Ahorra en energía con estos sencillos trucos

Ahorrar en las facturas energéticas puede ser más fácil de lo que parece. Se pueden evitar muchos kilovatios (y también dinero) siguiendo una serie de consejos que te vamos a explicar en este artículo. 

1. Ten cuidado con el consumo fantasma 

El stand by o también denominado consumo fantasma se produce cuando los aparatos electrónicos están apagados pero siguen enchufados a la corriente, por lo que siguen consumiendo energía. Vamos, el famoso piloto rojo de la televisión es un ejemplo claro de consumo fantasma o un cargador de móvil que está enchufado pero sin ningún aparato cargándose. 

Según el diario económico Expansión, el gasto anual en consumo fantasma en una vivienda se encuentra entre 32 y 58 euros. El artículo en el que dan cifras y consejos sobre el stand by puedes leerlo haciendo click aquí. 

Este consumo se puede evitar desenchufando los aparatos cuando no los utilices, pero si no quieres tener que estar enchufando y desenchufado los cables constantemente la mejor manera de evitar el stand by es a través de regletas con interruptor. Cuando quieras hacer uso de los aparatos se encienden a través del botón y se apaga una vez se termine.

2. Aísla al máximo tu hogar 

Aislando al máximo tu hogar evitarás que se escape el calor cuando enciendas la calefacción. Y el aislante no solo debe estar en las paredes, también en las ventanas o puertas.

“Con un buen aislamiento térmico en las ventanas se consigue reducir al máximo el consumo energético. Existen diferentes clasificaciones en función del nivel de aislamiento y la época del año. En invierno hay ocho niveles de eficiencia siendo el color azul para las más eficientes y el rojo para las menos. Mientras que en verano hay cuatro niveles, en este caso otorgados por estrellas. Cuatro estrellas para las ventanas más eficientes y una para las menos”, explican desde Replus, empresa experta en ventanas. 

3. Apuesta por las bombillas LED

El uso de bombillas LED frente a las tradicionales permite ahorrar en las facturas de la luz. Aunque sean más caras, son una inversión a largo plazo, ya que consumen un 80% menos que las normales. 

Respecto al dinero que supone el cambio, se estima que con la sustitución de 10 bombillas tradicionales por LED, se estarían ahorrando 13 euros mensuales. Por supuesto, a más bombillas mayor ahorro. 

Además tienen mayor vida útil, se estima que duran unos 9 años, mientras que las tradicionales solo 1 año y medio a lo sumo. Vamos, aunque la inversión inicial sea mayor realmente merece la pena. 

4. Analiza tus facturas de la luz

Esto es muy importante, normalmente se opta por contratar la tarifa de la luz a las principales compañías del mercado. ¿Pero sabías que en España existen más de 400 comercializadoras de luz? Y sí, las más conocidas son las más caras. Así que podrías estudiar si estás pagando de más por la luz. En Internet existen comparadores de luz en los que incluyes tu consumo habitual y tu potencia y te dicen la tarifa más barata para ti. 

También deberías descubrir si tienes más potencia de la que necesitas, ya que si es así y bajas la potencia podrías reducir bastante tu gasto en electricidad. 

Pero si no sabes de luz ni de electricidad no pasa nada, al igual que hay asesores legales existen los asesores energéticos que estudiarán tus facturas de la luz y te aconsejarán. 

5. Apuesta por los electrodomésticos eficientes 

Los electrodomésticos son una parte importante del gasto eléctrico, concretamente suponen el 55% del consumo eléctrico, especialmente el frigorífico y la lavadora. Si optas por electrodomésticos eficientes estos consumen menos que los que no lo son, por lo que a largo plazo estarás ahorrando bastante dinero en electricidad. Para saber si un electrodoméstico es eficiente deberás fijarte en las etiquetas energéticas que por ley es obligatorio que tengan. 

6. Llena la lavadora 

La lavadora se encuentra entre los electrodomésticos con mayor consumo energético, por lo que hay que utilizarla eficientemente. Es recomendable llenar lo máximo posible la lavadora cada vez que se enciende. Además, si quieres ahorrar todavía más con las coladas puedes optar por lavar con agua fría. Antes se decía que si no lavas con agua caliente la ropa puede quedar sucia, pero es más un mito que una realidad. Y con este sencillo truco estarás evitando gran cantidad de energía. 

Si no conocías alguno de estos sencillos trucos para ahorrar en energía te recomendamos que los apliques y verás cómo descienden tus facturas de la luz. 

Deja una respuesta