Roberto Suárez

Roberto Suárez - Actualízate

Conoce las diferencias entre un arquitecto y un técnico

Existe mucha gente que no conoce exactamente la diferencia entre un arquitecto y uno técnico, como nos dicen los profesionales de Planit-at.com. Pensemos que lo que tiene más importancia es no dar por supuesto que el técnico es un paso que hay que hacer antes del otro o una categoría que es inferior. Hablamos de dos carreras distintas, donde cada una de ella tiene sus capacidades y competencias a nivel legal.

Existe mucha gente que no conoce exactamente la diferencia entre un arquitecto y uno técnico, como nos dicen los profesionales de Planit-at.com. Pensemos que lo que tiene más importancia es no dar por supuesto que el técnico es un paso que hay que hacer antes del otro o una categoría que es inferior. Hablamos de dos carreras distintas, donde cada una de ella tiene sus capacidades y competencias a nivel legal.

El arquitecto técnico es una carrera independiente desde el siglo XIX. Así es como se llamó al aparejador. Una profesión que es la misma y todavía se le sigue llamando así. Ahora lo normal es utilizar el término de arquitecto técnico.

Vamos a ver en qué se diferencia uno y otro:

Años de formación

Aunque esto no es lo que tiene más importancia, pensemos que los arquitectos hacen una carrera con más años de duración. Si se quiere ejercer, hay que superar el grado y añadirle un máster que lo habilite.

Son unos 6 años de estudios antes de trabajar. No olvidemos que los arquitectos técnicos se les prepara en cuatro años de grado.

Sus funciones

La Ley de Ordenación de Edificación lo que hace es reconocer a los dos profesionales. Más concretamente, el arquitecto es el director de la obra y el arquitecto técnico es el que ejecuta la obra.

El primero se ocupa del diseño, del edificio y del entorno urbano, con capacidad para el cálculo de las estructuras y las instalaciones, encargándose de la dirección de la obra en la fase constructiva, donde supervisa lo que se hace dependiendo de los planos.

El arquitecto técnico, actúa como directo de ejecución de la obra, tiene su misión principal en el momento donde la idea comienza su construcción. El será el que dirija la materialización a nivel físico del proyecto en cuestión. Responsable de que todo vaya a funcionar y la presencia en la obra tiene más importancia que la del arquitecto.

Plan de estudio

No hablamos de los años formativos, el contenido que tiene cada programa de cada título es bastante distinto. Si se opta por el grado de arquitectura técnica, vas a comenzar los materiales y sistemas constructivos. Por ello hay que familiarizarse con las técnicas de construcción.

Los arquitectos estudian historia y arte, donde la parte de mayor importancia de la formación van a ser los proyectos, donde se va a encargar de diseñar los espacios como las formas.

Las salidas profesionales

La formación es bastante diferente en ambos casos, por lo que permite trabajar al finalizar en distintos campos. Con una buena orientación a lo largo del periodo de estudiante puede tener bastante utilidad para poder crear un perfil en el que puedan enfocarse en la vida laboral.

Los graduados en arquitectura técnica tienen como salida más inmediata la dirección ejecutiva en las obras, tanto por cuenta propia como formando parte de una empresa constructora.

Particularmente, los arquitectos pueden enfocarse en el diseño y la creación de proyectos de arquitectura, además de calcular las estructuras en cuanto a edificación.

Son dos clases de profesionales, existen otras formas de acceso a la administración en los ayuntamientos, participando como técnico perito en los procesos judiciales, docentes, asesores y demás personal. Los arquitectos técnicos se han preparado especialmente para poder abrir otros caminos que complementen al proceso constructivo, debido al componente práctico de la formación.

El futuro

En este sentido, el futuro es bueno para el arquitecto técnico, pues las obras de construcción tienen cada vez un componente mayor de técnica y exigencia, tales como los edificios que tienen un consumo casi nulo, las nuevas energías que han aparecido, así como unos modelos de construcción de vanguardia que nos van abriendo el camino, así como ser conscientes de la posibilidad de modelizar informáticamente a los edificios.

Se necesita gente nueva, la cuál está preparada dependiendo de lo modelos educativos para así poder dar el relevo a los profesionales clásicos, en un mercado que demanda un relevo generacional necesariamente.

No es para todos igual, pues en estos últimos años la oferta ha terminado por ampliar la demanda y el mercado está algo colapsado. Con los técnicos no ocurre eso, pues parece evidente que los estudiantes de arquitectura técnica son más necesarios que nunca, hasta que la profesión aparezca en los medios como la que tiene más futuro en años venideros.

Todo esto es algo que los centros universitarios conocen, pues hay cada vez un mayor número de empresas que recurren a sus servicios para ponerse en contacto con los estudiantes que están en los últimos años de la carrera.