Hoy nos vamos de fin de semana a Úbeda y Baeza

Hay viajes que quedan en la retina para siempre. De esos que no hace falta hacer fotos porque las imágenes las tienes en tu cerebro. Viajes que siempre te recuerdan a algo o alguien. Eso me ocurre a mí con un viaje que realice hace unos meses a Úbeda y Baeza. Un combo perfecto que siempre tiene que ir junto. Igual que Víctor Manuel tiene que ir con Ana Belén o que los tacos van con el guacamole, estos dos lugares siempre se tienen que visitar en el mismo viaje.