullosos y que tenemos que seguir promocionando tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La buena salud del vino español redundará en la buena salud de la economía de este país.

Deja una respuesta