Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

La osteopatía, el remedio de cada vez más gente ante los dolores físicos

Conservar nuestra salud se ha convertido en el principal objetivo de prácticamente todos los españoles. Es cierto que ese propósito debería estar a la cabeza en todo momento para todo el mundo, pero solo con la llegada de la pandemia nos hemos dado cuenta de la relevancia que tiene el estar sanos. Hablamos de una cuestión que vale su peso en oro y que puede significar la diferencia entre la felicidad o la desgracia. Y estamos hablando de dos factores que no se parecen en nada, ojo al dato. Cuidar de nuestra salud es, por ende, un asunto mucho más que fundamental.

Conservar nuestra salud se ha convertido en el principal objetivo de prácticamente todos los españoles. Es cierto que ese propósito debería estar a la cabeza en todo momento para todo el mundo, pero solo con la llegada de la pandemia nos hemos dado cuenta de la relevancia que tiene el estar sanos. Hablamos de una cuestión que vale su peso en oro y que puede significar la diferencia entre la felicidad o la desgracia. Y estamos hablando de dos factores que no se parecen en nada, ojo al dato. Cuidar de nuestra salud es, por ende, un asunto mucho más que fundamental.

Hay muchas maneras de conservar nuestra salud. Podríamos decir que tantas como personas. Hay gente que se centra sobre todo en prevenir enfermedades y dolencias y por eso apuesta por una buena alimentación y por la práctica de deporte de una manera diaria. Por otra parte, hay personas que se ponen en manos de profesionales especializados en un área en concreto porque consideran que es la más importante y la que más afecta a su vida. Sea como sea, el objetivo es común: mantenernos al 100% para aprovechar cada segundo de nuestra vida.

En España, y también en otras zonas de Europa, viene ganando enteros una ciencia que, desde luego, está causando sensación en los últimos tiempos. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de la osteopatía. Son muchos los expertos en este campo de la salud que ya operan en España y que han venido registrando un aumento en lo que tiene que ver con sus clientes. La verdad es que son muchas personas las que, en el interior de nuestras fronteras, sufren dolores corporales que les pueden generar problemas de primera magnitud en su vida.

Son muchas las personas que defienden la osteopatía como lo que realmente es: una ciencia. Un artículo que os hemos dejado a continuación y que pertenece al diario La Razón así lo ponía de manifiesto, indicando los beneficios que conlleva la práctica de la osteopatía y la cantidad de gente que se ha visto beneficiada por haber asistido a la consulta de un osteópata profesional. El autor del artículo critica al Gobierno porque, en su opinión, exactamente al igual que en la nuestra, no se están poniendo todos los medios para incentivar la visita al osteópata.

Hemos venido detectando, en los últimos años, un aumento cada vez más importante del número de personas que acuden a la consulta de un osteópata en España. Y la situación es similar en Europa. ¿Qué es lo que está ocurriendo en el Viejo Continente para que estemos recurriendo a las nuevas técnicas y medicinas? Es simple: que, en muchas ocasiones, la medicina tradicional no nos ayuda a superar nuestros dolores. Es lo que nos indican desde Osteópata Quiropráctico Alicante, cuyos profesionales, además, tienen fe en que la osteopatía, así como otras medicinas y prácticas alternativas, va a seguir ganando adeptos de cara a los próximos años.

Los malos hábitos, responsables de nuestros dolores 

Ha aumentado de un modo preocupante el número de personas que tienen problemas en el cuello, en la espalda o en otras zonas de su cuerpo. Indagando un poco acerca de los motivos que puedan explicar esto, hemos dado con los nuevos vicios que tenemos en la sociedad moderna. Las malas posturas delante del ordenador o de la tablet son las responsables de que todos esos dolores hayan aparecido en el cuerpo de tantos europeos. Y no pasamos precisamente poco tiempo delante de un ordenador en los tiempos que corren, ¿a que no?

No es mucha gente la que intenta prevenir todo lo que tiene que ver con sus problemas físicos. Y el asunto relativo a nuestras posturas cuando trabajamos o cuando estamos en casa da buena fe de ello. La verdad es que es una lástima que la realidad sea esta, porque es muy fácil habituarse a las buenas posturas y prevenir con ellas la aparición de todo tipo de problemas que quizá no nos afecten en demasía ahora si somos jóvenes, pero que terminarán por pasarnos factura con el paso de los años.

Estamos seguros de que, a través de la educación, es posible cambiar algunos de los malos hábitos que tenemos a día de hoy en lo que a nuestras posturas se refiere. Desde luego, no cabe la menor duda de que los niños de hoy, que ya han nacido sabiendo manejar un móvil o una tablet, tienen más riesgos que ninguna otra generación en lo que a dolores de cuello o de espalda se refiere. Y hay que tomarse un asunto como este en serio si queremos conseguir una solución que sea adecuada para nuestros intereses. Es lo que demanda la sociedad y lo que la osteopatía también puede ofrecer.