Colores de brackets

A la hora de elegir el tono Ideal de los brackets debemos saber que es la primera línea correctora cuando queremos perfeccionar nuestra sonrisa. Pese a que todavía no cuentes con los dientes perfectos que están buscando, no hay motivo para no tener confianza en la sonrisa cuando llevemos brackets.

Recuerda que ahora las bandas elásticas, como nos recuerdan los especialistas de la Clínica ZM , especialistas en implantes dentales en Toledo y ortodoncia, podemos encontrarlas en distintos colores para que cada cual cuente con el que más le guste. Tanto si deseas complementar el tono de piel como si buscas una apariencia más atrevida, deberás echar mano a estos colores de los brackets para sentirte más seguro con ellos hasta que llegue el ansiado momento en que te los quites.

Vamos a darte unos consejos para elegir la tonalidad ideal:

Colores de brackets y tu tono de piel

Se pueden seleccionar los colores de brackets que mejor puedan combinar con nuestro propio tono de piel. Si el color de la piel que tienes es ocuras o de color aceitunado, lo mejor es elegir los tonos más brillantes, tales como el violeta, turquesa u otro. En el caso de que tu piel sea clara, los colores fríos son los que mejor se verán, como el lila, plateado o rosa. Seleccionar los colores dependiendo del tono de la piel ayuda a que los veamos siempre mejor y que peguen con lo que llevemos puesto. Será más probable que elijamos la ropa de colores que lleguen a realzar de forma natural la piel.

Brackets y corrección del color de los dientes

No olvides que los brackets contrastarán con los elásticos y los dientes, lo que hará que se puedan utilizar las bandas para la corrección del color.

Si lo que te preocupa es que los dientes parezcan más amarillentos o manchados, lo mejor es optar por los colores de mayor oscuridad, pues se van a ver más blancos.

Te aconsejamos que evites las bandas amarillas o naranjas, puesto que no contrastan tanto y hacen que tus dientes puedan verse amarillos. Pese a que el blanco pueda parecer una magnífica idea, los dientes se pueden ver opacados debido al contraste y las bandas de color blanco pueden llegar a mancharse con el paso del tiempo, por lo que va a ser mejor optar por otro color.

En el caso de que quieras contar con otro color que tenga menor notoriedad, lo mejor es optar por los elásticos transparentes. Por todo ello lo mejor es evitar colores como los marrones, verdes o negros, ya que se pueden llegar a confundir con trozos de comida que se puedan quedar en los dientes.

Atrévete con colores de brackets

Se pueden elegir los colores de brackets según el estado de ánimo, fiesta, etc. Es posible cambiarlas cada mes o seis semanas. Vamos con algunas ideas de lo más simpáticas:

Los colores de tu escuela

El verde y rojo para la época navideña

Naranja y negro para la festividad de Halloween

Los colores de tu equipo favorito

Puedes también preguntar por las bandas que lo que hacen es brillar en la oscuridad, las cuales son transparentes en el día, pero que pasan a brollar de color verde fosforito durante la noche.

Brackets y cuidados adecuados

Con independencia del color por el que nos inclinemos, siempre hay que asegurarse de que nuestros dientes, y brackets, estén realmente limpios y les dediquemos los cuidados que necesitan. No olvides que tu ortodoncista va a darte consejos para poder mantenerlos limpios e intactos, evitando alimentos pegajosos, lavándote los dientes un par de veces al día y utilizando el hilo dental.

Cuida de los dientes y verás como también tiene un gran efecto en los elásticos, pues estos también se van a ver beneficiados.  Así verás cómo estarán limpios y los colores estarán vivos hasta que los tengamos que cambiar.

Utilizar brackets no es algo que tenga que interferir con nuestro propio estilo, de hecho, si elegimos bien el color, los brackets pueden llegar a mejorar hasta que llegue ese momento en el cual puedas mostrar tu sonrisa del modo ideal. Solo tienes que elegir con el debido cuidado y así todo el mundo va a poder ver tu sonrisa.

Los brackets hacen una labor magnífica y ahora también podemos ver que además de útiles también pueden ser atractivos y reflejar parte de nuestra personalidad, así que no está de más aprovecharlos y sacar esa creatividad o personalidad que todos tenemos, aunque muchos crean que no la tienen. Desde aquí os animamos a decir adiós a los brackets aburridos y apostar por otros más bonitos.

Cómo elegir psicoterapéuta

Existen muchas ocasiones en las que nos vienen sensaciones como la tristeza o el sufrimiento que es imposible pasar por ellas sin la ayuda especializada necesaria. En terapiapsi nos aseguran que existen datos que dicen que uno de cada cinco españoles tiene patologías mentales, un porcentaje bastante importante.

¿Qué se debe hacer?

El primer paso que debemos tomar es la elección del psicoterapeuta más adecuado, que deberá ser el que acierte con el modelo de tratamiento a tomar.  Creemos que es realmente importante la primera visita.

En la primera visita lo mejor es plantear todas las dudas existentes al especialista. Hay que tener claro lo que podemos esperar de la terapia, lo que puede durar y el precio. Existen muchas mutuas de servicios y seguros médicos de salud que además tienen consultas gratuitas o precios rebajados.

La elección de un psicoterapeuta entre los profesionales acostumbrados a colaborar con la mutua permite que se pueda contactar con ellos a un precio económico. Otra alternativa existente es la ir a los servicios sanitarios de la Seguridad Social. Las sesiones de psicoterapia que las llevan los psicólogos son un servicio que se da más, siempre que sea prescrito por un psiquiatra.

Principales tratamientos

Lo que hace la terapia es eliminar el sufrimiento de los afectados e ir enseñándole las habilidades más necesarias para afrontar los distintos problemas de su vida.

En cuanto se decide ir al psicoterapeuta, hay que preguntarse ¿Cuál es el que más nos conviene? Existen muchas personas que preguntan a amigos o familiares, pero debemos ser conscientes de que, además de las aptitudes con las que cuenten los especialistas, existen distintos modelos psicoterapéuticos.

Cada terapia va a partir de las diferentes teorías existentes sobre los problemas a nivel psicológico.

Actualmente, los tratamientos más importantes son los cognitivos-conductuales, psicoanalíticos, las terapias de carácter humanista y las de carácter sistémico.

Terapia cognitivo-conductual

Su principal objeto es la identificación de los pensamientos distorsionadores para hacer un contraste con la realidad y su sustitución por ideas más adaptables.

Se hace una sesión semanal y el tratamiento dura entre seis y siete meses. Un modelo que se considera como uno de los más directivos, donde el psicoterapeuta es el que marcará las pautas de acción que tendrá que seguir el paciente en cuestión.

Terapia psicoanalítica

Un tratamiento que quiere hacer consciente lo inconsciente. Un modelo poco directivo y donde muchas personas piensan que los beneficios de la terapia terminan llegando después de años de tratamiento.

Los efectos de la terapia se terminan percibiendo en poco tiempo, puesto que se reduce la angustia y otros síntomas que podamos tener mejoran indudablemente.

Terapia sistémica

Este tipo de terapias hay que ser conscientes de que parte de que los problemas a nivel psicológico tienen una clara influencia por la relación que tiene el individuo con las personas importantes de su propio entorno.

Esto hace que se trabaje en un par de planos, el interrelacional y el intrapsíquico. Con ello se quiere convocar a los allegados más importantes como los padres, pareja o amigos.

Lo que no es preciso es que acudan. En el caso de que no se pueda, lo que sucede es que se trabaja simbólicamente con técnicas como la silla vacía, las cual básicamente trata de que el paciente se imagine que está en una silla sentada esa persona con la que mantiene un conflicto para que pase a verbalizarlo.

Las terapias, que son adecuadas para toda clase de problemática, son muy indicadas para muchos problemas, tanto los actuales como los pasados, de familia o de pareja.

Terapia humanista

La psicología humanista apareció en los años 60 del siglo pasado como clara reacción al conductismo y al famoso psicoanálisis, que eran, sin duda alguna dos de los modelos más importantes de la época.

Existen una serie de terapias o técnicas que van a formar parte de este modelo. Una de las que más se conocen en la Gestalt, que es la que tiene como objeto el que se satisfaga una necesidad no resuelta con la identificación de los llamados “autosabotajes” que puede provocar una persona cuando se quiere alejar de un objetivo.

No estamos hablando de la única existente, pues también podemos destacar el análisis de tipo transaccional, el bioenergético, donde se trabaja bastante con el cuerpo, así como la terapia humanista integrativa, que tiene como objetivo que el paciente pueda hacer un duelo terapéutico del conflicto, tal como una ruptura o una relación de tipo obsesivo con el trabajo. Una terapia que puede durar como mucho un año.

La salud de los dientes según la edad

¿Cuándo fuiste por primera vez al dentista? Seguro que te acuerdas, pero lo que seguro que tienes claro es que te hubiera gustado ir antes. Y es que esto de la salud bucodental lo vamos dejando, y al final, nos arrepentimos de no haber ido antes. Y es que ahora mismo, tener una dentadura sana es sinónimo de futuro laboral y social. Muchas enfermedades entran por la boca, y en la mayoría de las veces, cuando queremos tomar medidas, ya es demasiado tarde.

Hoy queremos hacer un repaso de las edades mejores para acudir al dentista. Y es que a la pregunta, ¿a qué edad hay que ir al dentista? No se puede contestar de manera rotunda. Lo importante es ir cuando se comience a tener problemas, pero bien es cierto que siempre hay que hacer una primera vez para evitar sustos posteriores.

Información para embarazadas

Lo de ir al dentista comienza antes de lo que pensamos. No hace falta que el niño vea la luz, vamos aún más lejos. La salud bucodental juega un papel fundamental entre las mujeres embarazadas. Así, es clave llevar a cabo una serie de pautas sobre higiene oral y alimentación saludable, así como la puesta en práctica de técnicas de prevención de patologías orales para el futuro bebé. Y es que un exceso de caries o una mala alimentación puede inferir en la dentadura de nuestro futuro hijo.

Bebés de 0 a 6 meses

Puede sonar fuerte, pero la primera visita al dentista se puede hacer antes de los 6 meses. Es imprescindible para que el pequeño se familiarice con la clínica, el especialista y el entorno. “Nosotros exploramos el estado general de la boca del bebé, previniendo posibles problemas que se pueden producir en la erupción de los primeros dientes. Además, ayudamos y asesoramos a los padres sobre las mejores técnicas de higiene bucodental para bebés”, explican desde la Clínica Dental Galván Lobo en Valladolid.

Bebés de 6 a 12 meses

Cuando los más pequeños de la casa tienen hasta 12 meses, es en esta etapa cuando los primeros dientes de leche empiezan a crecer, por lo que la educación de padres e hijos en base a buenos hábitos de higiene y alimentación es imprescindible. Además, en esta franja de edad el uso de chupete y biberón es todavía frecuente, por lo que hay que estudiar en cada caso los posibles problemas derivados. No es la primera vez que un defecto de la boca procede de un mal masticar de chupete. Además es el momento para intentar que el pequeñajo se desprenda de él.

Niños de 1 a 5 años

Los bebés crecen y se convierten en niños casi sin darnos cuenta. En esta edad ya tienen una dentición temporal completa. Ahora es el momento de los padres, ya que tienen una gran responsabilidad en el futuro estado de salud de la boca de los hijos. De esta manera, cuando los niños acuden a la clínica, los especialistas educan en técnicas de cepillado y de higiene bucodental en general. Además de fomentar un estilo de vida saludable para prevenir caries y demás problemas dentales. No hay que olvidar que debe tenerse en cuenta que las caries en los dientes de leche deben ser tratadas, pues avanzan más rápido que en los dientes definitivos.

Niños de 6-8 años

Llega uno de los momentos más odiados en el colegio, cuando los dientes de leche comienzan a caerse y sustituirse por una dentición definitiva. Son momentos de esperar al ratoncito Pérez si tienes menos edad, y de avergonzarte de esa foto sin dientes. Una imagen que te perseguirá de por edad. Por eso en las clínicas, establecen un protocolo de revisiones, en función del riesgo de caries del niño. Además, con el objetivo de prevenir problemas de espacio y demás complicaciones, se comienza a valorar en cada caso la necesidad de colocar ortodoncia. Y es que estamos ante una edad clave.

Niños de 8 a 12 años

Los niños van camino de ser todo unos adolescentes. Con la dentición definitiva casi al completo, la comunicación con los pequeños de esta edad se hace mucho más fácil. Es el momento de enseñar en la práctica de hábitos de higienes bucodental que minimice el impacto de caries y otros problemas asociados. Si tiene ortodoncia, tendrán que aprender a cuidársela y a mantener una serie de normas.

Y después de los 12 años, ya es el momento de que nuestros hijos se consideren casi aptos para ir solos al dentista. Si el árbol ha crecido de una manera fuerte, no tendremos problemas. Por eso, para evitar que nazca torcido la visita al dentista se puede hacer cuando todavía es un bebé.

El mobiliario, concebido como indispensable para garantizar la comodidad de las personas

Hablar de un asunto como lo es el hogar nos parece lo más normal del mundo. Y ya sabemos que, en muchas ocasiones, el ser humano tiende a no valorar lo que considera como normal. Y la verdad es que todo lo que tiene que ver con la constitución de nuestro hogar merece que lo valoremos, porque no es nada fácil hacer que vivamos de la manera en la que queremos. Solo hablando de lo que nos cuesta pagar un alquiler y gozar de al menos algunas comodidades en nuestra vivienda ya se nos va un buen dinero. 

En los párrafos que siguen os vamos a hablar del mobiliario, que es una de las claves para que cualquier domicilio merezca ser considerado como un lugar cómodo. La verdad es que es una de las máximas preocupaciones de la gente a la hora de cambiar de vivienda y es uno de los asuntos a través de los cuales podemos decir que tanto nosotros como el resto de nuestra familia vivimos en un entorno en el que nos sentimos muy bien y que es óptimo para que consigamos esa felicidad que, en muchas ocasiones, es bastante complicado de conseguir. 

El sector del mueble en España siempre ha sido uno de los más importantes en lo que tiene que ver con nuestra economía. Una noticia que fue publicada en el portal web Economía de Hoy informaba de que el sector del mueble de hogar estaba creciendo en España y que había conseguido facturar un total de 1.540 millones de euros en el año 2018, un 5% más que durante el año anterior. La verdad es que este dato evidencia lo que ya no es un secreto: que el sector del mueble en España goza de una excelente salud y que, además, también sigue creciendo de puertas hacia afuera. 

Las familias españolas son más conscientes que nunca de la importancia que tiene disponer de un mobiliario de calidad, sobre todo en el momento en el que tienen descendencia. Ya lo decía una noticia que fue publicada en el portal web Bebés y Más: las inversiones que hagamos en nuestra vivienda ahora son inversiones a largo plazo. Y el mobiliario está considerado como una de las grandes inversiones que los hogares españoles pueden hacer con el objetivo de mejorar en calidad de vida. Y eso no tiene precio.

La preocupación de las familias por todo lo que tiene que ver con su hogar ha crecido en los últimos años. La mayoría de unidades familiares apuestan por gastar un dinero ahora para mejorar su vida de cara al futuro inmediato y también al futuro más a largo plazo. Y por eso deciden cambiar su mobiliario. Los profesionales de Mediterráneo Exprés, dedicados al transporte y la logística del mueble, nos han comentado que han tenido que reforzar sus servicios en los últimos años como consecuencia de este aumento del volumen de pedidos y ventas que se viene registrando. 

Algo que viene bien a todos los integrantes de la familia 

Mejorar en lo que a mobiliario se refiere es algo que nos viene bien a todos y cada uno de quienes formamos una familia. En primer lugar, nos viene bien a quienes tenemos una edad adulta. Pasamos muchas horas en el trabajo y lo mínimo es que tengamos un poco de descanso de calidad cada día. Ni que decir tiene que, para los ancianos, cuanta más cómoda sea una vivienda más facilidades tendrán para hacer frente a los achaques de la edad. ¿Y qué decir de los niños? Probablemente sean quienes más beneficiados salgan del cambio de mobiliario. De cara a su crecimiento y desarrollo, esos nuevos muebles jugarán una importancia tremenda. 

Es evidente que cualquier inversión que conlleve una mejora en materia de comodidad de salud es una muy buena inversión. La incorporación de muebles nuevos para nuestra vivienda es una de esas cosas que nos pueden hacer dar un salto de calidad en cuanto a felicidad y placer, algo que resulta de una importancia muy grande en la vida de las personas. De eso se ha dado cuenta mucha gente y eso es lo que explica que sean muchas las personas y las familias que hayan apostado por el mueble como un medio para mejorar su vida. 

Estamos convencidos de que va a seguir creciendo esta apuesta. Estamos viendo que la compra de muebles ha crecido en España pero que también lo ha hecho en el exterior. Y eso responde a un motivo muy claro: que la apuesta por los muebles también lo es en lo que a calidad de vida se refiere. Y esa es una de las cosas que más persigue el ser humano y por la cual trabaja tan duro durante muchos de los momentos de su vida. ¡Nos merecemos un hogar cómodo!

La nueva era de las viviendas sin lavadora

En muchas ocasiones hablamos de lo que ha cambiado nuestra sociedad con el paso de los años, pero esos cambios también se dan en el interior de nuestras viviendas, en cada una de las estancias de las mismas. La vida avanza de manera inexorable y ese avance suele tener como acompañamiento un cambio en la rutina de la gente y en su vida. Es algo que ha pasado siempre y que en la actualidad, como seguro que pensáis, se sigue produciendo. Seguro que vuestra casa o piso no es la misma que hace 10 o 20 años.

En los párrafos que siguen, vamos a comentar algunos de los cambios que se están produciendo en lo que tiene que ver con el hogar en nuestro país. En concreto, vamos a hablar acerca del tamaño de las viviendas en el centro de las ciudades, que como sabéis es siempre objeto de la polémica, y algunas de las cosas que han implementado las familias para poder vivir en lugares así tratando de evitar a toda costa todo indicio de estrés, algo que sobre el papel parece bastante complicado y que, en efecto, lo es.

Una noticia que fue publicada en la página web de la Cadena Ser habla perfectamente de lo que queremos comentar: del chabolismo vertical y de cómo es posible vivir en un piso de 20 metros cuadrados en el centro de Madrid. La verdad es que se antoja complicado hacerlo, ¿no creéis? Pues bien, eso ocurre y, tristemente, está a la orden del día en la capital de España y en otras ciudades como lo puede ser Barcelona. Y para qué vamos a hablar de lo que hay que pagar por vivir en un lugar así. Suena ridículo solo mencionar los precios que se manejan a tal efecto.

Con estos mimbres, es evidente que las familias tienen que buscarse las mañas a la hora de convivir sin demasiados aprietos. Una de las estrategias que han manejado para ello es la eliminación de ciertos electrodomésticos. El ejemplo clásico es el de la lavadora. Son muchas las familias que han decidido eliminar las lavadoras de sus viviendas y hacer la colada fuera de sus casas, en locales y establecimientos habilitados para ello y que, a causa de esto, se están poniendo más de moda que nunca en muchas ciudades de nuestro país. En concreto, una noticia que fue publicada en el portal web Economía de Hoy indicaba que son más de 14 millones de hogares los que no tienen lavadora, una cifra que habla por sí sola y que seguro que es mucho más amplia de lo que os podríais imaginar en un principio.

Son muchas las personas que viven en espacios reducidos en el interior de nuestras fronteras, especialmente en pisos de ciudades como Madrid y Barcelona. Hacer algunos cambios en el hogar es fundamental para evitar sentirse hacinados, y una de esas modificaciones que se valoran es la de no disponer de una lavadora en casa, un elemento que mucha gente considera básico. Los profesionales de Lavatur, dedicados a la venta de maquinaria de lavandería industrial, nos han comentado que son muchas las lavanderías que han empezado a operar en grandes núcleos urbanos como consecuencia de esta situación.

Una situación cada vez más habitual

Que negocios como de los que venimos hablando estén cada día más presentes en nuestras calles y plazas no es fruto de la casualidad ni mucho menos. Es evidente que, si están ahí, es porque tienen un nicho de mercado de lo más interesante. Y es que son cada vez más las personas que se encuentran en una situación como la que os hemos comentado y que tienen que echar mano de lavanderías por falta de espacio para una lavadora en casa.

Lo cierto es que las valoraciones que están haciendo las personas de este tipo de negocios no son nada malas hasta el momento. La calidad en el servicio es la misma que si dispusiésemos de la lavadora en casa y, de este modo, ganamos algo de espacio en nuestra vivienda. Es evidente que, si tenemos espacio suficiente, contar con ella en nuestra propia casa nos puede facilitar la vida y ahorrarnos tiempo. Todo depende de cómo sea nuestra vivienda.

Lo que os hemos comentado a lo largo de todo este artículo no es algo que sea propio de manera exclusiva de un país como España. Es una tendencia a nivel, sobre todo, europeo. No es nada raro encontrarse lavanderías como de las que hemos venido hablando en las calles de Berlín o en las de Londres. Y es que este es un fenómeno que se halla en todo el Viejo Continente y que, según parece, ha venido para quedarse.

Reformas sencillas post Covid19

Parece que eso del confinamiento y de la “obligatoriedad” de pasar más tiempo en casa ha provocado una especie de pasión repentina entre la sociedad por rediseñar y adaptar ciertos espacios en casa. No es que de repente la gente se haya puesto a invertir miles de euros en costosas reformas de hogar pero, por lo visto, sí hay cierta tendencia que se hace palpable en las ventas, tano online como físicas, de tiendas especializadas y grandes superficies como Leroy Merlin o Brico Depot entre otras.

Esto me hace pensar que tal vez nos hacía falta quedarnos más en casa para empezar a gastar más tiempo y dinero en mejorar nuestra calidad de vida y menos en el ocio, y con esto no quiero decir que no debamos ir a tomar unas cañas al bar con los amigos, al cine o a comer por ahí con la familia, sino que a veces dejamos pasar los meses, y años, pensando esa famosa frase de “ya lo haré” en pro de gastar nuestros ahorros en otros menesteres y nos olvidamos de que vivir en casa, en familia, y con calidad de vida, es mucho más importante que esa cañita fresquita en el bar.

Según Sergio Nisticó, diseñador de interiores en Alicante, se aprecia una tendencia al alza en el interés por reformar salones y salas de estar. Según este diseñador, son muchos los usuarios que le han pedido asesoramiento para rediseñar los espacios comunes de ocio de sus viviendas en estos últimos meses. La sociedad, ahora mismo busca lugares seguros donde estar en familia o con amigos muy cercanos, donde jugar a juegos de mesa, pasar el rato con un buen café, o ver una película sin miedo al contagio, de ahí que se esté invirtiendo más en acondicionar y reformar esas habitaciones de las viviendas familiares que, por ejemplo, cocinas o baños, que suelen ser las reformas más demandadas por norma general, o lo eran hasta la fecha de hoy.

Pero ¿qué es lo que se está vendiendo más? Por lo visto, la posibilidad de una segunda oleada del virus en otoño ha promovido mucho la venta de estufas de pellets, estufas eléctricas y estufas de gas estéticas. En otras palabras: atrás quedaron los clásicos radiadores, ahora lo que está de moda es instalar una buena chimenea que imite o recuerde a la clásica chimenea de leña.

Según Ambifuego las hay de interior y de exterior, y en ambos formatos se ha notado el aumento de ventas, pero las de exterior son las que más se están vendiendo y con diferencia. La sociedad, aseguran algunos expertos, quiere asegurarse un espacio al aire libre para este invierno en caso de que se produzca un nuevo confinamiento obligatorio por Estado de Alarma o, incluso, pos si ellos mismos deciden pasar el máximo tiempo posible en el interior de sus viviendas de forma voluntaria, como un autoconfinamiento, para evitar un posible contagio de Covid19.

El problema es que no todos tienen la posibilidad de adaptar un espacio exterior para uso de la familia tanto en verano como en invierno, básicamente por la mayor parte de la población vive en pisos sin terrazas, jardines ni grandes balcones y, ante eso, solo nos queda la redecoración y reforma de los salones familiares para poder darles un mejor uso y, por supuesto, ganar en comodidad.

Otro producto que está incrementando las ventas notablemente es la pintura al agua. Según La Casa del Pintor, sus clientes están aprovechando el tiempo libre que tienen para reacondicionar estéticamente sus viviendas, algunos porque ahora tienen más tiempo que antes al pasar en casa más horas al día, otros porque vaticinan un nuevo encierro (voluntario o no) y quieren dejar la vivienda a punto para sentirse mejor viviendo en ella.

Sea como sea, parece que la estética está siendo uno de los puntos fuertes de estas reformas post-covid19, pero no son las únicas ventas que están llamando la atención porque la tecnología también está haciendo su particular “agosto”.

Televisores, ordenadores, tablets y móviles son algunos de los productos más vendidos pero también cajas de smartTV, unos aparatos que convierten cualquier televisor en una smartTV actual, algo que se puede comprender fácilmente si vemos los números de algunas plataformas de Streaming.

Y es que Netflix, Disney + y HBO entre otras plataformas están aumentando su número de suscriptores notablemente desde que empezó la pandemia, así que es lógico pensar que si la sociedad ha optado por este tipo de entretenimiento haya empezado a gastar más también en las herramientas que nos permiten disfrutarlo.

También han aumentado, por el mismo motivo, la venta de proyectores y pantallas pero en este caso no ha sido un aumento tan drástico y evidente, lo que hace pensar que no es un producto que haya impactado demasiado en nuestra sociedad. Las televisiones siguen siendo el producto estrella.

Lo que sí resulta algo extraño es que hayan aumentado las ventas de ciertos productos que encontramos en salones y salas de estar pero no se haya visto un aumento en las ventas de sofás o sillones. Parece que se prefiere optar por actualizar la televisión antes que por la comodidad de nuestros traseros, o se prefiere renovar la estética de la estancia antes que renovar un bonito sillón orejero.

No obstante, los muebles, en general, también han visto incrementar sus ventas, aunque la sociedad ha optado por mobiliario de fácil instalación, tipo Ikea, antes que por la compra de conjuntos de muebles en tiendas especializadas. En otras palabras, que se está apreciando más el montarse uno mismo sus propios muebles con el fin de ahorrar un poco de dinero antes que gastar partidas completas para que instaladores profesionales traigan los muebles a casa, los monten, acondicionen e instalen en su nuevo espacio. Esto, en el fondo, es comprensible, y es que la sociedad está evolucionando hacia un tiempo en el que si hay algo que puede hacer uno mismo opta por no contratarlo, de hecho, solo algunos pocos de clase económica alta optan por contratar absolutamente todo con el fin de no tener que ser ellos quienes desempeñen ciertas tareas.

¿Y tú, te has renovado el salón?

Verano casero made in Spain

Está más claro que el agua que este verano va a ser el más “casero” que hemos vivido en muchísimo tiempo. La limitación de aforo en las playas y piscinas ya está causando estragos, tanto en turistas como en residentes de zonas costeras, pero más aún el hecho de que una gran parte de la sociedad sigue teniendo miedo a los rebrotes de Covid19 (y con razón), por lo que intentan evitar aglomeraciones e incluso la asistencia a algunos eventos que, en cualquier otro momento, parecerían más que apetecibles.

El cine, por ejemplo, es una de esas actividades que ha vuelto a ponerse en marcha pero que, por ahora, no tiene gran afluencia. Los únicos que están viendo la luz en este sector con los autocines, ya que parece que la idea de ir a ver una película al aire libre, muchos sin salir de sus propios vehículos, es mucho más segura que eso de sentarte en una sala cerrada con otras personas, por mucha precaución que haya. Del mismo modo, son muchos los que evitan teatros, conciertos y todo tipo de espectáculos, así como la asistencia a cualquier tipo de espacio con aglomeraciones, aunque haya limitación de aforo.

De hecho, ayer mismo estuve pensando en que dudo mucho que este año les salga rentable abrir sus puertas a los parques acuáticos porque, aunque tampoco creo que se vayan a lucrar demasiado los parques de atracciones tradicionales, hay que ser muy valiente (o muy inconsciente) para ir este verano a un parque acuático. Y con esto no pretendo hundir ningún sector, solo pretendo ser realista, y es que son muchísimos los que deciden evitar ciertas cosas este año por precaución.

Y es curioso, porque las terrazas de heladerías, restaurantes y bares están hasta los topes, por lo menos en las ciudades donde aún no hay rebrotes ya que he visto algunas imágenes de la situación actual de algunos bares de tapas en Aragón y es deprimente, aunque comprensible teniendo en cuenta la cantidad de infectados que ha habido allí en las últimas horas.

Sea como sea, estoy prácticamente segura de que el verano 2020 va a ser muy familiar y “casero”, de hecho, hay ciertos datos que vienen a corroborar lo que estoy diciendo. Y es que se están vendiendo aires acondicionados como si no hubiera un mañana, así como se están contratando las instalaciones de los mismos, y es normal, más que nada porque si pretendes quedarte en casa más tiempo que otros años, es lógico que quieras estar cómodo y fresquito ¿o no? Tal vez muchos habrán pensado que como no se van de vacaciones este año, y puede que incluso gasten menos en general, es el momento idóneo para invertir sus ahorros en un aire acondicionado que les ayude a sobrellevar estos meses tan calurosos.

Pero no es el único producto que se está vendiendo como churros, tal y como nos han contado los profesionales de Rolltec, tienen reserva de instalación de toldos para balsones, terrazas y jardines hasta septiembre, y les siguen llamando clientes para solicitar presupuesto e instalación, por lo que han tenido que ampliar su plantilla.

Blanco y en botella ¿no? Todos, o la mayoría, estamos pensando en pasar más tiempo en casa este verano.

Del mismo modo, se han multiplicado las ventas de todo tipo de piscinas: prefabricadas, de construcción, de madera, desmontables y, por supuesto, las piscinas hinchables para niños y niñas. Lógico ¿verdad? Más que nada porque muchas urbanizaciones han decidido no abrir sus piscinas este año, otras ponen limitación de aforo y en otras hay que reservar cita previamente para poder bajar a bañarse. Algo similar a lo que ocurre en la playa.

Otras ventas asociadas al verano “casero”

Y si seguimos tirando del hilo, preguntando aquí y allá, comprobaremos cómo hay ciertas ventas en otros sectores que también se han incrementado, probablemente también por esta situación.

  • Televisores: el aumento en la venta de televisores con respecto a los mismos meses de Junio y Julio con respecto al año pasado es notoria. Obviamente no podemos atribuir directamente esta situación a la presencia del Covid19 y el verano atípico que estamos viviendo pero es más que probable que asís sea.
  • Proyectores y pantallas: por lo mismo motivo, los proyectores y las pantallas se están vendiendo también mucho más que otros años. Y es que si no puedes ir al cine, o no quieres, pero tienes ganas de ver una buena película por todo lo alto, los proyectores pueden ser nuestro mejor aliado.
  • Ventiladores: aunque el incremento de ventas no es tan evidente como el de los aires acondicionados en porcentaje, parece que la sociedad también está comprando más ventiladores este año, sobre todo los que tienen cámara de agua y tiran gotas similares a los nebulizadores de las terrazas de los restaurantes.
  • Muebles de jardín: sillas, mesas e incluso tumbonas para terrazas y jardines.
  • Rejas, enredaderas y mamparas de exterior: todo para proteger tus espacios privados exteriores de las miradas curiosas e incluso de las miradas de delincuentes.
  • Etc.

Vacaciones en la casa del sol naciente

El turismo rural se presenta como la mejor alternativa para pasar las vacaciones de 2020, posibilitando que los pueblos se reivindiquen, cobren vida, que adquieran el protagonismo que no siempre han tenido. Esta es su gran oportunidad. Y también lo es para ti, que siempre has volado lejos, conociendo lugares y horizontes a miles de kilómetros… Sin pensar siquiera todas las bellezas que te estabas perdiendo. Volver al turismo rural es poner un granito de arena para que no se mueran nuestros pueblos.

Los pueblos están teniendo ahora su oportunidad, después de décadas aislados y despoblados cuentan hoy con más posibilidades, precisamente porque en estos momentos buscamos la no masificación, el aislamiento, la naturaleza, el aire libre y limpio, poder disfrutar con nuestra familia o un grupo limitado y muy escogido de amigos de unas pequeñas, -o grandes, por qué no- vacaciones.

Las zonas rurales deben salir reforzadas de una crisis sanitaria como la que estamos viviendo, que puede suponer un punto de inflexión en la forma de concebir el turismo a nivel de todo el territorio nacional. En los pequeños municipios alejados de los puntos más poblados e industrializados, tienen ahora una oportunidad única para volver a vivir sus tradiciones, conectar con su patrimonio cultural, con los paisajes y la riqueza de sus entornos, que muchas veces les han hecho acreedores de ser reserva protegida de la biosfera, por el tesoro que esconden sus bosques y fauna, y que se debe preservar. El turismo rural ofrece todo esto, un plus en calidad de vida y en espacios abiertos y naturales que le permiten afrontar este momento especial de la historia que estamos viviendo con más seguridad y garantías que otro tipo de establecimientos o lugares vacacionales, que si bien están trabajando con toda eficacia en implantar los protocolos establecidos, no cuentan en cambio con un entorno exterior libre de masificaciones como las casas rurales.

Ese alojamiento rural que te has propuesto este verano

Este es un verano un poco especial y diferente a todos los que hemos vivido desde que tenemos recuerdos, una tendencia que ni nos habíamos imaginado porque era como la opción alternativa que siempre estaba ahí, sin problemas, y con muchísima oferta. Las cosas han cambiado, y la búsqueda de un lugar de vacaciones poco concurrido, al que se llega en vehículo particular, en plena naturaleza, con posibilidades culturales y de logística cercanas, se ha convertido en la novedad que nadie esperaba. Y la demanda no cesa de crecer.

El 70% de los españoles planea para este verano pasar las vacaciones en entornos rurales de interior, y el 52% ha visto frenados sus planes de salir al  extranjero y sí en cambio viajar por su propio país.

Pero hay que tener en cuenta los rebrotes, el segundo escenario previsto y real en la actualidad, que condicionan los desplazamientos de los ciudadanos después del confinamiento, y esta situación hace que la realidad del turismo, en cualquier emplazamiento y destino turístico, sea muy distinta de la de los últimos años. Se aconseja huir de zonas muy concurridas, las playas más visitadas están siendo acotadas por zonas con aforos controlados y con cita previa. Así, estas zonas costeras más populares y las ciudades europeas más visitadas, se están quedando fuera de las elecciones de los clientes este verano.

Además, el sector logístico está abriendo los caminos que conectan el campo con todos los bienes necesarios para mantener los alojamientos rurales, con todos los servicios y prestaciones que los clientes puedan necesitar. La situación incierta de los meses que se avecinan hacen que este subsector se posicione como uno de los preferidos para el descanso a corto y medio plazo.

Las zonas rurales han tenido mucho menos impacto directo de la pandemia, por lo cual es posible el alquiler de una casa para uso exclusivo, llegando en nuestro propio vehículo, sin tener un contacto directo con otras personas desconocidas, apenas. Incluso se puede contar con una empresa de transportes para que nos lleve el equipaje y que se deposite en una oficina de Correos, o en una consigna del propio alojamiento si dispone de ella. Es muy importante que estos pequeños establecimientos cuenten con distribuidores fiables, puesto que, independientemente de las bellezas y el encanto del lugar, si faltan equipamientos, consumibles, bebidas o alimentos, los clientes no van a volver.

Dónde encontrar una casa rural con encanto

Hemos podido comprobar en la web de la plataforma  Ruralzoom toda la oferta turística que tienen, cuentan con un buscador de alojamientos, casas rurales, restaurantes y actividades de ocio y aventura. Esto posibilita que, desde una única plataforma, puedas organizarte y reservar todas tus opciones de ocio de manera sencilla, además, te facilitan el contacto con los propietarios de negocios turísticos, para que puedas acordar directamente con ellos algunos aspectos de tu estancia, y personalices tu escapada con aquéllos planes que más se adapten a ti. Cercanía y autenticidad son las dos palabras que definen Ruralzoom, lo que les posiciona como una de las empresas preferidas a la hora de buscar un alojamiento rural.

Las grandes posibilidades de los destinos poco concurridos

El turismo rural tiene muchas alternativas extras que ofrecer a los viajeros, y la primera ventaja es el rechazo que siente la mayoría de la población a las zonas concurridas, actualmente. Los pueblos son zonas casi despobladas, en muchos casos, a los que podemos llegar en nuestro propio vehículo, son zonas verdes y limpias, no hay contaminación, siendo todos estos motivos que dan tranquilidad al viajero. La gente más joven, entre los 20 y 30 años, está comenzando a descubrir este nuevo tipo de turismo, que les hace conectar con lo auténtico, con la Naturaleza en estado puro. La seguridad sanitaria que permiten estos alojamientos es una de las ventajas que más atraen a los clientes, si bien este punto es una de sus mayores preocupaciones a la hora de salir de casa. Estos entornos más seguros deben contar con los elementos de protección indispensables –geles, guantes, mascarillas- así como con los certificados que garanticen a los viajeros una estancia saludable en un escenario como el actual.