Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Alimentos beneficiosos para los dientes

Incluir ciertos alimentos en tu alimentación diaria y excluir otros puede prevenirte de algunas enfermedades bucodentales y por ende aliviar las molestias cuando te has hecho algún tratamiento dental. A continuación te mostramos algunos de lo más beneficiosos para la salud de tu boca.

Incluir ciertos alimentos en tu alimentación diaria y excluir otros puede prevenirte de algunas enfermedades bucodentales y por ende aliviar las molestias cuando te has hecho algún tratamiento dental. A continuación te mostramos algunos de lo más beneficiosos para la salud de tu boca.

  • Alimentos con Zinc para un buen aliento

Además de las caries y las distintas afecciones relacionadas con las encías, la mayor parte de las personas han sufrido alguna vez halitosis.

“La halitosis es un problema más común de lo que pensamos, y se origina en el aparato digestivo o respiratorio pero que muchas veces si sitúa en la cavidad oral, donde las bacterias se almacenan y estas provocan ese mal aliento tan característico”, indican desde  Clínica Dental Elisa Fuentes en El Casar, Guadalajara.

Eso sí, con una buena higiene dental y una alimentación adecuada se puede evitar el mal aliento o hacer que este desaparezca. Así que intenta comer alimentos ricos en zinc  como huevos, ostras, almejas y carnes rojas.

  • Huevos, legumbres y calabacines

En la misma medida que el calcio, el fósforo es vital para que el mantenimiento de la estructura dental sea óptimo.

El fósforo es un mineral que se encuentra sobre todo en los alimentos de origen animal, como la leche y todos sus derivados, los huevos o el pescado.

Si en tu casa eres vegetariano o vegano, también puedes aprovechar las grandes fuentes de fósforo que ofrecen las legumbres, las nueces o los calabacines, por ejemplo.

  • Apio

El apio tiene un alto contenido en ácido málico, sustancia la cual favorece a la producción de saliva, que a su vez, sirve de limpiador dental y elimina las manchas del esmalte.

Como ocurre con todas las verduras y frutas, la mejor manera de comerlo es crudo, para que así conserve todas y cada una de sus propiedades nutricionales intactas. Puedes añadir tallos tiernos para así comerlo acompañado en vez de solos.

  • Té verde

La catequina es un antioxidante que sirve para evitar la inflamación de las encías producida por las bacterias, y mantiene a raya las enfermedades como la periodontitis.

Si tomar una taza de té verde se te hace muy amargo, prueba con unas gotas de limón  o una poco de leche desnatada.

  • Cerveza

Mejor las cervezas rubias que las versiones más tostadas o negras. La cerveza brinda al organismo de unos nutrientes esenciales para mantener unos dientes sanos y fuertes. Estos nutrientes son el silicio y el calcio.

Además, la cerveza rubia contiene más lúpulo, un componente esencial para combatir las bacterias y los hongos que atacan a la boca.

También contiene propiedades antiinflamatorias por lo que para beneficiarte al máximo de todos sus beneficios, bébetela mejor sin alcohol.

  • Kiwi, pomelo o papaya

La idea de comer estas frutas es por un rico contenido en vitamina C, un nutriente que se encarga de la producción de colágeno y que esta no decaiga.

Puedes encontrar la vitamina C en alimentos como la naranja, el limón, el kiwi, el pomelo, la mandarina o la papaya.

  • Yogures y lácteos

La leche, el queso y los yogures son una magnifica fuente de calcio y minerales para los hueso de nuestro cuerpo o los dientes.

Según los especialistas, hay que incluir el queso en la dieta diaria para proteger los dientes ya que al consumirlo, se produce más saliva y esta es rica en propiedades bactericidas.

Los garbanzos, las espinacas, el brócoli los calamares, la col y el tofu también son grandes fuentes de calcio.

  • Pescado azul

Las afecciones periodontales como la gingivitis, se producen por la aparición de bacterias en los restos de comida que quedan entre los dientes.

La vitamina D hace que sea más fácil la absorción del calcio y el fósforo, haciendo que las encías y los dientes se vuelvan más fuertes ante enfermedades como estas. La vitamina D se puede obtener del sol, pero también mediante la ingesta de pescado azul como arenques, salmón, caballa sardinas o atún.

· Evita el café, la remolacha y el pimentón

A la hora de comer ciertos alimentos también debemos elaborar una lista negra, la cual incluirá todo aquello que no podemos ingerir o beber, al menos en la medida de lo posible. En esta lista podríamos incluir líquidos como el café, chocolate negro, bebidas carbonatadas, cítricos, verduras como las espinacas o la remolacha, y especias como el pimentón, el curry y colorantes alimenticios.

  • Ten cuidado con la temperatura

Si te acabas de hacer una limpieza bucal, los primeros alimentos que te lleves a la boca deberían tener una temperatura ambiente, ya que tus dientes están muy sensibles a las temperaturas extremas, tanto frías como calientes. Tampoco te conviene que los alimentos sean muy ácidos como el tómate o productos elaborados con harinas refinadas o licores.