Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Elegir el traje de novio sin morir en el intento

Una boda es uno de los momentos más importantes de la vida de una pareja ya que es el día en el que se celebra el amor y las ganas de comenzar una vida juntos; y aunque evidentemente es una fiesta llena de momentos maravillosos y de recuerdos que serán eternos, también es una fecha que necesita de mucha preparación para que sea tal y como la soñaron.

Una boda es uno de los momentos más importantes de la vida de una pareja ya que es el día en el que se celebra el amor y las ganas de comenzar una vida juntos; y aunque evidentemente es una fiesta llena de momentos maravillosos y de recuerdos que serán eternos, también es una fecha que necesita de mucha preparación para que sea tal y como la soñaron.

Tradicionalmente la novia ha sido la estrella y protagonista de la boda, pero la verdad es que desde hace unos años, el protagonismo se ha ido nivelando para darle a ambos la importancia que se merecen dentro de la celebración, por ello se ha visto un aumento en la participación de los novios en los preparativos, y por supuesto, en la elección del traje ideal para el gran día.

Para nadie es un secreto que las miradas siempre se posan en la novia desde el momento que está pone un pie en el lugar de la celebración, pero con el traje indicado el novio también se roba las miradas y se convierte en el complemento ideal del vestido.

Por línea general, al novio se la limitado la elección del traje por las tradiciones que establecen un modelo de traje específico y unos colores concretos, pero la moda y la forma en que los novios han ido tomando protagonismo ha inspirado a los hombres a elegir una vestimenta que se adapte mejor a sus gustos y al estilo de la boda.

Teniendo esto en mente, el equipo de Joana Diestre especialistas en asesoramiento de vestuario para bodas, comparten con nosotros los siguientes aspectos a tomar en cuenta para elegir el traje de novio perfecto sin morir en el intento.

¿Etiqueta estricta o libertad creativa?

Lo primero que se debe elegir es si la boda se planificará bajo las reglas estrictas de la etiqueta o si los novios, y por ende la celebración, tendrán libertad creativa para hacerla más personal y acorde con la pareja.

Si la elección va ligada a la etiqueta tradicional, hay una normativa concreta para los trajes del novio: el frac es un traje de rigurosa etiqueta y únicamente apto para bodas de noche, y por otro lado el smoking es una opción para etiqueta formal, también para eventos de noche.

Pero si por el contrario, los novios planifican su boda según sus deseos y gustos dejando de lado la normativa estricta de la etiqueta, hay muchas más opciones tanto para trajes, como para decoración y para el tipo de celebración; por lo que el novio tendrá más opciones para elegir algo que encaje más con sus gustos.

Lugar, hora y estilo de la boda

Tradicionalmente las bodas se llevaban a cabo de noche. Sin embargo en la actualidad, la pareja decide a qué hora quiere que se celebre la ceremonia, y es importante tomar en cuenta el lugar, la hora y el estilo de boda para poder elegir un traje de novio acorde con la temática.

Ya teniendo claro el lugar, la hora y el estilo, el novio puede adaptar sus gustos para la elección del traje. Para lo cual, como mencionamos en el apartado anterior, también es importante definir si la boda seguirá las reglas de la etiqueta o si los novios crearán una boda según sus personalidades.

Para bodas de etiqueta estricta, la recomendación en trajes son el frac o el smoking, mientras que si la boda es más personal los trajes tipo sastre según los gustos del novio son una muy buena opción, que permite jugar con el tipo de tela y los colores, según el lugar de la boda. Si se trata de una boda en la playa, no es lógico tener un traje de una tela densa y pesada, pues el calor hará sentir al novio incómodo, lo mismo ocurre si se trata de una zona fría, la elección debe ser una tela que lo cubra del frío.

La elección del color va ligado al estilo de la boda, siguiendo el ejemplo de una boda en la playa en horas de la tarde tal vez un negro no sea la mejor opción, mientras que si se trata de una boda en un elegante salón de fiestas, es el color más ideal.

Lo importante de este punto es que la elección no desentone, pero que a su vez se respete los gustos del novio y sus preferencias a la hora de vestir.

La personalidad del novio

Para nosotros este es un punto muy importante, pues el novio tiene que sentirse cómodo a nivel físico, seguro de sí mismo y feliz en ese día especial, por ello es fundamental tomar en cuenta su personalidad, sus preferencias en vestuario y el tipo de ropa que lo hace sentir bien, de forma que se pueda buscar el traje que mejor se adapte a él y al estilo de su boda.

Por ello, lo ideal es que el novio cuente con la ayuda de un profesional que pueda guiarlo en la elección del traje y que pueda incorporar los accesorios ideales para que este se adapte a sus gustos, sin que se pierda elegancia y que siga siendo visualmente atractivo; lo ideal es que el novio vaya con una idea de lo que le gustaría y de cuáles serían las adaptaciones que considera importantes, ya sea cambiar la corbata por una pajarita, o el tipo de pañuelo que le gustaría usar, de esta manera podrá guiar visualmente al asesor en la búsqueda del traje y será más fácil la elección, que si va completamente en blanco.

Respetar la personalidad del novio es necesario para que él pueda disfrutar de uno de los días más felices de su vida, por lo que se le debe dar libertad para que juegue y pruebe diferentes tipos de traje, diferentes colores, diferentes accesorios y que escoja el que lo haga sentir mejor.

Accesorios y complementos, un abanico amplio y divertido

Como mencionamos antes, la personalidad del novio debe verse reflejada en el traje, lo que significa que los accesorios y complementos son su aliado para darle al traje un toque distintivo que vaya de la mano con sus gustos. Contrario a lo que se cree, el abanico es amplio y puede ser muy divertido no solamente de escoger, sino de ver lo que puede generar temas de conversación durante la celebración, estos son algunos de ellos:

  • Camisa: No tiene que ser necesariamente blanca, hay múltiples colores que pueden usarse según el traje y que le aportarán un toque especial y único.
  • Corbata, pajarita o ninguna de las dos: La elección de la corbata (y su nudo) o pajarita puede darle al traje un vuelco total, pues puede ser el toque de color o de textura, según la decisión del novio, aunque también la ausencia de ellos puede darle un toque informal, atractivo y moderno a un traje más tradicional.
  • Chaleco: Este es un complemento que puede formar parte del traje, dando lugar a tres piezas, y está sujeto a un amplio abanico de colores y texturas, ya sea guiándose por lo tradicional o buscando algo más moderno es una buena opción para que el traje se vea realzado.
  • Tirantes: La moda siempre da sorpresas y desde hace unos años los tirantes están tomando un lugar interesante en los trajes de novios. Estos le dan un toque divertido y vintage que sin duda es atractivo para personalidades más arriesgadas.
  • Los zapatos: Para las bodas generalmente se usan zapatos con cordones; pero, como siempre, dependiendo de la decisión y personalidad del novio puede elegirse el que más le guste, así como se ven zapatos de etiqueta, se ven novios en zapatillas tipo Converse que le dan un toque especial. Si se eligen zapatos más tradicionales, estos suelen ser negros, azules o marrones, aunque hay excepciones, y su elección depende del tono del traje.
  • Gemelos: Son dos complementos que adheridos a los puños de la camisa, suelen acompañar los atuendos de los hombres más importantes de la boda, es decir, novio y padrino, sin embargo no es obligatorio y esto dependerá de si al novio le parece necesario utilizarlos.
  • Relojes: Los relojes con correa de piel suelen coordinarse con el color de los zapatos y en caso de que el traje lo amerite, también con el cinturón y los acabados metalizados, como los gemelos. Los acentos dorados combinan mejor con gamas marrones que son cálidas y los plateados van mejor con tonalidades frías como el azul o gris. El negro es universalmente combinable.

Los accesorios o complementos son los puntos en los que más se puede mostrar la personalidad del novio, lo que significa mucho por ver y escoger, según sus preferencias y necesidades.

La boda también es un día importante para los novios y que se sientan tan protagonistas de una celebración tan bonita, es fundamental para que la disfruten a cabalidad, por ello, el traje debe representar al novio y darle la comodidad derivada de una elección pensada y tomada con todo el amor del mundo.