Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Cómo hacer una cata de aceite de oliva paso a paso

El aceite de oliva es uno de los productos gastronómicos mejor valorados, tanto que se le denomina oro líquido. El aceite lo utilizamos a diario, ya sea para cocinar, como aderezo en ensaladas o como ingrediente de algunas recetas o salsas. Sin embargo, en pocas ocasiones se consume el aceite de oliva solo o se valoran las propiedades de cada zumo de oliva.

El aceite de oliva es uno de los productos gastronómicos mejor valorados, tanto que se le denomina oro líquido. El aceite lo utilizamos a diario, ya sea para cocinar, como aderezo en ensaladas o como ingrediente de algunas recetas o salsas.

Sin embargo, en pocas ocasiones se consume el aceite de oliva solo o se valoran las propiedades de cada zumo de oliva. Unas cuestiones que tienen lugar en las catas. Realizar una cata de aceite de oliva es una experiencia increíble que permite valorar y conocer las características de este ingrediente indispensable de la gastronomía mediterránea. Por eso en este artículo te vamos a explicar a hacer una cata de aceite de oliva paso a paso por si algún día te animas a hacerla.

  • Consigue los materiales

Para realizar una cata de aceite de oliva lo primero que tendrás que hacer es conseguir los ingredientes y materiales necesarios.

Sobre los materiales, en las catas de aceite se utilizan dos elementos especiales. El primero de ellos es el vaso de cata, un vaso que tiene la base ancha para concentrar los olores y evitar el derramamiento del líquido. Además, estos vasos suelen ser de color oscuro para evitar que se vea el color del líquido, ya que se suele asociar el color a la calidad, pero realmente no es así. Y el segundo elemento es el llamado vidrio de reloj. Este elemento es como una tapa de cristal para el vaso que permite evitar que los aromas se escapen antes de comenzar con la cata. Estos son los dos artículos necesarios para realizar una cata como un auténtico profesional, pero si tan solo vas a hacer una cata de manera puntual puedes emplear artículos que tengas por casa como un vaso tradicional de cristal.

Por supuesto, además de estos materiales necesitarás el ingrediente principal de la cata, el aceite de oliva que vas a valorar. Y ya que vas a hacer una cata mejor que se trate de un aceite de oliva virgen extra.

  • Atemperar el aceite

Una vez que ya se han conseguido todos los materiales necesarios hay que verter un poco de aceite en el vaso y poner el vidrio reloj para evitar que los aromas se esparzan por el ambiente antes de tiempo. Tras echar el aceite y taparlo hay que intentar que el líquido tenga la temperatura óptima para la cata. Según los expertos la temperatura ideal es de 28 grados.

Para que el aceite alcance esa temperatura se recomienda atemperarlo rodeando el vaso con las manos durante medio minuto aproximadamente.

  • Mueve la copa suavemente

Ahora que ya se ha alcanzado la temperatura óptima para la cata hay que mover un poco la copa. Esto se debe hacer sin quitar el vidrio del vaso. Además, hay que señalar que se debe mover la copa con movimientos suaves y circulares. Y se debe conseguir que el aceite recubra todas las paredes del vaso para poder percibir en el siguiente paso todos los aromas.

  • Huele el aceite

Y ahora ya ha llegado el momento de quitar el vidrio de reloj y oler el aceite. En esta fase se debe analizar la intensidad y las notas aromáticas. Según los expertos se deben realizar dos olfacciones. La primera para obtener una impresión general y la segunda olfacción sirve para confirmar las sensaciones.

  • Prueba el aceite

Tras oler el aceite hay que degustarlo. Se debe tomar un pequeño sorbo, de aproximadamente unos 3 ml de aceite. Además, no se debe tragar directamente, sino que se recomienda distribuir el aceite por la boca. Con la degustación se pueden matizar las sensaciones captadas a través del olfato. Pero también hay que tener en cuenta la densidad o matices como si el aceite es afrutado, amargo, picante…

Estas son las cuestiones fundamentales que hay que conocer para realizar una cata de aceite de oliva, así como los pasos para elaborarla de manera correcta. No obstante, si quieres disfrutar la experiencia al máximo lo más recomendable es realizar una cata guiada por un experto. Uno de los lugares perfectos para realizar una cata de aceite de oliva es en el Centro de Interpretación Olivar y Aceite y la Asociación Olivar y Aceite Provincia de Jaén. Aquí realizan completas catas de aceite en las que los asistentes pueden acceder al mundo de sensaciones que ofrece este oro líquido de la tierra, así como pueden conocer en profundidad los atributos característicos del aceite de oliva virgen extra de la provincia de Jaén.