El vino, una referencia gastronómica a nivel estatal

Si tuvieseis que elegir un único producto que defina a la gastronomía española, ¿cuál sería vuestra elección? La verdad es que es una pregunta que sabemos de antemano que es muy difícil de responder. Y es que España tiene una barbaridad de productos que son de primera calidad y que son muy explicativos de lo que es y cómo funciona nuestra tierra. Es probable que, en primera instancia, se os vengan a la mente productos como lo son el jamón, la paella, el gazpacho… y está claro que nos os podemos culpar por ello. Sin embargo, sí que consideramos que el producto estrella de nuestra gastronomía es otro. Nosotros apostamos por el vino.

Son muchas las zonas de nuestra geografía que son propicias para la elaboración de un producto como lo es el vino. Los amplios campos de La Mancha, de La Rioja, de la ribera del Duero… son excelentes para el cultivo de vid, un cultivo que genera muchos beneficios para nuestra tierra y que, desde luego, tenemos que tener en cuenta a la hora de valorar en su justa medida un poducto como este. El vino es, en efecto, una de las mejores maneras de expandir la marca España a lo largo y ancho del mundo.

Una noticia que fue publicada en el portal web especialziado en vino Vinetur indicaba que la mitad de la producción de vino en todo el mundo se genera en España, Francia e Italia. Y es que el sur de Europa es uno de los mejores terrenos para hacer posible la existencia de un producto que es toda una joya. Todas las personas que somos consumidoras habituales de vino sabemos que, si no existiera este producto, habría que inventarlo porque sin él nos sentimos huérfanas. Es una gran suerte que España sea una potencia tremenda en lo que respecta a su producción.

Otra noticia, que en este caso vio la luz en un diario de prestigio como lo es El País, informaba de que Italia es el principal país productor del mundo en materia vinícola, España el más exportador y Estados Unidos el que más consume. Desde luego, muchos de nuestros vinos son exportados hasta el gigante americano y esta es una de las mejores noticias que se puede relacionar con el vino de nuestro país. Y es que, como vemos, este producto recorre fronteras y llega hasta puntos muy alejados de nosotros, lo que significa que su calidad es excelsa.

Es evidente que no todos los países tienen la capacidad de producir vino de primeras calidades. En nuestro país sí tenemos esa posibilidad y no cabe la menor duda de que la estamos explotando al máximo. Buena prueba de ello es la facilidad que tienen nuestras bodegas para comercializar su vino. Es el caso de Bodegas Bocopa, de la provincia de Alicante. Hace poco charlamos de manera telemática con sus dirigentes, quienes nos comentaron que la campaña correspondiente al año 2019 funcionó realmente bien y que el consumo de sus vinos está manteniendo una tendencia alcista desde hace varios ejercicios.

Creemos que el COVID-19 no se interpondrá en dicha tendencia

En los momentos en los que nos encontramos, muchas personas han manifestado su preocupación acerca de la crisis económica que va a escoltar a la crisis sanitaria que acabamos de padecer. La verdad es que se trata de un asunto muy serio y que merece toda nuestra atención, pero creemos que esa crisis no va a afectar a lo que tiene que ver con el consumo de vino que existe tanto en el interior de nuestras fronteras como más allá de ellas.

La gente se ha dado cuenta de lo importante que es una buena alimentación y de lo importante que resulta, también, apostar por productos de calidad y que sean propios de la gastronomía nacional. Precisamente por eso podemos decir que el vino, una de las estrellas de la agricultura y la gastronomía española, va a seguir teniendo una aceptación muy grande en nuestra sociedad. Y es que el vino es, como ya os hemos comentado, la gran seña de identidad de un país como el nuestro en los tiempos que corren.

Estamos convencidos de que el vino va a seguir siendo la clave del buen momento de la industria alimentaria española. Nos lo merecemos. El mimo con el que se elabora este producto hace que todo el proceso confluya en la elaboración de un caldo de la más alta calidad, que nada tiene que envidiar a los vinos franceses o italianos. Es algo de lo que, desde luego, tenemos que sentirnos muy orgullosos y que tenemos que seguir promocionando tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. La buena salud del vino español redundará en la buena salud de la economía de este país.

La importancia de las joyas en nuestras vidas

Las joyas existen desde los tiempos más remotos y han sido un complemento infaltable para complementar el look de la mujer. Sin lugar a dudas le dan más belleza y distinción a la mujer bien vestida. De hecho, hay muchas mujeres que hasta sienten que les falta algo si no las llevan, y es que su vestuario no está completo sin una pieza de joyería que combine con la ocasión.

La joyería en el paso del tiempo

La historia de la joyería nace de la mano de la historia del hombre. Este desde sus inicios, ha tomado diferentes materiales y los ha transformado para usarlos luego como adornos que le aporten distinción y los haga resaltar dentro de su círculo social.

La joyería ha ido evolucionando con el paso del tiempo. El diseño de las piezas ha pasado por cientos de  nuevas  tendencias en las que se pueden apreciar  formas, colores, materiales, texturas, procesos e incluso conceptos; siempre al paso de la moda pero con su propio toque especial que lo hace único y con estilo.

Desde un principio el hombre paleolítico adornó su figura con diferentes materiales con la intención de destacar entre sus semejantes, es así como a través de las diferentes épocas el hombre ha transformado las joyas según su cultura, ciñéndolas a sus creencias, a su sentir, a su entorno social. 

Por ejemplo, a las mujeres les  apasiona la joyería ya que representa un símbolo de feminidad. La joyería siempre las ha hecho sentir más bellas y seguras. La importancia de la joyería reside en su propiedad de resaltar la belleza natural de una mujer, quien exalta sus atributos cuando viste una joya.

Las joyas son un detalle magnífico que forman parte de la vida de las mujeres casi desde que nacen, y es que  a los pocos meses de venir al mundo ya las madres se ocupan de ponerles a sus bebés pequeños pendientes de oro para lucir durante sus primeros años, para que luego, estas los puedan cambiar por otro accesorio de su elección. 

Las joyas, accesorios de aceptación social y autoestima

Abraham Harold Maslow —psicólogo estadounidense, y uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista—, influyó en como la sociedad percibía al mundo al proporcionarle un nuevo modelo del estudio del comportamiento humano. Maslow propuso una estructura con forma de pirámide para explicar las necesidades humanas psicológicas y físicas. Este diagrama consiste en una serie de escalones que llegan a la cúspide, la cual está coronada por la autorealización a la que se llega cuando se logra un estado de armonía y entendimiento. Mientras, en la base, las necesidades básicas o fisiológicas sostienen la representación de la estabilidad mental del ser humano.

La joyería podría situarse en el tercer escalón llamado “aceptación social,” ya que es una necesidad psicológica, que se satisface cuando los seres humanos cuidan de sí mismos y su apariencia. Estos tienen la necesidad de pertenecer a un grupo social o de ser aceptados por aquellos que consideran iguales, lo cual guarda una relación muy íntima con la apariencia. Sin embargo, de igual forma, esto también se relaciona con el cuarto nivel de la necesidad de autoestima, en el cual los individuos se sienten satisfechos con sus logros personales.

Muchos de los objetos cotidianos se podrían considerar diseños emocionales, incluyendo la joyería. Esto porque tienen una relación muy íntima  con la persona que los lleva, así como con aquellos que lo observan. Causan admiración y un cierto grado de placer a aquel que los usa,  ya que recibe un efecto agradable en su estado anímico.

El verdadero valor de una joya

Hoy en día, existen en el mundo coleccionistas dispuestos a poseer joyería contemporánea, lo cual representa un mercado de oportunidades para diseñadores y creadores de artículos sostenibles, de lujo, deseo y cargados de altos valores de uso, cambio y signo. Así, la joyería contemporánea viene a reinventar el valor de uso al convertirlo en una pieza de colección, manteniendo el valor de cambio y de signo bajo los propios materiales y a través de los conceptos expresados, pero sobre todo, ha logrado diversificar un campo que parecía muy específico.

Hablar de joyería ya no solo es sinónimo de moda, y no solo implica el uso de oro, plata, diamantes y piedras preciosas. La joyería ha elegido una nueva ruta a seguir en la que los materiales que la conforman ya no son lo que le representa su principal valor:

  • Valor de uso: En sí, muchos de los artículos de joyería no presentan un valor de uso, debido a que su función primordial no guarda relación con poder realizar ciertas actividades. Claramente, los seres humanos, con o sin joyería, pueden realizar sus actividades diarias a la perfección.  De hecho, hasta se podría decir que la joyería entorpece dichas actividades; sin embargo, su función principal es el de adornar e impactar. En una encuesta realizada a varias mujeres, la mayoría de estas dijeron que se sentían incomodas cuando no usaban joyas, otras dijeron que se sentían del sexo opuesto, y unas pocas más dijeron que se sentían como desnudas. Eso nos lleva a preguntarnos, ¿cómo es que la ausencia de un objeto que podría entorpecer algunas capacidades de movimiento, puede causar que una persona se sienta incómoda?
  • Valor de cambio: Por lo general la joyería de más valor es la diseñada con piedras y metales preciosos, de finos acabados y detalles.
  • Valor de signo: La joyería además de un valor de cambio tiene un gran valor de signo. Un artículo de joyería puede estar hecho de materiales de bajo costo y sin embargo podría valorarse precios altísimos tan sólo por la marca que lo comercializa. Este mismo apartado También podría referirse a otro aspecto: el valor sentimental, debido a que las piezas de joyería pueden convertirse en objetos de gran valor emocional para sus dueños, debido a que guardan recuerdos y sentimientos que pueden alcanzar un significado mucho más allá que cualquier valor económico. Así mismo, también podemos agregar un tercer valor denominado: valor conceptual. Hoy en día existe un movimiento de joyería llamado joyería contemporánea, cuyas piezas se consideran genuinas obras de arte. Estos artículos buscan confrontar al espectador así como al usuario; y en ocasiones, incluso están diseñadas con elementos poco convencionales y no son pensadas para ser utilizadas como parte de un atuendo, así que su valor radica en otro tipo de aspectos —aunque tengan que ver con los costos de producción—, y su valor más resaltante es su originalidad, manufactura, concepto, valor artístico y experimental.

La joyería y la mujer

Las joyas son un detalle magnífico que forma parte de la vida de las mujeres. Como decíamos, a los pocos meses de venir al mundo ya las madres se ocupan de ponerles a sus bebés pequeños pendientes de oro para lucir durante sus primeros años, para que luego cuando ya son adolescentes, ellas mismas van cambiando sus pendientes e incluso puedan decidirse por otro accesorio de su elección e incorporar otras joyas a su cuerpo como colgantes de plata personalizados, anillos, collares, pulseras, etc.

En algunas familias las joyas heredadas de generación en generación incluso representan como amuletos de la buena suerte y quien las lleva no las deja nunca porque piensa que sin ellas no se sentirá igual de bien. Otras joyas que tienen un valor sentimental de gran peso son aquellas que llevan el nombre o las iniciales grabadas de la persona que las posee.

Por otro lado, aunque todos los regalos son importantes, las joyas son especiales porque casi siempre evocan un recuerdo romántico y otros momentos importantes en la vida de una mujer, como la proposición de matrimonio, la ceremonia de bodas, un regalo de un hijo a una madre en su cumpleaños, o de una madre a su hija de una joya de familia que ha sido heredada por generaciones.

Así mismo, cada país tiene sus propias costumbres y modas para el uso de las joyas, igualmente estas son compañeras más leales y preciadas de una mujer, ya sea porque realzan su belleza, le dan el toque distintivo a su atuendo o les recuerdan a un ser querido.

Las joyas como medio de comunicación

Las hábiles manos de los diseñadores  moldean los metales preciosos para crear lujosas colecciones de collares, pendientes, brazaletes e incluso bisutería, para que estos metales artísticamente elaborados luego puedan encontrar a su mujer ideal, la cual adornará su belleza con  una joya que le cuente al mundo sus atributos. 

Por eso mismo, Joyería Lorena, especialistas en joyas para variedad de ocasiones, explican que los fabricantes del mercado deben estudiar con mimo el diseño de sus joyas porque tienen que tomar en cuenta variedad aspectos, como la personalidad de las mujeres, si estas lo que buscan es sentirse cómodas, elegantes o discretas, ya que deben trasmitir el mensaje de su interior a cada aquel que admire su brillante complemento. En otros diseños se tiene que pensar en la mujer a la que le gusta llamar la atención; de manera que se le pueda sorprender y encantar con un diseño más atrevido y divertido.

Cuando las joyas están terminadas, se les debe observar y analizar pensando en la historia que cuentan, ya que esto será lo que diga de la persona que la luzca. Por ejemplo, algunas mujeres solo quieren completar el conjunto que conforman la ropa, los zapatos, el bolso, el peinado y finalmente las joyas, mientras otras quieren con una joya atrevida que  logre atraer la mirada de todos.

La necesidad de las rehabilitaciones profesionales

La construcción en España es un sector que mueve muchos millones de euros en España. Las empresas como Cubiertas Estévez piensan que, tanto su sector como los particulares necesitan siempre unas rehabilitaciones que respondan a las necesidades que se tengan. Siempre es necesario apostar por buenos materiales y profesionales que sean capaces de ofrecer un mejor rendimiento. Se piensa que es una labor que de una manera u otra siempre va a demandarse, aunque haya periodos en los que haya mayor o menor demanda.

Los usuarios demandan una relación calidad precio en la que se ofrezcan trabajos de calidad, lo que ha hecho que el sector tenga que esforzarse para dar respuesta a las necesidades de la clientela.

¿Qué aspectos debemos tener cuenta en la rehabilitación y reparación de las cubiertas?

Una empresa que tenga la debida experiencia en la reforma de los tejados y repare cubiertas debe trabajar en muchas ocasiones en la transformación de los espacios que se producen bajo la misma, en otros más habitables.

En muchas ocasiones, solían ser desvanes o trasteros que terminando siendo transformados en estudios o habitaciones de lo más aprovechables. Por este motivo es importante que puedan ser habitables, con especial cuidado de la ventilación, el aislamiento o la ligereza.

¿Cuáles son los factores en común de las reformas de tejados y las cubiertas?

Están garantizados

Se deben utilizar productos y sistemas de garantía, de tal forma que se asegure que la rehabilitación que se realice sea definitiva.

Son ligeros

Los materiales a utilizan van a ser ligeros para que no exista una sobrecarga en el peso de la estructura original del edificio en cuestión.

Sencillos de colocar

Son sistemas muy simples con los que podemos trabajar de forma segura y con gran agilidad.

Estéticos

Algunas de las rehabilitaciones precisan de contar con una estética de acuerdo al entorno que rodea a los edificios en cuestión.

Los especialistas suelen elegir las construcciones que tienen cubiertas realizadas en madera. Con este material se pueden construir toda clase de estructuras como porches, tejados y otros.

Si vamos al sistema constructivo, la madera se adapta a todo tipo de construcciones, lo que hace que sea una solución ideal, tanto para las rehabilitaciones tanto para obras nuevas.

La madera es un sistema para la construcción que tiene la cualidad de adaptarse a todo tipo de construcción, lo que es una buena solución, en las rehabilitaciones y en la obra nueva.

Rehabilitación y reforma de cubiertas en madera

Este sistema constructivo, si lo vemos desde una perspectiva histórica, podemos decir que es el de mayor antigüedad del planeta, pues la madera fue base para su construcción. Hablamos de un material de lo más apreciado desde el punto de vista estético y donde la sostenibilidad y la versatilidad en el diseño de los espacios son amplios diáfanos y cálidos.

Se suele demandas la certificación en todos los casos de que la madera que se suministre por los proveedores sea de magnífica calidad, debiendo proceder de las explotaciones sostenibles.

¿Cuáles son las ventajas de las cubiertas realizadas en madera?

Desde el punto de vista estético son evidentes, donde los acabados interiores bajo la cubierta son de lo más variados, siendo esto un plus.

Proporciona un elevado índice de aislamiento en el plano térmico, lo que proporciona un comportamiento acústico de elevada calidad.

Se hacen rápidamente, con un 60% más rápido que el tradicional forjado.

Es una cubierta de menor peso que las construidas en hormigón.

No precisan demasiado mantenimiento.

En cuanto a los costes, tienen un coste menor, del orden de un 20% más barato que los tradicionales sistemas de hormigón.

Por todo ello, parece evidente que contar con buena madera y profesionales de nivel, son una garantía de éxito total en los proyectos de cubiertas.

Cuando se quieren resultados de verdadera calidad, está claro que las empresas en las que confiemos deben tener una experiencia que avale su actividad De nada vale optar por una empresa barata si al final sus rehabilitaciones se hacen con instrumentos de mala calidad, pues nos van a salir caros, algo que no compensa.

En este sentido, los usuarios cada vez demandan más buenas rehabilitaciones y es más exigente, pues no se acepta ya cualquier tipo de trabajo. De esta forma el sector, con la llegada de Internet y el trabajo de unas administraciones más rigurosas en sus regulaciones, han ayudado a que las rehabilitaciones, en especial de las cubiertas, respondan a las necesidades actuales.

Por todo ello, queda claro que es fundamental apostar por unos buenos materiales y que los profesionales que los instalen tengan el nivel que se espera para el mejor de los rendimientos.