¿Cómo elegir la ropa interior más adecuada a tu tipo de cuerpo?

Como todos sabemos, existen diferentes tipos de cuerpo. Algunos somos más delgados, otros más gruesos, con menos espalda, con forma rectangular… Aquí cómo saber cual es tu tipo y que ropa interior le lucirá mejor.

Tipos somáticos de cuerpo

Entre tantas diferencias, podemos clasificarnos entre tres tipos somáticos de cuerpo: Endomorfo, ectomorfo o mesomorfo.

Endomorfo

Por lo general, es bastante grueso, y con tendencia al sobrepeso y a acumular grasa. El endomorfo suele ganar más fuerza con facilidad y puede conseguir músculos rápidamente  Por esto, este tipo siempre está en control de su alimentación, además de practicar ejercicio de forma rutinaria.

Ectomorfo

Al contrario que el anterior, el cuerpo ectomorfo suele ser mucho más delgado, con extremidades largas y bajo peso. También a diferencia del endomorfo, suelen tener un metabolismo acelerado.

Suelen tener un aspecto frágil y hombros más bien pequeños, y como no ganan músculos con facilidad, deben hacer diversos tipos de ejercicios cuando quieren estar más fuertes.

Las personas que tienen este tipo de cuerpo suelen comer cantidades pequeñas de alimentos y suelen  hacer ejercicios de fuerza en el gimnasio, acompañados de brazos, piernas y pectorales.

Mesomorfo

A simple vista tienen más pectorales que los otros dos tipos, pero no tienen el cuerpo tan grueso y fuerte como el endomorfo. Más bien, se le podría definir como un híbrido entre el endomorfo y el ectomorfo.

Suelen tener un metabolismo regular, no hace falta que sigan dieta estrictas y de todas maneras, suelen ganar musculatura y fuerza con bastante facilidad.

Lucen un aspecto atlético, buena postura, piel gruesa, y su dieta suele ser normal, ya que  pueden comer un poco de todo, siempre dejando de lado el aumento de grasas y azúcares. Su rutina de ejercicios suelen incluir los cardiovasculares controlados, y también de fuerza, ya que como decimos no tendrán demasiada dificultad para ganar fuerza, flexibilidad, o músculo.

Formas de cuerpo

Además de las tres clasificaciones morfológicas, nuestros cuerpos también se pueden clasificar según su forma. Estos son los 5 tipos de cuerpos de mujeres más comunes:


1. El reloj de arena:

Este tipo de mujeres suele tener hombros y caderas del mismo ancho, una cintura bien definida y las piernas bien torneadas. Sus senos son grandes, al igual que nalgas y caderas, a excepción de la cintura, que es más bien estrecha. Así mismo, este tipo de cuerpo es considerado como el modelo de belleza más popular, al ser el más curvilíneo.


2. La pera:

El rasgo más prominente de este tipo de cuerpo son las caderas, ya que  este tipo de mujeres tienden a acumular más grasa en esta área y a los lados de las nalgas, resultando en unas caderas bien definidas y muslos gruesos que lucir. 


3. El rectángulo:

Los hombros de este tipo de mujeres suelen tener medidas casi paralelas al de sus caderas. La cintura no suele ser muy pronunciada, mientras que los brazos y las piernas son delgados en proporción al resto del cuerpo. También tienden a tener nalgas bastante planas y poco busto.

4. El óvalo o cuerpo redondo:

Las mujeres de esta clasificación tienen una cintura ancha, hombros redondos y piernas delgadas. Siendo los puntos en los que se acumula más grasa, el abdomen y la espalda.


5. El triángulo invertido:

Este tipo de mujeres se caracteriza por tener hombros anchos, pechos pequeños y una figura que se va estrechando en la parte inferior del cuerpo. Las caderas no son muy grandes, las piernas son delgadas y, si pueden marcar sus músculos con facilidad si siguen una rutina de gimnasio.

La ropa interior perfecta para cada tipo de cuerpo

La ropa interior debe proporcionarnos confianza y seguridad al ajustarse perfectamente a nuestras necesidades y nuestro cuerpo. Esta debe ofrecernos estabilidad y soporte en los puntos más importantes, como por ejemplo en el área del escote.

Por ejemplo, en cuanto al sujetador, existen 8 tipos de escote diferentes que debes usar según el tipo de cuerpo que tengas. Si eliges la opción perfecta para tu estilo, esto favorecerá tu figura, pues además de resaltarla, le dará protagonismo a tu feminidad.

El problema es que a veces es difícil saber qué tipo de ropa interior va mejor según nuestro tipo de cuerpo. Esto porque muchas veces desconocemos nuestra talla y compramos la ropa interior más grande o más pequeña, y aunque sea muy bonita y a la moda, nos terminamos sintiendo incomodas con ella y nos damos cuenta que no nos luce, nos aprieta, no nos queda bien, se nota demasiado, etc. 

Así que en pro de ayudarte a conseguir tu prenda ideal, los especialistas en lencería de Lencería Paqui, nos recomiendan un modelo para cada tipo de cuerpo:

Lencería para cuerpo manzana, ovalada o redonda

Si tienes este tipo de cuerpo, te debe pasar que cuando subes de peso la grasa se te acumula en el abdomen y por consiguiente, tu cintura se vuelve un poco más ancha que tu cadera. Además, tu pecho es grande, con los hombros anchos y cintura poco definida; mientras que tus caderas son estrechas y tus piernas y brazos son un poco más delgados.

Por lo mismo, te vendrá bien elegir ropa interior que acentúe tus curvas y desvíe la atención del centro del cuerpo, como por ejemplo, un body o unas bragas de cintura alta que te ayude a tener todo en su sitio. Un corsé también  te quedaría perfecto y además de lucir sexy y atrevida, moldeará y acentuará tu cintura.

Puedes escoger un sujetador que se ajuste bien a tu pecho, como los sujetadores de copa entera o los sujetadores reductores, los cuales quedarían  perfectos con una faja alta para ayudar a disimular el abdomen y poder usar cómodamente vestidos ajustados.

Eso sí, evita los sujetadores push-up, los que tienen relleno y los sin tirantes, porque llamarían demasiado la atención hacia tu busto.

Lencería para cuerpo rectángulo o cuadrado

Si tienes un cuerpo rectángulo, con abdomen, caderas y pechos proporcionados, es decir, con casi el mismo ancho, deberás elegir ropa interior que rompa esa proporción.

Por ejemplo, los sujetadores push up te añadirá curvas y levantará el pecho, los sujetadores balconet y los sujetadores con relleno también son una buena elección. Por otro lado, las braguitas a la cadera, tangas o culottes y shorts con volantes o efecto cinturón le darán más volumen visual a tus caderas y realzarán tus curvas. Evita las bragas que aplasten tus glúteos.

Lencería para cuerpo pera

Si tus hombros y espalda son estrechos, tu trasero bien definido y proporcionado, tu cintura está definida y se va ensanchando hasta juntarse con tus caderas, que siempre son más anchas que los hombros, tienes un tipo de cuerpo que tiende a acumular grasa en las caderas y la parte alta de los muslos. Por lo mismo debes aprovechar y lucir el área de los hombros con sujetadores que den volumen a tu pecho, como los sujetadores pushup, sujetadores sin tirantes, sujetadores con los tirantes al cuello (escote halter) o los sujetadores balconet.

Por otro lado, opta por unas bragas tipo bikini de talle medio o bajo con el corte de las piernas alto para alargar ópticamente tu torso y lucir más equilibrada;  o  por unas bragas básicas de talle alto que hagan ver tus piernas más delgadas.

Lencería para cuerpo triángulo invertido

Cuando tu cuerpo es tipo triangulo invertido: tus hombros son más anchos que las caderas o si tienes unos hombros muy pronunciados y una cadera poco marcada, lo que debes buscar es dar volumen visual a las caderas.

Para esto puedes usar culottes y shorts de talle bajo, o bragas de encaje o volantes. Además, debes elegir sujetadores triangulares con escote profundo que le quite atención a  los hombros, como los sujetadores atados al cuello,  o con escote halter. Eso sí, evita los tirantes rectos y los sujetadores sin tirantes.

Lencería para cuerpo triángulo

Si en tu caso más bien tienes los hombros y espalda estrechos, la cintura bien definida y las caderas más anchas que los hombros, elige  sujetadores que den volumen visual, como los sujetadores push up, los sin tirantes con las copas de espuma o los del tipo balconet, para lograr realzar tu silueta.

En cuanto a bragas, usa las pequeñas y de talle bajo, brasileñas y tangas; y evita los shorts, las bragas y los culottes de talle alto, porque estos más bien añadirán más volumen a tus caderas.

Si sigues estos consejos a la hora de elegir tu ropa interior lograrás destacar tus mejores atributos y dirigir las miradas hacia donde más quieres, tanto en el día a día, como en esas ocasiones especiales. Sin embargo, no son reglas ni normas estrictas, ya que al final, cada mujer tiene un cuerpo único y diferente, y tiene el derecho a ser atrevida y probar diferentes cortes y acabados. Usa estos tips más bien como una guía para saber por dónde empezar a elegir la ropa interior según tu tipo de cuerpo.

Deja una respuesta