Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Cómo prepararte si te vas a quedar en un hotel con tu perro

Viajar es un placer, o incluso una forma de vida, y los dueños de mascota por supuesto que no son la excepción. Ya sea que viajes mucho, o que lo hagas para escapar al menos una vez al año de tu rutina, no siempre querrás (o tendrás los medios) para dejar a tu mascota en casa, en hotel para mascotas o al cuidado de alguien de confianza. Incluso, muchas veces se trata de que nos gustaría compartir estos viajes también con nuestros fieles compañeros en cuatro patas.

Viajar es un placer, o incluso una forma de vida, y los dueños de mascota por supuesto que no son la excepción. Ya sea que viajes mucho, o que lo hagas para escapar al menos una vez al año de tu rutina, no siempre querrás (o tendrás los medios) para dejar a tu mascota en casa, en hotel para mascotas o al cuidado de alguien de confianza. Incluso, muchas veces se trata de que nos gustaría compartir estos viajes también con nuestros fieles compañeros en cuatro patas.

Para estos casos, afortunadamente ahora existen muchas opciones de hospedaje, de diferentes tipos de instalaciones y categorías, que son pet friendly; de forma que  no solo admiten y ofrecen facilidades para los huéspedes con mascotas, sino que también  muchos de ellos cuentan con actividades y servicios exclusivos para atender a perros, gatos y otras especies domésticas como clientes vip.

Así que si quieres darle a tu mascota las vacaciones de su vida, sigue todos estos consejos para hacer una reserva para los dos sin olvidarte de nada.

En primer lugar: ¿merece la pena llevar a la mascota de viaje?

Este es el gran dilema de todos los dueños de mascotas. Y es que es cierto que en ocasiones separarse del animal de compañía es difícil y hasta doloroso, pero se trata de pensar primero en su bienestar.

Si el trayecto no va a ser traumático, ni complicado para tu peludo compañero y puede disfrutar a plenitud de todo lo que el destino escogido tiene para ofrecer, pasamos a planificar la aventura siempre con la mayor antelación posible. Recuerda que no se trata solo de conseguir alojamiento, sino que también  es importante considerar el medio de transporte y contar con toda la documentación pertinente.

Decide el tipo de alojamiento

Las opciones de alojamientos son muy amplias, y no solo varían de acuerdo al destino elegido y a tu presupuesto, sino que también ahora variarán de acuerdo a las necesidades de tu mascota. Así existen desde los tradicionales hoteles, hasta casas o pisos que sirven de techo temporal para turistas o ejecutivos.

Por ejemplo, puedes alquilar una vivienda que cuente con un jardín en donde un perro pueda pasar buena parte del tiempo, o reservar en hoteles que incluyan en sus ofertas salas de juegos para mascotas o paseadores de perros.

Hacer la reservación

Las 4 esquinas, casa rural con servicios para mascotas, te recuerdan que debes tener ciertas consideraciones al hacer tu reserva.

Primero,  no debes olvidar comentar a través del formulario del alojamiento que vas con tu mascota, además de especificar la raza y su peso para que confirmen su estadía. Incluso, puedes contactarles por teléfono para confirmar esta información, de forma que evitemos malos entendidos, por ejemplo, sobre condiciones que los alojamientos te impongan.

Una vez en el hotel, se recomienda que para la buena convivencia con los con demás clientes, lleves atado a tu perro al entrar y salir del mismo. Asimismo, es aconsejable darles un paseo antes de entrar en el hotel para que hagan sus necesidades, y por supuesto, deberás recoger sus desechos.

Por otro lado, aunque algunos hoteles ofrecen camitas, lo aconsejable es llevarlas de casa o su mantita para que reconozca su propio olor, así como sus propios recipientes para la comida y el agua.

¿Qué llevar en el maletín de viaje de tu mascota?

Así como pones todo el cuidado para no olvidar nada a la hora de empacar, también debes hacerlo con el equipaje de tu mascota. Aquí debes incluir:

  • Comedero, bebedero y la comida.
  • Juguetes
  • Correa y collar de repuesto por si se pierden los suyos o rompen
  • Cepillo y peine porque la higiene también hay que cuidarla durante vacaciones.
  • Champú para perros, puede convenir bañarle cada 15 días o lavarle con agua dulce después de los baños en el mar.
  • Toallitas higiénicas y productos para desinfectar en caso de herida.
  • Documentación: Cartilla de vacunación y de identificación

Además, que antes de salir de vacaciones el animal debe estar perfectamente vacunado, comprobar que el microchip funciona correctamente, y desparasitarlo para protegerle de parásitos internos y externos como pulgas, garrapatas, mosquito transmisor de Leishmaniosis,etc.

Y en cuanto el traslado de tu mascota, las cajas transportín son muy útiles, sobre todo, para animales pequeños, incluso para usarlas como pequeña habitación para nuestros amigos durante su estadía en el hotel.

¿Qué reglas tienen los hoteles para el hospedaje de mascotas?

Que un hotel o alojamiento permita el ingreso de mascotas, no quiere decir que se pueda hacer lo que se desee sin seguir ninguna norma. Más bien, dependiendo de cada lugar, existen una serie de consideraciones que hay que tomar en cuenta. Algunas de estas son:

  • Normalmente la mascota duerme en la habitación junto a sus dueños, pero cada hotel tiene su reglamento en materia. Por ejemplo, algunos hoteles tienen una zona habilitada para que los perros duerman, otros hoteles ofrecen un cesto para que duerma en la habitación, otros hoteles obligan a que el perro permanezca en su transportín, etc.
  • En algunos hoteles está permitido que la mascota se queda sola en la habitación, siempre y cuando dejes un número de teléfono de contacto por si surge algún problema, como que el perro se ponga a ladrar y moleste a los demás clientes del hotel. Mientras que algunos lo prohíben rotundamente. Por eso, te recomendamos averiguar las políticas del hotel.
  • Cuando la mascota se queda en la habitación el servicio de limpieza no suele entrar, por lo que es recomendable avisar al hotel cuando salgas con tu mascota para que puedan aprovechar de limpiar la habitación.
  • La mayoría de hoteles no permite que las mascotas permanezcan en las zonas comunes del hotel, como el restaurante, el bar, la piscina… no obstante, si hay algunos hoteles que cuentan con jardines por donde la mascota puede pasear y disfrutar con tranquilidad.
  • En cuanto al tipo de mascota que son aceptadas en este tipo de alojamientos, hay hoteles que admiten mascotas de hasta 5 kg de peso; otros hasta 10kg, otros hasta 15, y otros hoteles admiten perros de cualquier tamaño. Te recomendamos utilizar un buscador para encontrar hoteles que admitan perros del tamaño de tu mascota.
  • Asimismo, estos hoteles que admiten mascotas suelen admitir una sola mascota por habitación, siempre con la excepción de que cada hotel tiene su política (algunos hoteles admiten hasta tres mascotas por habitación). Por lo que si tienes más de un acompañante peludo, debes consultar primero con el alojamiento.
  • Hay hoteles que admiten perros gratis, y otros admiten mascotas bajo el pago de un pequeño suplemento, el cual no suele venir incluido en el precio de la reserva. Por eso debes consultar con tu hotel si cobran un monto extra por tu acompañante, de forma que no te sorprendan gastos no planeados dentro de tu presupuesto de viaje.
  • Si lo que quieres es disfrutar de la playa durante tu viaje, te advertimos que desgraciadamente son pocas las playas a las que se puede acceder con mascota. Por lo mismo, te recomendamos hacer una búsqueda en Internet para averiguar cuales son y planear tu viaje en torno a ellas.

¿Qué hago si mi perro tiene problemas de comportamiento?

Los mayores candidatos a tener estos comportamientos son los cachorros o perros jóvenes y los adultos de razas de trabajo que son muy activos, y suelen darse más que nada dentro de casa, cuando son dejados solos, debido a la ansiedad que les genera la separación o al simple aburrimiento.

Los perros que tienen problemas de ansiedad, cuando se quedan solos, no pueden controlarse y orinan o defecan en la casa, muerden los muebles, ladran, etc., y entendemos que esto pueda provocar al dueño si planea llevarlo a un hotel y dejarlo solo en algún momento,

En estos casos, los juguetes no son la solución, lo que debemos hacer es ir a un experto que estudie y analice las causas y te ayude a con un tratamiento normalmente conductual, es decir, corrección de conductas por ambas partes.

No obstante, si hay uno que otro juguete que si vienen bien para liberar su estrés: cuerdas de nudos, pelotas, señuelos… los que no están aconsejados son los palos, piñas, etc., pero si el problema es que muerden muebles, no es bueno darle peluches o muñecos de trapo, ya que las texturas son muy parecidas.

En conclusión, el objetivo es emprender este viaje y llevar a tu mascota al hotel para compartir juntos y disfrutar del nuevo destino. Sácalo a pasear a las horas del mediodía cuando no haya tanto calor, intenta que pase la menor cantidad de tiempo dentro del hotel, e intenta planificar itinerarios que contemplen a tu compañero en cuatro patas. Ya verás que si los momentos de encierro se reducen al mínimo (por ejemplo, solo para las horas de sueño), los riesgos de daños a las instalaciones o molestias a otros huéspedes serán más bajos.