La importancia de las joyas en nuestras vidas

Las joyas existen desde los tiempos más remotos y han sido un complemento infaltable para complementar el look de la mujer. Sin lugar a dudas le dan más belleza y distinción a la mujer bien vestida. De hecho, hay muchas mujeres que hasta sienten que les falta algo si no las llevan, y es que su vestuario no está completo sin una pieza de joyería que combine con la ocasión.

La joyería en el paso del tiempo

La historia de la joyería nace de la mano de la historia del hombre. Este desde sus inicios, ha tomado diferentes materiales y los ha transformado para usarlos luego como adornos que le aporten distinción y los haga resaltar dentro de su círculo social.

La joyería ha ido evolucionando con el paso del tiempo. El diseño de las piezas ha pasado por cientos de  nuevas  tendencias en las que se pueden apreciar  formas, colores, materiales, texturas, procesos e incluso conceptos; siempre al paso de la moda pero con su propio toque especial que lo hace único y con estilo.

Desde un principio el hombre paleolítico adornó su figura con diferentes materiales con la intención de destacar entre sus semejantes, es así como a través de las diferentes épocas el hombre ha transformado las joyas según su cultura, ciñéndolas a sus creencias, a su sentir, a su entorno social. 

Por ejemplo, a las mujeres les  apasiona la joyería ya que representa un símbolo de feminidad. La joyería siempre las ha hecho sentir más bellas y seguras. La importancia de la joyería reside en su propiedad de resaltar la belleza natural de una mujer, quien exalta sus atributos cuando viste una joya.

Las joyas son un detalle magnífico que forman parte de la vida de las mujeres casi desde que nacen, y es que  a los pocos meses de venir al mundo ya las madres se ocupan de ponerles a sus bebés pequeños pendientes de oro para lucir durante sus primeros años, para que luego, estas los puedan cambiar por otro accesorio de su elección. 

Las joyas, accesorios de aceptación social y autoestima

Abraham Harold Maslow —psicólogo estadounidense, y uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista—, influyó en como la sociedad percibía al mundo al proporcionarle un nuevo modelo del estudio del comportamiento humano. Maslow propuso una estructura con forma de pirámide para explicar las necesidades humanas psicológicas y físicas. Este diagrama consiste en una serie de escalones que llegan a la cúspide, la cual está coronada por la autorealización a la que se llega cuando se logra un estado de armonía y entendimiento. Mientras, en la base, las necesidades básicas o fisiológicas sostienen la representación de la estabilidad mental del ser humano.

La joyería podría situarse en el tercer escalón llamado “aceptación social,” ya que es una necesidad psicológica, que se satisface cuando los seres humanos cuidan de sí mismos y su apariencia. Estos tienen la necesidad de pertenecer a un grupo social o de ser aceptados por aquellos que consideran iguales, lo cual guarda una relación muy íntima con la apariencia. Sin embargo, de igual forma, esto también se relaciona con el cuarto nivel de la necesidad de autoestima, en el cual los individuos se sienten satisfechos con sus logros personales.

Muchos de los objetos cotidianos se podrían considerar diseños emocionales, incluyendo la joyería. Esto porque tienen una relación muy íntima  con la persona que los lleva, así como con aquellos que lo observan. Causan admiración y un cierto grado de placer a aquel que los usa,  ya que recibe un efecto agradable en su estado anímico.

El verdadero valor de una joya

Hoy en día, existen en el mundo coleccionistas dispuestos a poseer joyería contemporánea, lo cual representa un mercado de oportunidades para diseñadores y creadores de artículos sostenibles, de lujo, deseo y cargados de altos valores de uso, cambio y signo. Así, la joyería contemporánea viene a reinventar el valor de uso al convertirlo en una pieza de colección, manteniendo el valor de cambio y de signo bajo los propios materiales y a través de los conceptos expresados, pero sobre todo, ha logrado diversificar un campo que parecía muy específico.

Hablar de joyería ya no solo es sinónimo de moda, y no solo implica el uso de oro, plata, diamantes y piedras preciosas. La joyería ha elegido una nueva ruta a seguir en la que los materiales que la conforman ya no son lo que le representa su principal valor:

  • Valor de uso: En sí, muchos de los artículos de joyería no presentan un valor de uso, debido a que su función primordial no guarda relación con poder realizar ciertas actividades. Claramente, los seres humanos, con o sin joyería, pueden realizar sus actividades diarias a la perfección.  De hecho, hasta se podría decir que la joyería entorpece dichas actividades; sin embargo, su función principal es el de adornar e impactar. En una encuesta realizada a varias mujeres, la mayoría de estas dijeron que se sentían incomodas cuando no usaban joyas, otras dijeron que se sentían del sexo opuesto, y unas pocas más dijeron que se sentían como desnudas. Eso nos lleva a preguntarnos, ¿cómo es que la ausencia de un objeto que podría entorpecer algunas capacidades de movimiento, puede causar que una persona se sienta incómoda?
  • Valor de cambio: Por lo general la joyería de más valor es la diseñada con piedras y metales preciosos, de finos acabados y detalles.
  • Valor de signo: La joyería además de un valor de cambio tiene un gran valor de signo. Un artículo de joyería puede estar hecho de materiales de bajo costo y sin embargo podría valorarse precios altísimos tan sólo por la marca que lo comercializa. Este mismo apartado También podría referirse a otro aspecto: el valor sentimental, debido a que las piezas de joyería pueden convertirse en objetos de gran valor emocional para sus dueños, debido a que guardan recuerdos y sentimientos que pueden alcanzar un significado mucho más allá que cualquier valor económico. Así mismo, también podemos agregar un tercer valor denominado: valor conceptual. Hoy en día existe un movimiento de joyería llamado joyería contemporánea, cuyas piezas se consideran genuinas obras de arte. Estos artículos buscan confrontar al espectador así como al usuario; y en ocasiones, incluso están diseñadas con elementos poco convencionales y no son pensadas para ser utilizadas como parte de un atuendo, así que su valor radica en otro tipo de aspectos —aunque tengan que ver con los costos de producción—, y su valor más resaltante es su originalidad, manufactura, concepto, valor artístico y experimental.

La joyería y la mujer

Las joyas son un detalle magnífico que forma parte de la vida de las mujeres. Como decíamos, a los pocos meses de venir al mundo ya las madres se ocupan de ponerles a sus bebés pequeños pendientes de oro para lucir durante sus primeros años, para que luego cuando ya son adolescentes, ellas mismas van cambiando sus pendientes e incluso puedan decidirse por otro accesorio de su elección e incorporar otras joyas a su cuerpo como colgantes de plata personalizados, anillos, collares, pulseras, etc.

En algunas familias las joyas heredadas de generación en generación incluso representan como amuletos de la buena suerte y quien las lleva no las deja nunca porque piensa que sin ellas no se sentirá igual de bien. Otras joyas que tienen un valor sentimental de gran peso son aquellas que llevan el nombre o las iniciales grabadas de la persona que las posee.

Por otro lado, aunque todos los regalos son importantes, las joyas son especiales porque casi siempre evocan un recuerdo romántico y otros momentos importantes en la vida de una mujer, como la proposición de matrimonio, la ceremonia de bodas, un regalo de un hijo a una madre en su cumpleaños, o de una madre a su hija de una joya de familia que ha sido heredada por generaciones.

Así mismo, cada país tiene sus propias costumbres y modas para el uso de las joyas, igualmente estas son compañeras más leales y preciadas de una mujer, ya sea porque realzan su belleza, le dan el toque distintivo a su atuendo o les recuerdan a un ser querido.

Las joyas como medio de comunicación

Las hábiles manos de los diseñadores  moldean los metales preciosos para crear lujosas colecciones de collares, pendientes, brazaletes e incluso bisutería, para que estos metales artísticamente elaborados luego puedan encontrar a su mujer ideal, la cual adornará su belleza con  una joya que le cuente al mundo sus atributos. 

Por eso mismo, Joyería Lorena, especialistas en joyas para variedad de ocasiones, explican que los fabricantes del mercado deben estudiar con mimo el diseño de sus joyas porque tienen que tomar en cuenta variedad aspectos, como la personalidad de las mujeres, si estas lo que buscan es sentirse cómodas, elegantes o discretas, ya que deben trasmitir el mensaje de su interior a cada aquel que admire su brillante complemento. En otros diseños se tiene que pensar en la mujer a la que le gusta llamar la atención; de manera que se le pueda sorprender y encantar con un diseño más atrevido y divertido.

Cuando las joyas están terminadas, se les debe observar y analizar pensando en la historia que cuentan, ya que esto será lo que diga de la persona que la luzca. Por ejemplo, algunas mujeres solo quieren completar el conjunto que conforman la ropa, los zapatos, el bolso, el peinado y finalmente las joyas, mientras otras quieren con una joya atrevida que  logre atraer la mirada de todos.

Cada vino en su copa: 4 pasos para elegir la copa perfecta

La copa no sirve sólo para beber, sino que es también un elemento de evaluación del vino. El modo en que se expresa un vino, y en general cualquier bebida, cambia mucho según el recipiente en el que se sirve. Por eso, los fabricantes siguen estudiando nuevas formas y características que se adapten a la perfección a los diversos tipos de vinos. 

Por eso, se puede decir que si existe la copa ideal y que la elección de la misma es de suma importancia a la hora de disfrutar un buen vino con todas sus características. Sin embargo, esta elección dependerá del tipo de vino, a veces, y por lo general, de otras características a evaluar que conoceremos a continuación: 

1.Tipo de cristal  

Ante todo, la copa debe ser de cristal o vidrio fino (nunca vidrio grueso de vaso y jamás de plástico o metal), debe ser además totalmente incolora, no esmerilada ni serigrafiada, es decir, totalmente transparente para que se pueda admirar la limpidez y el color del vino. 

2. Forma 

Respecto a la forma, es preferible una copa de paredes muy delgadas e incoloras, sin tallado u otros motivos ornamentales.  

Por supuesto, al momento de usarla evitaremos todo contacto de éstas con la mano, ya que podría transmitirle su calor y olor al vino. Tomaremos la copa siempre por el tallo, y la longitud de este deberá variar según el vino. 

3. Tamaño 

El tamaño no es un factor tan importante como la forma, aunque es bueno tomar en cuenta que las copas grandes tienden a intensificar los aromas.  

Por ejemplo, para los grandes vinos tintos, mejor una copa amplia, panzuda, que facilita la oxigenación sin dispersar los perfumes; los tintos bien estructurados, de gran calidad y con contenido alcohólico elevado, ricos en aromas, necesitan una copa amplia para favorecer la percepción armónica de las sensaciones que generan. Mientras que para tintos de envejecimiento mediano, una copa amplia y redondeada, que se hace girar para exaltar los matices del buqué desarrollado sería la ideal. 

4. Contenido 

Copa de vino Burdeos 

Es la copa que comúnmente encontramos en la mayoría de establecimientos de restauración o que inclusive tenemos en casa. Es una copa estilizada que favorece el despliegue de aromas y dirige el vino hacia el centro de nuestra boca por lo que suaviza la sensación tánica y especiada de tintos con cuerpo. Ideal para vinos como los elaborados con Merlot, Cabernet Sauvignon o Cabernet Franc, es decir, el clásico coupage de la región de Burdeos. 

Copa de vino Borgoña 

Esta copa, a diferencia de la copa Burdeos, es menos alargada, tiene la base del cáliz más ancha y redondeada y una abertura más pequeña que su base. Su diseño está pensado para potenciar la experiencia al beber tintos ligeros y elegantes con aromas más sutiles. Su cuerpo en forma de balón hace la función de colector que permite contener toda la expresión aromática de vinos delicados para alargar su disfrute hasta el final. Ideal para vinos elaborados con Pinot Noir o Gamay, dos de las variedades que predominan en la región de Borgoña. 

Copa de vinos blancos 

Por lo general, las copas para vinos blancos son más pequeñas que las de vinos tintos. Para los vinos blancos ricos en acidez y ligeros de cuerpo, una copa en forma de tulipa propicia y prolonga la apreciación de su frescura. Como tendencia, y en líneas generales, se puede decir que para los blancos frescos y aromáticos es preferible una copa en forma de tulipa, que se abomba en el centro y va estrechándose hacia la boca, para liberar de inmediato los aromas retenidos en su interior. 

 
Lo ideal para los blancos de mayor calidad, estructurados que posteriormente han experimentado un afinamiento en depósito o en madera, es una copa más grande, mucho más abierta en la parte que ha de entrar en contacto con la boca. En este caso, para percibir mejor las sensaciones que produce el vino, se precisa una superficie mayor. En estos casos una copa de tintos serviría a la perfección. 

Copa de espumosos 

En el caso de los espumosos secos y de gran calidad, Giona Company, distribuidores especialistas en artículos para vinos, apunta que la clásica flauta facilita la formación del perlage y permite una visualización óptima. 

Copa Universal 

Si queremos ser prácticos, a algunos fabricantes se les ha ocurrido la idea de diseñar copas universales que nos pueden ser de utilidad para degustar tanto vinos blancos como tintos e inclusive algunos espumosos especiales.  

Son copas con un diseño estándar que, si bien podrían no expresar las pequeñas sutilezas que hacen la diferencia entre un estilo de vino y otro, nos permiten degustarlos en un contenedor de calidad que nos proporcionará también una agradable experiencia. 

Conoce las tendencias en moda infantil para primavera-verano 2020

La moda no solo es cosa de mujeres; no importa nuestro sexo, edad o intereses, esto es algo que nos interesa a todos. Y es que todos queremos encontrar el estilo que nos haga sentir más cómodos y con el que nos podamos expresar a nosotros mismos ante el mundo.

Por eso, los niños también tienen un lado en las pasarelas de moda para poder elegir, desde la combinación para las salidas familiares de los sábados por la tarde, hasta la pinta para su comunión

Aquí, las tendencias en moda infantil para primavera-verano del 2020:

  • Los estampados florales, rayas & animal print marcarán la ropa para adolescentes en la primavera- verano 2020. Los estampados florales, los estampados a rayas y el animal print serán los estampados que veremos en las colecciones primavera-verano dirigidas a niñas de entre 6 y 16 años. Estampados que veremos en vestidos cortitos y también en monos de vestir largos, o incluso en prendas que vestirán para ocasiones especiales como su graduación.
  • Las tiras bordadas, los encajes, las puntillas y la pasamanería en general va a ser una apuesta segura para la próxima primavera-verano 2020.  Los podrás encontrar como elementos imprescindibles en vestidos con colores dulces como el celeste, el beige o el rosa empolvado y, también fuertes como el rojo.
  • Los tonos crudos, salmón y rosas empolvados, serán los colores clave para las ceremonias primavera-verano 2020. Así que los verás dominar las graduaciones, comuniones y cumpleaños de la época. Los colores de la gama de los crudos, el salmón y los rosas empolvados serán los que vestirán  para ceremonia las niñas la próxima primavera-verano 2020. Una apuesta  por los tejidos vaporosos, las transparencias y, por dar mucha caída a los vestidos con tejidos tipo satinados y con mucho bordado en volantes. Con espaldas originales y mangas con transparencias de lo más variado. 
  • El Navy Trend, será un clásico renovado para la próxima primavera-verano 2020. El marinero o navyes un clásico que cada verano vuelve. Para el próximo verano lo veremos renovado, con estampados originales con estrellas y, con tonos más  suaves pero manteniendo el color, el azul y el rojo.  
  • Camisas estampadas. Una pieza básica en el armario de los más pequeños son las camisas estampadas en todos los colores, formas y diseños. Son cómodas, alegres y por supuesto, les permite gritarle al mundo lo que piensan y aprender desde pequeño a expresarse a través de su vestimenta.
  • Camisa blanca. La camisa blanca no es solo un básico en el armario de los adultos, también lo es en el de los pequeños. Sobre todo en el de los chicos. Las podrán usar en el día a día y también, incluso, en alguna celebración como una boda o una Primera Comunión con bermudas y mocasines.
  • Peto vaquero. Ahora que llega el buen tiempo, es momento de introducir prendas más cortas en el vestidor de las niñas. Un peto vaquero corto en color azul, con efecto desgastado y cierre en el lateral mediante botones de Brotes es una genial opción.
  • Pantalones chinos. Los vaqueros nunca faltan en los armarios de los niños, pero otro imperdible son los pantalones beige que tanto visten y que tanto combinan con todo. Es una alternativa maravillosa a los clásicos jeans pues combinan genial con todo tipo de prendas y colores, y sirven para cualquier ocasión.
  • Falda blanca. Las tendencias de mamá también las pueden lucir las niñas. Y es que, las faldas vaqueras de botones que tanto les gustan a las adultas y tanto llevan, ahora también se llevan en moda infantil. Pueden combinarlas con una camiseta del mismo tono y unas sandalias de tiras en marrón.
  • Zapatillas deportivas. No dejan de ser el calzado ideal y preferido por los niños de todas las edades en esta y todas las temporadas.

La moda infantil española, la favorita del mercado

Grupo Reprepol, distribuidores especializados en moda para niños, recalca que adquirir moda para niños en España se puede considerar un lujo; no por que esta tenga costes demasiado altos; todo lo contrario, esto se debe a que la empresa textil infantil de España es la favorita a nivel internacional.

La exportación de las prendas infantiles supone el 13 % del total de las exportaciones del sector textil del país. Los principales mercados a los que exporta España son Italia, Portugal y Francia y, si bien Estados Unidos no es uno de los mercados esenciales (ocupa el octavo puesto), para la oferta española representa un mercado de calidad y de alto poder adquisitivo. Así, el mercado internacional apuesta por los diseños de marcas españolas año tras año y así mismo, estos se han convertido en los preferidos del público. 

11 Consejos básicos de moda que debes seguir para tener un armario de 10

Es un hecho que la moda se trata de expresarnos a nosotras mismas y nuestro armario siempre depende de nuestra personalidad y de lo que queremos transmitirle al mundo, por eso mismo  nuestra propia experiencia y nuestros gustos y preferencias nos hacen nuestras mejores consejeras en materia de moda. Nadie sabe mejor que nosotras, lo que nos luce mejor y somos las que dictamos nuestro propio estilo.

Sin embargo los expertos en moda siempre tienen algo bueno que añadir a nuestros conocimientos sobre tendencias. Desde consejos sobre como saber las piezas que mejor hacen lucir tu figura, hasta las prendas claves que debe haber en todo armario que se respete, estos tips son la clave para tener un armario de 10. Así, que aunque sientas que tienes un master en moda, no está de más leer estos consejos básicos. 

11 consejos básicos de moda para tener un armario de 10

  1. Armario justo a tu medida. La base de cualquier armario de 10 es saber vestirse para el tipo de cuerpo que tienes. Para toda silueta hay tendencias y estilos favorecedores. Por ejemplo, si tienes curvas, no le temas a los trajes pegados, pueden ser muy favorecedores. Por otro lado,  si eres bajita y con curvas puedes elegir un vestido con cintura definida y de largo justo por encima de la rodilla. Incluso, la edad no importa: luce lo que mejor te siente y más te apetezca.
  2. Rayas obligatorias. El estampado de rayas es algo que debe estar presente en todos los armarios. Son clásicos, combinan con todo y te pueden sacar de muchos apuros. Ya sean en color rojo, azul marino o blanco, son uno de los estampados con mayor versatilidad que encontramos temporada tras temporada. 
  3. Vístete con altura. Hasta la más básica de las combinaciones sube a otro nivel si se lleva con tacones. Cuando sientas que falta algo, prueba sumando algo de altura.
  4. Escotes a discreción. La sensualidad no está en dejar todo al descubierto, sino en mostrar lo necesario para que la imaginación se ponga a jugar. Por eso, lo mejor es elegir solo una parte del cuerpo y realzarla o dejarla al descubierto. Por ejemplo, si llevas un escote pronunciado, no muestres tus piernas
  5. El largo perfecto. Uno de los errores más grandes que cometemos las mujeres es no adaptar el largo del pantalón o del vestido a los zapatos de tacón. Para solventar este problema, debemos tener en cuenta que el largo perfecto es  en el que los pantalones sobrepasan los zapatos de tacón y se quedan a una distancia del suelo de 3 o 4 centímetros.
  6. El dilema de los jeans. Si se te da la ocasión de que debas elegir entre una talla u otra de pantalón denim, siempre debes decantarte por el tamaño más pequeño. Esta prenda es muy dada estirarse y no hay nada menos favorecedor que un jean holgado y deformado. 
  7. No le temas a los estampados. H.H.G, distribuidora experta en moda femenina, te anima a convertirlos en  un elemento básico en tu armario de accesorios o de prendas que resisten a los cambios de temporada. Las rayas son un must y por ejemplo, el animal print es muy versátil y lo suficientemente atrevido pero con un toque elegante.
  8. Accesorios al rescate. Si tienes un armario lleno de colores neutrales, como el negro, el camel o el gris, agrega energía a tus looks con zapatos y bolsos de colores vivos. Esto no solo sirve para aportarle estilo, si no que estos accesorios son a la vez más versátiles de lo que pensamos. Por su parte, las joyas siempre son un plus: juega a los contrastes con ellas y acertarás. La clave está en saber combinar los accesorios con tu outfit como los expertos.
  9. Abrigos de peso. Nunca debemos dejar la ropa de abrigo al azar o comprarla en el último momento ya que, en invierno, es lo que más llama la atención de tu look. El abrigo se convierte en la pieza principal de cualquier estilismo invernal por eso debemos prestarle mucha atención y buscar un abrigo elegante y llamativo
  10. La prueba del espejo. Carolina Herrera dijo alguna vez que siempre antes de salir de su casa se mira al espejo y se quita algo. Más allá de seguir esta práctica, revisa que te sientas bien con todo tu outfit y, si no es así, cámbialo o arréglalo. Así que revisa cada ángulo hasta conseguir el look perfecto.
  11. Compras con previsión. Siempre que vayas a comprar una prenda importante, lleva tacones. Si está comprando ese vestido muy importante, debes probártelo como realmente lo vayas a llevar, medias reductoras incluidas. Así que no debes olvidar los tacones, un bonito pintalabios y un cepillo para domar tu cabello. Esto te ayudará a tener una mejor idea del resultado final para el día que de verdad quieras llevarlo.