Los mejores cuidados y tratamientos para los labios

Los labios son una parte de la cara que determina la belleza y sensualidad del rostro. Todas las mujeres tienen rituales de cuidado facial, aunque es habitual olvidar esta zona. Pero por supuesto, también sería recomendable cuidarlos para que estén suaves y bonitos. 

Por eso en este artículo hemos recogido los consejos más eficaces para cuidar los labios y los tratamientos de belleza más habituales para mejorarlos y que sean todavía más carnosos o bonitos. 

· Cuidado de los labios

Los labios también hay que cuidarlos y por ello hemos recogido algunos trucos que deberías implementar en tu rutina de belleza e higiene facial. 

· Hay que hidratarlos 

La piel de los labios es muy delicada y por esta razón requiere de hidratación. Los signos de sequedad se manifiestan rápidamente en los labios con grietas y para evitarlo es recomendable utilizar bálsamo labial hidratante. Este producto hay que utilizarlo habitualmente, pero especialmente en invierno porque el frío puede hacer que estos signos de sequedad y falta de hidratación sean mayores. Lo recomendable sería llevar siempre en el bolso un labial hidratante o cacao para aplicarse cuando se aprecie sequedad. 

Además, para ayudar en la hidratación de los labios es importante hidratarse desde dentro. Vamos, hay que beber suficiente agua al día, lo recomendable es entre 2 y 3 litros diarios. 

· En verano utiliza labial con protección solar 

En invierno hemos indicado que es aconsejable hidratar bien los labios por el frío. Y en verano hay que utilizar labial con protección solar para protegerlos de las radiaciones ultravioletas. En cualquier supermercado, farmacia o tienda de cosmética encontrarás este tipo de labiales, deberías escoger uno que tuviera al menos un factor de protección solar de 30. Y con este tipo de labial además de proteger a los labios del sol conseguirás mantenerlos hidratados. 

· De vez en cuando hay que exfoliar los labios 

Al igual que de vez en cuando exfoliamos nuestra cara, también hay que exfoliar los labios para eliminar pieles y células muertas. Pero la exfoliación de labios no ayuda a solo eso, también hidrata esta parte del cuerpo y facilita la aplicación del maquillaje. 

¿Y cada cuánto tiempo hay que exfoliarlos? Pues depende de la sensibilidad de los mismos o la necesidad. Sin embargo, desde Vogue en un artículo sobre los labios (que puedes leer completo haciendo click aquí), indican que es suficiente una vez a la semana y mejor por la noche porque es cuando se regeneran las células. Además, en ningún caso es conveniente abusar de las exfoliaciones porque se conseguirá el efecto contrario, dañarlos todavía más. 

· Tratamientos para mejorar los labios 

Ya hemos visto los cuidados básicos de labios. Así que ahora vamos a conocer los tratamientos de belleza más eficaces para mejorar los labios, ya sea agrandarlos, aumentar su volumen o cambiar la forma. 

“La remodelación y aumento de labios es un tratamiento muy utilizado porque permite mejorar el volumen, corregir defectos o asimetrías, o simplemente se puede mejorar la estética de esta parte tan significativa de la cara”, indican desde la Clínica de Medicina Estética Dra. Rosa Bonal. 

Este tratamiento se suele realizar con productos reabsorbibles como el ácido hialurónico para evitar efectos indeseados. Lo mejor de la remodelación y aumento de labios es que ofrece grandes resultados y se realiza de manera rápida y prácticamente indolora. “Es un procedimiento muy rápido y sencillo que se realiza en poco más de un cuarto de hora y tan solo se utiliza anestesia local. Con esta anestesia se duerme el área de los labios y el experto introduce con una aguja el material de relleno”, explican desde la Clínica Dra. Rosa Bonal. 

Otra característica es que la remodelación tiene pocos efectos secundarios. El más llamativo es que aparecen pequeños hematomas tras el tratamiento, aunque desaparecen en pocos días. También en algunos casos, esta zona de la cara se suele inflamar pero no es algo alarmante. Pero pasados unos días ya se puede apreciar el resultado, con unos labios más hidratados y con mayor volumen. La duración del material reabsorbible, suele ser de 4 a 10 meses, aunque dependerá del producto utilizado por el especialista. 

Es muy importante indicar que este tipo de tratamientos deben ser realizados por especialistas, siempre en una clínica de confianza y profesional. Por el contrario, se pueden producir complicaciones o estropear los labios y tener que ver una chapuza en la cara todos los días no vale la pena por ahorrarse un poco de dinero.

Consejos para que tus hijos tengan una dentadura cuidada

Muchas personas piensan que la higiene bucodental en los más pequeños no es importante, ya que sus dientes son provisionales y se les van a caer. Pero para nada esto es así, la salud bucodental es imprescindible en los más pequeños y deben tener una rutina de higiene desde pequeños que ayudará a que la continúen de mayores. 

Es por ello que en este artículo os vamos a dar algunos consejos que ayudarán a que vuestros hijos tengan una dentadura cuidada y adquieran buenos hábitos de higiene bucodental. 

· Marcar una rutina fija de higiene dental 

El consejo esencial que ayudará a que tus hijos tengan una correcta higiene bucodental es marcar una rutina. Al igual que es bueno que se vayan a la cama siempre a la misma hora para coger buenos hábitos hay que hacer lo mismo con la limpieza de dientes. 

Es recomendable que los niños, al igual que los adultos se laven los dientes tres veces al día. Por lo que deberías marcar muy bien los horarios y todos los días hacer que se laven los dientes tras el desayuno, después de comer y justo antes de irse a la cama. Al principio les costará pero con el tiempo será una rutina que cumplirán sin problemas.

· Intentar hacerles ver que lavarse los dientes es divertido 

No obstante, si a tus hijos no les gusta lavarse los dientes intenta hacer la tarea divertida. Puedes buscar en Internet canciones musicales infantiles que promueven el hábito de lavarse los dientes. Búscalas y pónselas durante el cepillado, así conseguirán asociar la tarea con algo divertido. 

Siempre es recomendable que estés presente durante el cepillado para comprobar que se lavan los dientes de manera correcta. Pero también puedes lavarte los dientes con ellos, tú como madre o padre eres un ejemplo a seguir para ellos por lo que no les costará tanto hacerlo. 

Otro truco para que los más pequeños quieran cepillar sus dientes tiene que ver con el cepillo. Deja que sean ellos los que elijan cual quieren en el supermercado o intenta comprar cepillos bonitos con personajes que les gusten. 

· Renovar su cepillo dental 

Los adultos debemos renovar cada tres o cuatro meses los cepillos de dientes, ya que con el uso este instrumento pierde eficacia y no limpia bien. Pues también hay que renovar el cepillo dental de los más pequeños y todavía con mayor asiduidad ya que es habitual que muerdan las cerdas, lo que las deteriora todavía más.

Lo recomendable es renovar el cepillo de dientes de los niños cada tres meses, aunque si ves que está especialmente dañado compra uno nuevo cuando sea necesario. 

· Hacer que pierdan el miedo al dentista 

Es común que muchos niños tengan miedo a acudir al dentista y esta situación hay que evitar que vaya a mayores. Es muy importante inculcarles desde pequeños que en el dentista les va a ayudar a tener unos dientes más bonitos, pero esto se debe trabajar en casa y también desde el dentista. Es recomendable que si alguno de tus hijos tiene miedo de ir al dentista busques en tu ciudad un experto en odontología infantil, ya que estará más que habituado a este tipo de situaciones y ayudará a que tu hijo deje de tener miedo. 

“En nuestra clínica dental queremos que, tanto ellos como sus familias pierdan el miedo a acudir al dentista, finalicen su tratamiento con una gran sonrisa y aprendan la importancia que tiene el odontólogo con salud oral y su bienestar general”, indican desde CML Odontólogos

· Limita la ingesta de azúcar 

Los caramelos, golosinas o chicles les encantan a los niños, pero son perjudiciales para la salud. Y especialmente para los dientes, ya que tienen altos niveles de azúcar. Por lo que su ingesta favorece la aparición de caries. 

Es por ello muy importante que evites o limites al máximo la ingesta de azúcar de tus pequeños. Y cuando coman este tipo de alimentos intentes que tus pequeños posteriormente se laven los dientes. 

Un truco que también dan muchas madres y especialistas es que antes de que coman caramelos es muy bueno que beban leche o coman queso, ya que los lácteos generan una barrera en las piezas dentales que reduce la aparición de caries. 

Estos son algunos consejos básicos que ayudarán a que tus hijos adquieran el hábito de lavarse los dientes y cuidar su dentadura. Pilares básicos para tener una dentadura sana y cuidada, tanto de pequeños como de mayores. 

Ahorra en energía con estos sencillos trucos

Ahorrar en las facturas energéticas puede ser más fácil de lo que parece. Se pueden evitar muchos kilovatios (y también dinero) siguiendo una serie de consejos que te vamos a explicar en este artículo. 

1. Ten cuidado con el consumo fantasma 

El stand by o también denominado consumo fantasma se produce cuando los aparatos electrónicos están apagados pero siguen enchufados a la corriente, por lo que siguen consumiendo energía. Vamos, el famoso piloto rojo de la televisión es un ejemplo claro de consumo fantasma o un cargador de móvil que está enchufado pero sin ningún aparato cargándose. 

Según el diario económico Expansión, el gasto anual en consumo fantasma en una vivienda se encuentra entre 32 y 58 euros. El artículo en el que dan cifras y consejos sobre el stand by puedes leerlo haciendo click aquí. 

Este consumo se puede evitar desenchufando los aparatos cuando no los utilices, pero si no quieres tener que estar enchufando y desenchufado los cables constantemente la mejor manera de evitar el stand by es a través de regletas con interruptor. Cuando quieras hacer uso de los aparatos se encienden a través del botón y se apaga una vez se termine.

2. Aísla al máximo tu hogar 

Aislando al máximo tu hogar evitarás que se escape el calor cuando enciendas la calefacción. Y el aislante no solo debe estar en las paredes, también en las ventanas o puertas.

“Con un buen aislamiento térmico en las ventanas se consigue reducir al máximo el consumo energético. Existen diferentes clasificaciones en función del nivel de aislamiento y la época del año. En invierno hay ocho niveles de eficiencia siendo el color azul para las más eficientes y el rojo para las menos. Mientras que en verano hay cuatro niveles, en este caso otorgados por estrellas. Cuatro estrellas para las ventanas más eficientes y una para las menos”, explican desde Replus, empresa experta en ventanas. 

3. Apuesta por las bombillas LED

El uso de bombillas LED frente a las tradicionales permite ahorrar en las facturas de la luz. Aunque sean más caras, son una inversión a largo plazo, ya que consumen un 80% menos que las normales. 

Respecto al dinero que supone el cambio, se estima que con la sustitución de 10 bombillas tradicionales por LED, se estarían ahorrando 13 euros mensuales. Por supuesto, a más bombillas mayor ahorro. 

Además tienen mayor vida útil, se estima que duran unos 9 años, mientras que las tradicionales solo 1 año y medio a lo sumo. Vamos, aunque la inversión inicial sea mayor realmente merece la pena. 

4. Analiza tus facturas de la luz

Esto es muy importante, normalmente se opta por contratar la tarifa de la luz a las principales compañías del mercado. ¿Pero sabías que en España existen más de 400 comercializadoras de luz? Y sí, las más conocidas son las más caras. Así que podrías estudiar si estás pagando de más por la luz. En Internet existen comparadores de luz en los que incluyes tu consumo habitual y tu potencia y te dicen la tarifa más barata para ti. 

También deberías descubrir si tienes más potencia de la que necesitas, ya que si es así y bajas la potencia podrías reducir bastante tu gasto en electricidad. 

Pero si no sabes de luz ni de electricidad no pasa nada, al igual que hay asesores legales existen los asesores energéticos que estudiarán tus facturas de la luz y te aconsejarán. 

5. Apuesta por los electrodomésticos eficientes 

Los electrodomésticos son una parte importante del gasto eléctrico, concretamente suponen el 55% del consumo eléctrico, especialmente el frigorífico y la lavadora. Si optas por electrodomésticos eficientes estos consumen menos que los que no lo son, por lo que a largo plazo estarás ahorrando bastante dinero en electricidad. Para saber si un electrodoméstico es eficiente deberás fijarte en las etiquetas energéticas que por ley es obligatorio que tengan. 

6. Llena la lavadora 

La lavadora se encuentra entre los electrodomésticos con mayor consumo energético, por lo que hay que utilizarla eficientemente. Es recomendable llenar lo máximo posible la lavadora cada vez que se enciende. Además, si quieres ahorrar todavía más con las coladas puedes optar por lavar con agua fría. Antes se decía que si no lavas con agua caliente la ropa puede quedar sucia, pero es más un mito que una realidad. Y con este sencillo truco estarás evitando gran cantidad de energía. 

Si no conocías alguno de estos sencillos trucos para ahorrar en energía te recomendamos que los apliques y verás cómo descienden tus facturas de la luz.