Baldosas: un elemento decorativo del que no podemos olvidarnos

Cuidar de nuestro hogar y hacer de él un lugar lo más atractivo posible es una misión que prácticamente nos incumbe a todos y todas. Somos perfectamente conscientes de que es en este lugar donde solemos pasar una cantidad mayor de tiempo, junto con el lugar en el que realizamos nuestro trabajo. Por eso, es importante sentirse cómodo o cómoda y hacer que ese entorno que tenemos siempre tan presente se ajuste a nuestros gustos o a nuestras necesidades. El dicho “como en casa en ningún sitio” se convierte en una realidad si somos capaces de adecuar nuestra casa a esos gustos o necesidades.

Amoldar la casa a esas cuestiones es algo que depende por completo de las personas que la habitan. Hay tantos gustos como personas y eso es lo que permite que ningún domicilio sea exactamente igual que otro, aunque tenga los mismos metros cuadrados, la misma distribución y haya sido levantado por la misma empresa constructora. A nadie le cabe la menor duda de que el toque personal que le damos a una vivienda es un asunto realmente imprescindible para diferenciarla del resto y para que nos haga seres realmente felices.

En los párrafos que restan, os vamos a hablar de un elemento que puede ayudar en este proceso pero que muchas veces no se suele tener en cuenta en la medida de lo que merece. Hablamos de las baldosas, una serie de elementos que, desde luego, juegan un papel realmente importante en dos cuestiones: la comodidad y la decoración de la vivienda. Por eso, reivindicamos su papel, que es mucho más importante para hallar estas dos cuestiones de lo que muchas personas pueden llegar a pensar. La verdad es que basta ver dos imágenes de viviendas cuyos dueños hayan apostado por dos tipos de baldosas diferentes para ser conscientes de ello.

A efectos de decoración, no es lo mismo elegir unas baldosas con unos colores y formas que hacerlo por otras con otras tonalidades y dibujos. La imagen de la vivienda se transforma por completo y ese es el motivo por el que hay que ser muy cuidadosos a la hora de elegir ese grupo de baldosas que creemos que se amolda más a nuestro estilo y a la decoración que tenemos pensada para la casa o el piso. Los profesionales de Cerámica Para Arquitectura, una entidad encargada de suministrar baldosas de diferentes modelos, nos han comentado que en los últimos años ha crecido el interés de la gente en seleccionar exactamente ese modelo que, a efectos de decoración, le puede venir mejor a un lugar.

¿Cuántas baldosas puede llegar a tener una casa?

Para que veáis la importancia que tienen las baldosas en lo que respecta a la decoración de una vivienda sería importante atender al número de baldosas de las que dispone esa casa o piso. El portal web Hogarmanía publicó una nota en la que informaba acerca de cómo realizar el cálculo exacto de baldosas que necesitamos para cubrir toda la superficie del lugar. Pero ya os adelantamos que son varios centenares con independencia de lo grande que sea la vivienda.

Otra nota, en este caso publicada por el portal web Api, hablaba precisamente del tamaño de las viviendas en un país como lo es el nuestro. Fijaos: entre el año 2008 y el 2013, el tamaño medio de los pisos en España era de unos 100 metros cuadrados (si el tamaño de la baldosa fuera de 50X50, ya necesitaríamos 400 para cubrir toda la superficie) y el tamaño medio de las viviendas había ascendido de los 173 a los 182 metros cuadrados (728 baldosas si fueran como las anteriores, de 50X50).

Con estos datos, está claro que ha cambiado, al menos en parte, vuestra percepción acerca de la importancia de las baldosas. Teniendo 400 o 728 objetos de este tipo en nuestra vivienda, es lógico que nos preocupe cómo son y qué aires le pueden conferir a nuestro lugar de residencia. Y es precisamente por eso por lo que os animamos a que, si tenéis pensado hacer alguna reforma, penséis detenidamente en esto. Las baldosas no son asuntos que se cambien cada año y lo que elijáis ahora condicionará la imagen de vuestra vivienda, como mínimo, para la próxima década.

Está claro que esto no quita que haya que descuidar los demás elementos que contribuyen al cuidado y a la decoración de nuestro hogar. Pero, a la hora de edificar una vivienda, lo primero que se construye es el suelo. A la hora de decorar, el proceso creemos que tiene que ser el mismo. Porque empezar la casa por el tejado no es nunca una buena alternativa ni mucho menos. Estamos convencidos de que estáis de acuerdo y que, siguiendo este y otros consejos, vais a conseguir que vuestra residencia sea de auténtico ensueño.

Vino: el producto nacional por antonomasia

Uno de los productos que más y mejor habla sobre nuestra gastronomía es, sin lugar a dudas, el vino. Todo el mundo lo ha probado en alguna ocasión y un enorme porcentaje de todas esas personas ha decidido repetir. De esas personas, un porcentaje que también es bastante considerable ha decidido convertirlo en una bebida bastante habitual en lo que tiene que ver con su vida. Y es que no es para menos. El vino es una de las mejores bebidas para hacer posible que nuestros momentos de ocio y nuestras comidas sean mucho mejores.

Hay muchas personas, sobre todo jóvenes, que piensan que el vino es una bebida «de viejos y de viejas». Y la verdad es que es una afirmación que no puede ser más incorrecta. De hecho, creemos que solo el agua puede ser una bebida más universal en términos de edad que el vino. Son muchas las personas jóvenes que apenas alcanzan los treinta años y que ya consumen vino de una manera regular. No pueden estar haciéndolo mejor para maximizar el placer durante sus momentos de ocio.

Una información publicada en la página web de la Federación Española del Vino indicaba lo importante y lo contemporáneo que es el vino por mucho que haya gente empeñada en decir que es una bebida solo de personas mayores. En esta información se dejaba caer que el sector vinícola es uno de los punteros en innovación e investigación, siendo además un motor de desarrollo en pueblos y ciudades pequeñas que encuentran en él una manera muy importante de vivir. Y es que nuestro país cuenta con una superficie total de 969.000 hectáreas de viñedo, un 13% de la superficie total en el mundo. No está nada mal, ¿no creéis?

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web especializado Vinetur, indicaba que España estaba facturando, en el año 2018, más que en cualquier otro momento de su historia. La cifra se acercaba a los 3.000 millones de euros, lo que ponía de manifiesto que, desde luego, hay tantos consumidores de vino a lo largo del mundo que es una necedad decir que el vino solo lo consume un sector específico de la población. Y es que, como decimos, se trata de una de las bebidas más internacionales y que a gente de diferentes condiciones y gustos agrada.

El vino es, sin duda, uno de los productos más representativos de un país como lo es el nuestro. Y eso se demuestra con la cantidad de objetos que van asociados, de alguna manera, a un producto como este: vinotecas, copas y un largo etcétera constituyen esta enorme demostración de poder del vino. Precisamente, en lo que tiene que ver con las copas son especialistas los profesionales de Giona Premium Glass, que nos han comentado que los datos de facturación del sector vinícola y los de la entidad en cuestión siempre son directamente proporcionales y que se encuentran en un buen momento de salud en estos tiempos.

Si hasta en Estados Unidos confían en nuestro vino…

Una de las mejores pruebas de que el vino español es uno de los mejores, por no decir el mejor, del mundo es que en países de todo el globo terráqueo suspiran por comprarnos este tipo de bebida. Es el caso de Estados Unidos, que a pesar de tener viñedos en un lugar como lo es California no duda en confiar en España para ofrecer a sus habitantes un producto que es de una calidad exquisita y que, desde luego, presenta una fama que es reconocida en el mundo entero y por profesionales que se dedican de manera exclusiva a este sector.

Y eso que tenemos competencia. Los franceses y los italianos hacen también un buen vino, pero España no les va a la zaga porque tiene una tradición vinícola estupenda y que permite que el conocimiento acerca de esta materia haya pasado de generación en generación, mejorándose y adaptándose a los nuevos tiempos con una rapidez cada día más grande. Este es uno de los grandes secretos del vino español y la verdad es que no cabe la menor duda de que su influencia es enorme a la hora de potenciar todos esos objetos que, de una o de otra manera, están asociados a él.

El vino español va a seguir siendo un producto de la máxima calidad. De eso podemos estar plenamente seguros. Los profesionales del sector, que trabajan en el presente siempre mirando las opciones de futuro, se están encargando de ello y manifiestan que el porvenir de este producto sigue siendo de lo más interesante en lo que respecta a la gastronomía española. Por eso, tenemos que seguir procurando cuidar de cada uno de los detalles que nos ayudan a garantizar con todo el conocimiento del mundo que el vino es el producto español por antonomasia.

Lugares en los que las aglomeraciones no sean constantes, idóneos para este verano

Una pandemia como a la que estamos haciendo frente durante los últimos tres meses es capaz de cambiar la percepción de todo lo que conocíamos hasta la fecha. Creemos que todos y cada uno de nosotros y nosotras nos hemos ido dando cuenta de ello a medida que han pasado los días durante esta crisis a la que no hemos podido escapar de ninguna de las maneras. La realidad que nos rodea se ha transformado en cuestión de días y lo que está claro es que tenemos que adaptarnos a un mundo en el que ya nada es como lo conocíamos.

En los párrafos que aquí siguen vamos a hablar especialmente de lo que engloba a la crisis económica que ha venido inmediatamente después que la sanitaria. A nadie le sorprende el hecho de que la pandemia ha puesto en riesgo miles y miles de puestos de trabajo en todo el país y que ese es ahora el principal problema al que nos estamos enfrentando para desafiar la realidad en la que nos movemos. España, en efecto, no ha hecho nada más que salir de una crisis para meterse en otra que, además, parece incluso peor que la anterior.

España, un país que es claramente de servicios y que tiene al turismo como principal valedor desde el punto de vista económico, ha visto cómo su industria turística se ha desplomado. Todo apunta a que no será un buen año para el turismo, como nos podíamos imaginar. Y ese es un problema bastante grande para las empresas españolas que trabajan dentro de ese sector. Muchas de ellas pueden verse obligadas a cerrar. Y es que la dimensión de la pandemia es todavía desconocida en muchas de sus vertientes. Eso es lo que más nos asusta.

Echemos un vistazo a dos de las noticias que se han publicado en los últimos meses acerca del turismo para que veamos cómo las previsiones han sido cada vez peores:

  • Por una parte, hemos visto cómo el diario La Vanguardia publicaba en el mes de marzo una noticia que indicaba que el turismo de nuestro país podía perder hasta un 25% de facturación como consecuencia del coronavirus. Todavía estábamos al inicio de la pandemia y la verdad es que quedaba mucho margen para que las cosas empeoraran, como finalmente ha terminado sucediendo.
  • En el mes de abril, una noticia que fue publicada en la página web de El País indicaba que el turismo nacional ya se enfrentaba al peor año de su historia, algo que pone de manifiesto lo enorme que es esta crisis sanitaria y económica que vamos a tardar mucho pero que mucho tiempo en olvidar. Y es que familias enteras de españoles han decidido, ya sea por el hecho de tener que recuperar horas en el trabajo durante el verano o por miedo, no viajar durante los meses de este verano. Eso, lógicamente, tiene unas consecuencias devastadoras para el turismo de índole nacional.

El COVID-19 ha puesto en un brete al turismo nacional. Este curso, no podrá haber aglomeraciones y la gente se cuidará mucho de acercase demasiado a desconocidos. Eso, para las zonas en las que las aglomeraciones son constantes en verano, es un problema. Pero también hay lugares en España que, siendo costeros, no presentan este tipo de problemas. Denia, por ejemplo, es una localidad que dista mucho de ser tan agobiante como Benidorm o Torrevieja y ese puede ser un aspecto positivo de cara a este verano. Los trabajadores y trabajadoras de Romer Playa, una entidad dedicada al alquiler de apartamentos turísticos en la localidad, nos han comentado que esa es su gran baza para salvar la temporada de verano.

Cuidar del turismo nacional, clave para salir de la crisis

Si no queremos que el turismo nacional se desplome, tenemos que tener claro que tenemos que ser los propios ciudadanos españoles los que tiremos del carro. Por eso, se ha despertado una sensibilidad muy grande con los hoteles de nuestro país y hay toda una campaña montada para el apoyo del sector hotelero español. Por eso, para nuestra economía este año será mejor que visitéis Denia a que os vayáis a Roma o a Berlín. Tiempo habrá para todo pero, por el momento, mejor apoyar a los nuestros.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene el turismo para nuestro país, ese sería el primer paso para que la economía española vaya mejorando con el paso de las semanas. Revitalizar el sector más potente de nuestra economía es vital para que poco a poco se vayan revitalizando los demás. Pero si todos crecen y el turismo no, estaremos cojos de una pierna. Y eso siempre dará lugar a una cantidad enorme de problemas. Por eso, el mensaje ha de ser claro: ¡apoya a la industria turística española!

Tenemos mucho que mejorar en materia de salud dental en España

Son muchos, por desgracia, los lugares del mundo en los que el cuidado de la salud dental no es precisamente el mejor. Es evidente que existen zonas del planeta en las que se dan más condiciones para cumplir con este asunto que en otras. Desde luego, este es un problema sanitario de calado puesto que, de no tratarse como tal, se puede perpetuar en el tiempo y provocar que sigan siendo millones y millones de personas las que tengan problemas dentales de diversa consideración. Y eso es algo que no nos podemos permitir. 

Un par de cosas están claras: por una parte, hay que tener en cuenta que, si no consideramos a la salud dental cuando hablamos de salud, en general, no vamos a tratar de la misma manera este tipo de problemas. Por otra parte, es importante destacar que, si no reconocemos que tenemos un problema, difícilmente le vamos a poder poner una solución que de verdad tenga una repercusión positiva para todas aquellas personas que necesiten de un especialista en salud dental. Teniendo este par de cuestiones en cuenta, no cabe la menor duda de que nuestras posibilidades de mejorar en lo que a salud bucal se refiere suben de una manera exponencial. 

Según una noticia que fue publicada en el portal web de la SEPA, España es el peor país de Europa en lo que tiene que ver con la salud bucodental. La verdad es que esto no es nada bueno en lo que tiene que ver con la imagen de nuestro país en el extranjero, tan buena para unas cosas pero tan mejorable en otras. La verdad es que esto debe servirnos para tener bien presente que son muchas las cosas que debemos mejorar y para ser conscientes de que la relajación es un aspecto que tenemos que olvidar en materia dental. 

Una noticia que vio la luz en el portal web de Gaceta Dental informaba de que las desigualdades en lo que tiene que ver con los países ricos y los pobres han crecido en los últimos años de una manera bastante considerable. Este es un problema de bastante calado en un momento como en el que nos encontramos puesto que uno de los aspectos más importantes de la sanidad mundial, el de la salud dental, sabemos que no está al alcance de todo el mundo. 

Disponer de un sistema sanitario dental de calidad es algo de lo que no todos los países pueden presumir. En España tenemos a varios de los mejores profesionales del mundo en este campo, algo de lo que tenemos que congratularnos sin ninguna duda. Sin embargo, seguimos siendo uno de los países en los que más descuidada está la salud dental de la gente. Desde la Clínica Dental Gaudí nos han comentado que, aunque los datos en este sentido han mejorado en los últimos tiempos, lo cierto es que todavía queda mucho trabajo por hacer. 

La verdad es que, tarde o temprano, la gente terminará dándose cuenta de los problemas que vienen asociados a disponer de una mala salud dental. Y es que este tipo de problemas es bastante molesto. Un dolor de muelas no solo nos puede amargar un día, sino que lo puede hacer durante varios días. Y es que no cabe la menor duda de que enfrentarse a un problema de este tipo es algo que nos puede afectar de una manera directa en lo que a nuestra calidad de vida. Es algo de lo que parece que solo nos damos cuenta cuando nos pasa algo en la boca que nos hace cambiar de opinión de manera instantánea. 

Problemas para gente de todas las edades 

Una de las cuestiones que nos hace pensar que este es un problema endémico de la sociedad española es el hecho de que hay personas de todas las edades que sufren problemas como de los que os estamos hablando. Lo cierto es que este no es un buen indicador y que hay que operar en todos los campos y en dirección a las personas de todas las edades para conseguir mejoras sustanciales para nuestra salud bucodental. Si no es así, la verdad es que vamos a seguir arrastrando un problema que es habitual en España y que seguirá generando una gran cantidad de dolores y molestias a las personas de nuestro país. 

Tenemos que mejorar en lo que tiene que ver con la salud dental. Es un objetivo que nos tenemos que poner y que tenemos que cumplir sí o sí para evolucionar como sociedad. Una sociedad que no se cuida a sí misma es una sociedad que presenta graves riesgos y es precisamente esta situación la que tenemos que evitar a toda costa. Tenemos buenos mimbres, buenos profesionales que nos pueden ayudar a alcanzar esos objetivos. Solo con nuestra voluntad bastará para encarrilar el camino. De lo demás se encargarán los grandes dentistas que tiene este país.

El deporte, el mejor amigo para cuidar de nuestro cuerpo

Hay una cosa que cada día es más habitual en los tiempos que corren. Hablamos del deporte, uno de los pasatiempos que están calando muy hondo entre los ciudadanos de todas las partes que conforman este mundo. La verdad es que no es para menos. El mundo necesitaba cambiar hábitos en lo que respectaba a su sedentarismo y no cabe la menor duda de que el objetivo se está cumpliendo de una manera más que loable. Y esta es una de las mejores noticias que nos podían dar. 

Desde luego, es una de las modas que están beneficiando en una mayor medida a nuestra sociedad. Y es que son muchas las personas que practican deportes como el fútbol, el baloncesto o que, simplemente, salen a correr. Es indiferente lo que hagamos. Lo importante es mover el esqueleto y empezar a darle a nuestro cuerpo los elementos necesarios para tratar de que permanezca sano y a salvo de cualquier enfermedad que, a largo o a corto plazo, nos pueda provocar el hecho de abusar de la vida sedentaria. Muchas personas ya se han dado cuenta de los beneficios que tienen que ver con la práctica de un deporte que es fundamental para garantizar la salud de la gente. 

Son muchos los medios de comunicación y los portales web especializados que se han hecho eco de la creciente demanda de deporte en España. Uno de ellos es el portal web Palco 23, que informaba el año pasado de que durante el 2018 había crecido el número de personas que practicaban deporte en España, sobre todo gracias a prácticas como lo pueden ser la del running o la del fitness. Y es que son estas dos modalidades las que están enganchando a una mayor cantidad de gente en los últimos tiempos. 

Otra noticia, en este caso publicada en el diario Mundo Deportivo a finales del año 2015, también indicaba que había crecido el número de gente que se había enganchado al deporte. En este caso, sí se ofrecen datos porcentuales más concretos, como el que apunta que esa subida era del 9’2%. Además, hay un dato que nos ha llamado la atención de una manera realmente grande y que queremos compartir con todas aquellas personas que nos leéis: un 13’3% más de mujeres practica deporte, una cifra que es importantísima y que pone de manifiesto que ese deporte no es solo para ellos. 

Uno de los deportes que está creciendo en una mayor medida en lo que a número de practicantes se refiere es el fútbol sala, que se ha convertido en una de las mejores variantes al fútbol. Los profesionales de Marian’s Sport, especializados en la venta de calzado deportivo en fútbol o fútbol sala, así nos lo han comentado. Y es que no cabe la menor duda de que el dinamismo del fútsal, como es conocido cariñosamente entre sus practicantes y aficionados, le convierte en una de las disciplinas más divertidas para competir y para permanecer en forma. 

El éxito del deporte español, clave para el aumento de la práctica deportiva en el país 

Son muchas las personas que, como hemos visto, han empezado a practicar deporte en el interior de nuestras fronteras. Pero eso responde a algo. Responde a la buena salud de la que dispone el deporte español. Y es que nuestros deportistas viven su particular Edad de Oro. Y esperemos que eso se pueda ver reflejado en los próximos Juegos Olímpicos que se van a celebrar en Tokio. En la capital nipona, nuestro país aspira a mejorar su tope histórico en el medallero olímpico. 

A cuatro meses de que arranque la competición, podemos presumir de tener clasificados al equipo de fútbol masculino, al de baloncesto masculino y al de balonmano masculino, entre otros. El deporte femenino, a buen seguro, también gozará con una buena representación puesto que nuestros equipos de balonmano o de baloncesto son referencias mundiales. Y a todo eso, habría que añadir a los deportistas individuales, como Rafa Nadal o Garbiñe Muguruza. Con estos nombres, es lógico que haya una tremenda cantidad de gente en España que quiera hacer deporte. 

Está claro que el deporte es una de las mejores maneras de cuidar de nuestro cuerpo y prevenir cualquier tipo de problema que pueda estar relacionado con él. Por eso, hay que educar en valores que incluyan la práctica deportiva como una parte fundamental en nuestras vidas. Y es que, sin ella, ponemos en peligro nuestra integridad física y, cómo no, nuestra calidad de vida. Para estar en forma, el deporte es básico. Y, tarde o temprano, una persona siempre termina agradeciendo su práctica. Os podéis remitir a una buena cantidad de ejemplos. Seguro que servirán para reforzar el mensaje que, a lo largo de estos párrafos, os hemos intentado hacer llegar.